Los tres delitos de La ley del corazón de Canal RCN

ley-del-corazon-rcn

Tras dos emisiones de La ley del corazón en Canal RCN, los comentarios sobre esta nueva telenovela se pueden reducir a tres grandes críticas, las cuales se ven reflejadas en los tibios niveles de sintonía de la juridiconovela que quizás es más apta para competirle a Tu voz estéreo que para poblar el horario AAA de la televisión abierta colombiana.

1.  Tiene baches argumentales.

Canal RCN, muy a pesar de tener en sus manos una de las obras póstumas de Mónica Agudelo, una trama coral con el que podría darse un mejor resultado, un tema no tan trillado como las bionovelas , traquetonovelas, corronchonovelas o refritos de series americanas metidas a los empujones como telenovelas, sin embargo, no aprende que ni la estética glamurosa y de alto standing, las escenografías cuidadas (como la sala de audiencia del divorcio del primer episodio), o un elenco con figuras como Judy Henriquez o Carlos El Gordo Benjumea no compensan los baches argumentales, los saltos abruptos entre historias, actores repetidos en demasiadas producciones como Sebastián Martínez (entre Anónima, Un minuto para ganar Kids, Contra el Tiempo y Bloque de búsqueda, ya lo hemos visto más que suficiente), o Carolina Acevedo (que viene del desastre de En la boca del lobo), Carolina López (que viene de bodrios como el malogrado remake de Azúcar o Todo es prestao) o Carlos Hurtado (como otro cliente del bufete, pero que personifica al fugitivo papá Vega en la novela de las ocho); o clichés como el de la despedida de soltero con mujerzuelas.

2. Es excesivamente incorrecta en temas legales.

Pero todo se va definitivamente al carajo cuando en el libreto dicen una frase jurídicamente incorrecta como “Demanda penal”. Y sigue empeorándose cuando la novia abogada (Laura Londoño) se tropieza con uno de los abogados de la competencia (Luciano D´Alessandro), sobre la cual surgirán las subtramas. Entre ellos no sentí nada de química. Y es que D´Alessandro es tan frío como un iceberg; como protagonista no transmite mayor cosa. Su coestelar tampoco se queda muy atrás. Y tampoco lo producen los casos que se mostraron en la firma de abogados. Cuernos, cuernos y más cuernos. Así de trillados no son estos despachos. Es más, los divorcios ni siquiera son los procesos más frecuentes de estas firmas (lo son los alimentos). Por cierto, el art. 115 del Código  de Tránsito no dice nada sobre inmovilizar un vehículo. ¡Al menos cuiden esos detalles, por favor!

3. Sacrifica rigurosidad por espectacularidad.

El operativo del CTI en plena boda (el cual supongo se inspiró en la fallida primera boda de la directora del ICBF), realmente se vio demasiado forzado como argumento ¿Quién dio esa noticia criminal? ¿Eran necesarios tantos agentes del CTI armados para un operativo como estos? ¿En qué quedó algo tan elemental como la simple lectura de derechos del capturado? ¿Homicidio agravado bajo qué causal? ¿Qué Juez madrugó tanto para dictar esa orden de captura? –porque flagrancia no hay ahí ni por equivocación- ¿Qué Fiscalía es esta que ni parece preocuparse por llevar a audiencia de control de garantías al capturado novio frustrado (Sebastián Martínez)? –Porque la consecuencia de no hacerlo es que debe darle la libertad, sea o no fin de semana-. Como se puede ver, en aras de privilegiar el melodrama, descuidaron muchísima de la terminología legal.

Yo le perdí todo respeto desde ahí. Y dudo que lo recupere alguna vez. Tanto como el rating para un canal habituado a relegar a las novelas de las 8 o de las 9 que no le funcionaron a las 10 de la noche. E igual, siguen fracasando.

Y vistos los resultados de rating, donde la telenovela solo alcanzó una fría cifra de 7.9 (que ya viene siendo habitual en los estrenos en este horario en Canal RCN), superada por su rival de patio y sin entrar al top 3 de audiencias, se nota que el culebrón de abogados perdió su primera batalla.

En conclusión, una novela con mucho cacique, pero poco indio. Con mucho dramatismo forzado, así el tema jurídico se trate a las patadas. Y es una pena que en un país que produce tantos abogados, los libretistas de esta producción no cuidasen el léxico ni la trama para hacerla ajustada a la realidad de la vida judicial y del litigio. Es más ajustada a nuestra realidad hasta Legalmente Rubia que La ley del Corazón.  Y ese opening con reggaetón fue solo otro clavo más para el ataúd de esta producción que, parafraseando lo que dice el Código Civil, ni bien se alcanzó a desprender del vientre materno, cuando, para mí, ni siquiera respiró un instante siquiera. Veredicto: Culpable de estar tan mal hecha. Contra esta decisión no proceden recursos.

Notifíquese y cúmplase.

  • Manuel Mojica

    JORGE BARÓN Y SU DESTINO

    Ya se adjudicó el Canal Uno al grupo PLURAL y ahora uno de los que quedó por fuera tiene una demanda por prevaricato ante el Consejo de Estado, los demandantes son Jorge Barón y su abogado el excomisionado Eduardo Noriega y yo no sé si estaría inhabilitado para ejercerlo porque fue comisionado de televisión cuando era la adjudicación de espacios en el Canal Uno que le dió a cuatro consorcios hace doce años? Desde que llegaron los canales privados y posteriormente ellos dominaron la audiencia, la decadencia de Jorge Barón empezó a aumentar y de qué forma que hasta el 2003, sólo contó con El Show de las Estrellas y al año siguiente, llegó el informativo Telepaís, era bien, pero decayo con la presentación solitaria de Jorge Barón y pregrabando las emisiones y qué decir del escaso equipo periodístico y ya la mayoría dice que Telepaís es el noticiero más pobre y mediocre que se alegran cuando 28 de abril se despide de la teleaudiencia. Lo otros espacios como Realidades, telenovelas extranjeras como las Marias de Thalía, Viva la pepa y demás y series viejas como El hombre increibe, El hombre nuclear, Hércules, La mujer biónica y McGyver y otro más espacios pero fueron regalados a televentas, programas institucionales y programas religiosos que no debieron emitir en esos horarios.
    El único rescatable es el Show de las Estrellas que ojalá Caracol o Plural lo acoja para ser parte de la programación nacional, aunque algunos digan que ya es igual de mediocre, que sólo hay artistas colombianos y sobre todo, criticando las pataditas de la buena suerte, así diga con pie de atleta.
    En el 2014 aparte del Show de las Estrellas y Telepaís tenían telenovelas enlatadas como Se solicita principe azul, Besos robados y Olvidarte jamas, ésta última fue emitida anteriormente por Caracol y una de las series gringas de gran recordación Guardianes de la bahia, pero terminaron en los mismos con las mismas hasta iba a tener espacios que sólo quedaron en el papel como una franja de peliculas y unos espacios de entretenimiento, yo no sé por qué Jorge Barón con 47 años da muestra que ya como programador de televisión llegó al olvido o a su decadencia?, sobre todo regalando espacios a televentas de salud y programas religiosos que no deberían estar en algunos horarios. Y me gustaría si hubiera un inspector de televisión, para saber si tiene equipos propios para la TDT y sobre todo en HD, aunque digan que dudan mucho que está preparado para eso por los equipos obsoletos, yo no sé si siguen usando. Hay personas que de pronto es un castigo fuerte contra la programadora por varias razones:
    La tacañeria y la megalomanía porque le gusta hacer sólo sin unirse con nadie por eso que CM& y NTC de pronto se alegrarían porque se canso de las presuntas cualidades mencionadas.
    Pregunte si quiera a varias personas que trabajó, algunos artistas, Edgar Hoozman, Margarita Vidal y hasta el critíco Omar Rincón sobre la presunta forma de ser.
    Su abogado diga que no es la “piedra en el zapato” aunque no le creen diciendo que miente tanto él y su abogado porque no acepta don Jorge que la televisión colombiana ya no es la misma, que está en su demencia senil y otras cosas más.
    Lo que mencioné de los equipos propios y sobre la programación, porque de pronto dirán si va a seguir con la misma mediocridad, ya como programadora no tiene futuro.
    Espero que se enfoque sólo en el Show de las Estrellas, pero como les dije que Caracol en señal nacional o el grupo Plural lo acoja para que pueda seguir con su Entusiasmo! o si no, nos tocó dar un entierro a Jorge Barón en la televisión colombiana, porque sea por una o varias razones lo castigaron.
    Acuerdese de Chabelo, su programa en En familia, no alcanzó a cumplir 50 años y este mes se conmemora el primer año de su salida del aire.
    Será que la presunta soberbia mató o castigó televisivamente a Don Jorge?
    Será que Caracol o Plural le da la patadita de la buena suerte para transmitir su Show de las Estrellas en toda Colombia?

    Todos estos años la gente en la calle me dice que el Canal Uno es de Jorge Barón y siempre les digo que es del Estado, será que algunos se sienten en carne propia? ya que después del 1o. de mayo dirian: Por fin con la salida de Jorge Barón ya no volverán a decir que el Canal Uno es de él. Bueno y ya no hay más Entusiamo, Agüita para mi gente y la patadita de la buena suerte.

    Lo de si mató o castigó, así sea por parte de la ANTV, CM& y NTC, estos dos últimos lo dejaría solo por la presunta soberbia del presentador.

    Y preguntas, si no te gusta el actual formato del Show de las estrellas y entonces, cual es para tí, el formato ideal?
    y que tipo de cantantes quieres? si no te gusta la música popular.

    HE DICHO!.

  • Erika

    Respecto a estas tres críticas, yo tengo mi propio punto de vista.
    La crítica 1. Aunque no estoy de acuerdo en todo, no considero importante dar debate.

    La crítica 2. Estoy totalmente de acuerdo en lo que mencionan respecto a la “demanda penal”, NO EXISTE DICHA FIGURA, y a mí también me incomodo.
    Ahora, afirman que las demandas más procuradas son las de alimentos y no las de divorcio. Están muy, pero muy MAL. Por lo regular la demanda de pensión alimenticia viene intrínsecamente con la del divorcio, claro, siempre con sus excepciones, como madres o padres solteros, o quien tenga derecho a pedirlos, etc… .
    Lo que critican de que el personaje de Julia, cita el artículo 115, del Código de Tránsito, POR FAVOR!, se notó en la trama, que era una artimaña de ella, lo dijo para ver si salía del problema, lo que en la realidad mucha gente hace.

    La crítica 3. Cuando la fiscalía considera que un presunto responsable de un ilícito puede evadir a la justicia, por supuesto que consigue la orden de aprehensión, en este caso Camilo se iría de luna de miel fuera del país, y esa es una gran razón para hacer “madrugar a un juez”.

    No digo que yo este en lo correcto, pero es mi punto de vista y me amparo en el principio de: “La libertad de expresión, en todas sus formas y manifestaciones, es un derecho fundamental e inalienable, inherente a todas las
    personas”.

    • Tu tormento +9000 comentarios

      Algunas claridades: las demandas más frecuentes en los despachos de familia sí son los procesos alimentarios. No lo digo yo, lo dicen las estadísticas de la Rama Judicial.
      Es muy poco probable que un agente de tránsito caiga con la artimaña del artículo errado del Código de Tránsito. Pero sí pudo corregirse ese punto.
      Y por último: NINGÚN juez colombiano “madruga” por esas aprehensiones. Créame. NINGUNO.