Los 20 peores programas de RCN y Caracol tras 20 años al aire

El pasado 10 de julio de 2018, Caracol y RCN cumplieron los primeros veinte años de haber salido al aire. Y como quiera que ya en esta casa editorial pobre pero honrada sabemos que existen los Rescatados de nuestros “Años tenebrosos”, ahora haremos el ejercicio contrario: el de los antirescatados: programas que ni por el putas rescataríamos, que simbolizan lo peor de la TV privada durante estos 20 años. Para equilibrar las cargas, serán 10 programas de Caracol y 10 de RCN. El orden en el listado es puramente circunstancial, todos han hecho méritos para llegar al primer lugar. Seguir leyendo “Los 20 peores programas de RCN y Caracol tras 20 años al aire”

El tesoro: cuando se gana al rival con oropel

novela colombiana tesoroTras el macheteado final de Sinú, río de pasiones, ese terrible fracaso que no gustó ni a críticos ni a televidentes, Caracol vuelve a las andadas con su Tesoro, otra de sus malditas historias “diferentes y divertidas”, sus clásicas gritonovelas/novelas de oficina, que han hecho carrera en el canal del molusco desde Cómplices, pasando por Nuevo Rico, Nuevo Pobre, Vecinos, Clase ejecutiva, La teacher de inglés, El Secretario, Donde carajos está Umaña,  La Hipocondriaca, Los canarios,  La suegra,  La Tusa, entre muchas Seguir leyendo “El tesoro: cuando se gana al rival con oropel”

Sinú, rio de pasiones y mediocridades

Natalia Jerez - Felipe Guerra - Cristian DangondDe los mismos productores de mediocridades varias como Amor de Carnaval llega a nuestras pantallas Sinú, río de pasiones, telenovela que muestra una irrealidad de Montería: tierra donde por cualquier bobada hacen una fiesta (en menos de 20 minutos de emisión hubo como tres) con dosis industriales de whisky y vallenato. A propósito, yo no sabia que Córdoba es ahora colonia cubana: he escuchado más acento de la isla en esta novela que en Celia, su rival de horario. Ah, y Abel Rodriguez compite contra sí mismo en el mismo horario…por ahora.  Seguir leyendo “Sinú, rio de pasiones y mediocridades”