La Nocturna despertó a Caracol

Confieso que decidí ver La Nocturna con la intención de ver una propuesta que no fuera ni bionovela, ni narconovela, pero que no se volviera otra de las telenovelas a los alaridos tan propia del horario de las 10 p.m. de Caracol.

Diferentes historias se entrelazan en La Nocturna: Desde el campesino que sale muy temprano de su casa a ganarse la vida y que, tras graduarse de bachiller, lo recibe la gran ciudad, la pareja que trabaja en un restaurante (sobreactuadamente representados por Yuri Vargas y Jimmy Vasquez), la madre cabeza de familia desesperada (personificada por Carolina “cabeza de calababaza”Acevedo) con un hijo-Pepito Grillo, un marido loser y una suegra insoportable.

También participan Viviana Santos y José Daniel Cristancho.

Como se ve, tenemos una trama coral donde parece que hay elementos que me pueden reconciliar con las producciones de la TV privada colombiana. Tal vez el horario no sea el mejor (incluso, en mi timeline, una de mis seguidoras sugirió que cambiase de horarios con la plana de Los Morales), pero creo querer darle una oportunidad a La Nocturna.

Muy al margen de mis prevenciones con parte de su elenco, por alguna razón, me pregunto: ¿estaré frente a la producción colombiana rescatada de 2017? No lo sé, al menos no por ahora. Pero apunta maneras… creo que me puedo matricular a un segundo capítulo en la Academia Graham. Apunten bien esto: La última vez que me pasó con una novela de Caracol fue con La bruja en 2011. Por fin siento estar viendo una telenovela que no traiciona mi inteligencia. Por fin parece que Caracol pasa el año con una novela.