En Bloque de búsqueda Novoa interpreta a su mismo personaje de Alias el Mexicano [Opinión]

actriz colombianaTras el estreno de La niña en Caracol, RCN vuelve a tropezar contra la misma piedra. Teniendo en cuenta que Azúcar no hizo ni cosquillas a La esclava blanca, exiliaron el remake al horario de las 10 pm, y en emisión de media hora. Como es ya costumbre, ninguna cabeza rodará en el canal de las tres letras ante el predecible descalabro que tengan en rating –mermeladas a Ibope aparte-.

Sara Gutiérrez seguirá impunemente con su política de programación digna de chofer de buseta, embutiendo y embutiendo más programas en la misma franja que sus rivales de patio.  ¿Qué es Bloque de Búsqueda? Otra supuesta historia basada en hechos reales, pero que en realidad es poco más que una “reunión de egresados” de A corazón abierto + El Estilista + libretos de operativos descartados de Comando élite  + la estética y fotografía de Alias El Mexicano + Corazones Blindados y un largo etcétera de tombonovelas que no despiertan ni un mal pensamiento. Vistas unas, vistas todas. Así hagan los habituales lanzamientos en Soacha.

Nada más irritante e inútil que el forzado acento santandereano del personaje de Sebastián Martínez en Bloque de búsqueda, tan forzado como su pretendida química con Verónica Orozco. Incluida la escena de los “cucos” justo en el momento en que la imagen de la Policía Nacional está en su peor momento tras el escándalo de la Comunidad del anillo, apelar al patrioterismo barato de exaltar a “los héroes de la patria” como el discurso inicial del personaje de Rafael Novoa, pero con un elenco que no convence y con el sol a las espaldas, fue  lo peor que pudo hacer RCN, solo por tener qué lanzar prematuramente.

Novoa actúa igual como policía en Bloque de búsqueda que como lo hizo en Alias El Mexicano. Bueno, era eso o repetirse como médico, como pasó entre A corazón abierto y Sala de Urgencias. Ah, y Kriss Cifuentes en el papel de Fabricio Poveda en esta novela y luego en Azúcar como Maximiliano Solaz. Rotación de elenco: cero. Y el cabezote fue de esos que le resumen a usted toda la novela, haciéndola ver casi como la versión detrás del espejo de Escobar, el patrón del mal.

En suma, el episodio debut de Bloque de búsqueda nos obliga a preguntarnos: ¿otra vez Carolina Gómez como la abnegada ama de casa desesperada? ¿Quién les dijo esa mentira a los de RCN de que Brian Moreno tiene talento? ¿Esa secretaria chismosa y ligeramente ligerita de cascos qué aportaba a la historia? ¿Otra vez una trama de un policía obsesionado en acabar con el gran capo a costa de su vida familiar? ¿Cuánto plomo es admisible desde el episodio 1? ¿Muchas escenografías al aire libre compensan una historia que suena a ya contada? ¿Así pretende en RCN recuperar el gusto ya perdido de los televidentes? ¿Corriendo a cada rato horarios y acabando con la ya escasa fidelidad del televidente?

Por eso es que usted como televidente ya ni ganas tendrá de seguir una novela en RCN: ni su “éxito” le garantiza que no se la trasteen o se la serruchen. Que lo digan Avenida Brasil, Diomedes, Lady o Anónima. Al margen de mis cuestionamientos estéticos o dramatúrgicos a los citados productos, RCN fracasa porque nadie asume las responsabilidades ante tanto error. Si esto fuera una prueba de El Aprendiz, Donald Trump ya habría despedido fulminantemente a alguien. Creo que en RCN es hora de pensar más como el aspirante presidencial republicano e ir dejando a más de uno de patitas en la calle.