Delantales blancos y negros en Masterchef

concurso masterchef rcnEn un inusual episodio dominical, fue el turno de que los cocineros que recibieron pañoleta roja en la semana de audiciones se disputaran un cupo entre los 20 cocineros de la segunda temporada de Masterchef.  Habrá duelos de eliminación directa así:

  • Cesar vs  Daniel: Debían usar magret de pato.  Daniel no le dio mucho sabor que digamos, César no le alcanzó el término de la proteína.  Pasó Daniel a.k.a. “Ama de casa desesperada”
  • María Alejandra vs. María Anais: Pargo rojo. El de Anais quedó seco, el de María Alejandra tuvo pésima presentación, ni se nota la proteína y tiene demasiadas cosas que no se van a comer.  Irónicamente, la de la peor presentación se llevó el delantal blanco (María Alejandra).
  • Liliana vs Laura: Berenjenas. El gratinado de Liliana no funcionó, tampoco el punto de cocción de las berenjenas. Laura arriesgó con unas carimañolas de berenjenas, aunque le dijeron que estaba bien sazonada, debía saber más a berenjena, no a yuca. Pasó Liliana.
  • Karla vs. Paola: Chontaduros.  Las marranitas de Paola tuvieron halagos. Creo que fue contundente, a pesar del chorizo que a última hora puso. La presentación de la crema de Karla era buena, pero no resaltaba el producto principal.  Otra vez, discrepo de que haya pasado Karla y no Paola.  Sin embargo, a Paola le dejaron un delantal negro e iría al primer reto de eliminación optando quedarse  dentro del cuadro de honor.
  • Irma vs John Jairo: Mondongo. Irma habló mucho, tratando de desconcentrar a John.  No convenció la decoración de él, y tuvo críticas mixtas su sazón. A ella le cuestionaron el punto de comino.  Pesó más la tradición de ella. Irma is the new Doña Betty.  
  • Javier vs. Julio Cesar: Papa criolla. Las papas rellenas de plátano de Javier tuvieron críticas por no probar su plato y enmascarar el ingrediente principal. El puré de Julio tuvo críticas por el chicharrón, muy chicludo. No supo administrar bien el tiempo. Tampoco aprobaron el uso de la margarina en el puré.  Otro duelo que se resolvió por lo bajo: Pasó Javier.
  • Miguel vs. Leonardo: Lomo de cerdo. Este duelo iba a echar chispas…o escarcha!  El cerdo de Miguel no tuvo bien término, y tampoco la guarnición. Leonardo tuvo una buena presentación, pero no así la proporción ni lo jugoso de la carne. Con todo, pasó el modelo por mejor sabor, aunque regular balance.

Sin embargo, otro delantal negro se jugaría en la competencia, y ese fue para John Tangarife (el que enfrentó a Irma).  Así, tendremos 20 participantes en la cocina Masterchef 2016. Resumamos los otros perfiles que avanzaron con delantal blanco a la Masterhouse:

  1. Luis Jaimes: El ex policía y luego taxista que se dedica a la cocina. Bueno, el trote duro ya lo sabe ¿Será que por ser costeño tiene medio premio en el bolsillo? Eso se rumora…
  2. Alexandra Castrillón: la docente que dice que su sueño era “(…)crear su gran comedor para niños Wayúu y tener un programa de cocina (…)”. El asunto es con qué, porque allá si están pasando hambre…
  3. Brayner Campillo: El Barman que estudió Gestión de Mercados, pero siempre con el sueño de estudiar gastronomía. ¿Otro Jorge, de la primera temporada?
  4. Luigi Barreto: El nerdo del grupo. No le veo mayores credenciales para llegar lejos.
  5. Ana Belén Charry: Desde muy niña, su abuela materna le enseñó a preparar platos tradicionales. Conoce muy bien la cocina China, pero lo que más le gusta, es la pastelería. Mientras no se vuelva tan “me la sé todas y las que no me las invento” de Esteban, todo está bien.
  6. Cuelo Moreno: Nada mas qué decir, siento que va a ser una Diorlin 2.0 que ya me da fastidio hasta verla.
  7. Andrés Germán: Ha trabajado como parrillero en asados y considera que ese es su fuerte. Su debilidad son los postres. Se considera explosivo y perezoso a ratos. Su mayor cualidad es la responsabilidad y que aprende rápido. Su sueño, es montar un restaurante de cocina fusión y comida sana, además de conocer más de la gastronomía del mundo viajando. Eso decía Evelyn la temporada pasada…
  8. Ingrid Gómez: Si en el otro canal ya alistan las alarmas de la telepornomiseria con la monjita, aquí la artillería viene con la participante sordomuda ¿Será un 2×1 cocinando, ella y su intérprete?
  9. Natalia Restrepo: licenciada en educación, se dedica a la agricultura orgánica. Es terca, impulsiva, hiperactiva y habla muchísimo. Lo que más le gusta preparar, es la comida colombiana y la del Medio Oriente. Sin mas comentarios.
  10. Christian Arenas: Le gusta la buena mesa y le encanta estudiar a través de los libros diferentes tipos de cocina, es un conocedor tanto de platos como de chefs, alimenta por medio del estudio autodidacta, su pasión por la cocina. Le gusta preparar pan y pizza, así como cocinar todos los días para su familia. Cuando Christian cocina, siente que deja de ser una persona normal y se convierte en un artista. Estos que a veces se pasan de artistas en los platos son los que en un Masterchef USA no duran más allá de la mitad de la competencia.
  11. Alfredo Clavijo: El albañil reconvertido en cocinero. Puede ser casi calcada la historia de José (a.k.a. Cociñero) del año pasado.

Tras el debut del cabezote del 2016, que me hizo recordar en parte el de la temporada junior del año pasado, la primera caja misteriosa de Masterchef apela a una de las pruebas más tradicionales ( y lacrimógenas) de esta franquicia: La cocina del recuerdo: Hacer un plato inspirado en las mamás de los aspirantes. La cocina Masterchef tiene algunas reformas. La sordomuda nos comenta como se dice en su lenguaje de señas a los jurados y a la presentadora. John y Paola (con delantales negros) no compiten en este reto. A Andrés le dieron el “premio del optimismo” de hacer un plato en un tiempo imposible. Alfredo y su curry de cordero, Liliana y su ajiaco y el pescado en mamakashe (una suerte de tempura) de Ana Belén fueron los tres mejores platos, y la ganadora fue Liliana, quien tendría una ventaja en el siguiente reto.  La ventaja fue no cocinar y a su vez elegir qué ingrediente usarían sus demás rivales. Ella eligió así:

  • Tomate de árbol: Christian, Javier, María Alejandra, Alfredo, Luis
  • Curuba: Natalia, Brayner, Alexandra, Ana Belén, Leonardo, Luigi
  • Gulupa: Cielo, Ingrid, Karla, Irma, Andrés, Daniel

 

Ana Belén paso de un buen plato a uno muy criticado. Pero el nivel, en general, fue bastante bajo y las criticas fueron demoledoras.  Ganó el reto Christian, pero los peores fueron María Alejandra, Leonardo, Javier y Luis, y por eso serían los que se llevaron el delantal negro.

La primera prueba de eliminación sería en dos etapas. Christian, al haber ganado, definió las parejas y las proteínas, todas ellas de pescado. Como invitados especiales a degustar el plato estaban pescadores artesanales del pacífico. Debían hacer 7 porciones idénticas

  • Javier- María Alejandra: Les tocó Pargo muelón. Estuvo poco potente en sal. El queso estuvo muy grande.
  • John-Leonardo: Les asignaron el Bravo. El puré estuvo muy frio por su emplatado, la salsa no gustó, y la piel del pescado no estuvo bien del todo.
  • Paola-Luis: Les asignaron Atún aleta amarilla. El caldo de acompañante no convenció, pero no fue el mejor sazonado. Por eso, subió al balcón la pareja de Paola y Luis, gracias al gusto de los pescadores tradicionales. Ello deja a paola dentro del cuadro de los 19.

En la segunda parte del reto de eliminación, debían preparar una frijolada pero con versiones originales de cada uno. La de Leonardo tuvo buena presentación, buena sazón, pero el arroz y los chicharrones fueron sus puntos débiles. María Alejandra tuvo un plato de buena sazon, le criticaron usar un huevo de codorniz y el exceso de comino. A Javier le exaltaron el chicharrón, pese a ser vegetariano, le pidieron un poco mas de sal.  Pero Javier decide ser el primer abandono en la competencia por voluntad propia. El plato de John tuvo críticas en torno a la cocción de la pezuña, pero buena sazón. Los jurados respetaron la decisión de Javier de irse, a pesar de que le dijeron que el peor plato era el de María Alejandra, quien sigue estando salvada por los pelos.

Cubriré esta segunda temporada, a votación popular. Que los chiflamicas del otro lado sigan subiendo en su ascensor hasta que sepa a cacho.

Un nuevo ciclo comenzó en las cocinas de Masterchef , y es la primera prueba por equipos, en lo alto del edificio Bacatá, la imponente estructura en construcción. Debiendo cocinar para 250 obreros en buffet desde el piso 57. Cristian y Liliana serian capitanes de equipo. Una pequeña prueba definiría quien elige primero y más jugadores. Unos huevos pericos definirían no solo la capitanía, sino también la harina y la proteína del plato. Ganó ella, quien eligió cerdo y tornillos y el color azul.  A Cristian le tocó la res y el espagueti. Así se armaron los equipos:

  • Rojo: Andrés, Karla, Luis, Ana Belén, Luigi, John, Alexandra, Natalia
  • Azul: Alfredo, Leonardo, Daniel, Paola, Brayner, Irma, Cielo, Ingrid y María Alejandra.

Comenzaron los conflictos con Cielo en torno a subir a preparar. Y tras muchos conflictos de egos, cortadas, capitanías regulares tres cuartos, productos desastrosos y demás, por un marcador de 150 contra 100, el equipo ganador fue el rojo.

Con John y su peluca, era hora de retroalimentar la prueba. Alfredo fue el blanco de las críticas de Liliana y Leonardo. Con todo, el equipo azul tendroa que cocinar en un reto en tres etapas. Solo el ganador subiría al balcón, el resto se llevarían delantal negro.  Liliana como capitana pudo salvar a dos personas: Daniel y ella misma. Bobita si no…  En cada etapa deberían preparar un plato sin repetir ingredientes ni poder usar más de 8 ingredientes en 45 minutos. Ingrid (la muda) tuvo una discusión con Alfredo. A María Alejandra e Ingrid las sancionaron por usar más ingredientes de la cuenta y las penalizaron con 10 minutos. Pero a muchos de sus compañeros les dieron comentarios durísimos. Cayeron en esta etapa no 2, sino 3 participantes: Alfredo, Paola e Ingrid. Ganó esta etapa María Alejandra y se ganó una leve ventaja para la segunda fase. Brayner cayó en el delantal negro por no usar un ingrediente y luego cayó Cielo por usar mal unas orejas de cerdo, mientras la ventaja para la tercera fase se la llevó Leonardo, pudiendo quitarle un ingrediente a María Alejandra o a Irma, pero él decidió no usar su ventaja. La crema de cubios y rábanos y muelas de cangrejo de María Alejandra, el falso risotto de Quinua de Leonardo o la arepa de huevo de Irma se disputaron el codiciado delantal blanco, siendo el ganador Leonardo, a quien le pidieron que mejore la presentación para siguientes platos.

Para el reto de eliminación, Paco Roncero haría una clase magistral de emplatado y cocina de vanguardia. Los participantes a salvo decidieron salvar a María Alejandra (esta vieja tiene demasiada suerte, creo yo), y los otros 6 jugadores se disputarían su presencia en las cocinas con un corrientazo o ACPM en versión “gourmet”.

Ingrid tuvo presentaciones muy criticadas, sobre todo con el plátano y un queso que no se fundió. No innovó mucho.  Alfredo también recibió palo por no innovar o escuchar las observaciones. No está al nivel de la competencia. Brayner tuvo criticas por usar arroz bomba y que la carne estuviera muy seca. Cielo llevo su plato “Diesel”, pero a Paco no lo convenció del todo. Hasta le sugirieron haber hecho un arroz atollado. Paola mostro un “ACPM para solteras que buscan casarse y no engordar”, pero la cáscara del plátano puso en discrepancia a los tres jurados. Irma mostró un emplatado minimalista (tal vez DEMASIADO) pero ni acertó el punto de la carne ni con la cantidad de la porción.  Subieron al balcón Brayner y Paola por haber entendido el sentido de la prueba.  Finalmente la eliminada fue Irma, pero Cielo dijo querer cambiarse con ella, pero los jurados no se lo permitieron. No, pues ¿la temporada de los abandonos?