Una vez más, el man(teco) es Germán

Los de RCN demuestran cada vez que no tienen una programación que valga la pena: Vive del pergamino del pasado con Betty, y le alargan la vida artificialmente a un personaje tan ridículo como Germán. A veces, como la canción de la cantante estadounidense, es mejor The power of
Goodbye que vivir produciendo pena ajena. Aplica para la cantante de Michigan, aplica para “El Macho alfa” y su insufrible “manada”.

En el más reciente Festival de Eurovisión, celebrado en Tel Aviv, Madonna fue invitada musical especial. Pero verla en el certamen musical más grande del Mundo fue como ver a la artista pop más grande en su peor decadencia: Desafinadísima (y eso que La Ambición Rubia nunca ha sido la mejor voz), predecible y sin brillo. Más o menos lo mismo puede decirse de la cuarta parte (me resisto a llamar temporada a algo que no lo es) de El Man es Germán, el asqueante spin-off de esa espantosa producción que fue Las detectivas y el Víctor.

Los personajes cada vez se ven más y más ridículos. Nadie les cree que, 10 años después de ser personajes de reparto de la telenovela en cuestión, todavía valga la pena seguir viendo este sainete de medio pelo, con bailes ridículos y vestuarios como de Tierra Santa en rebajas, que hasta en un preescolar podrían hacer mejor. La muletilla del “Oe!” se hace fastidiosa desde los primeros 5 minutos de programa.

Santiago Alarcón involuciona al encasillarse en este personaje tan ridículo,
cuando la historia no da más de sí. Además, Julián Arango como antagonista se ve demasiado sobreactuado, y Patty Fastidio y doña Grace son realmente irritantes como personajes principales.

¿Mataron al personaje de Jasbleidy solo porque no pudieron negociar con la actriz que hacia su personaje? ¿En serio no había una mejor idea que inventarse una trama de “amor de barrio” con embarazo de por medio entre Jonathan, el hijo de Germán y Britney, una vecina? ¿Con esta payasada aspiran remontar la pésima racha en ratings?

Me vale que haya logrado en su debut casi 11 puntos- ¿Apelando a la chabacanería y a la televisión a los alaridos? Canal RCN… ¿porqué te gusta fracasar tanto?