Me caigo de la risa: la creatividad en RCN se fue por el retrete

actriz colombiana-lina-tejeiro¡Me caigo de la risa! Los fines de semana suelen ser quebraderos de cabeza frecuentes para nuestros canales nacionales. Sobre todo, porque las cifras de audiencia, incluso en horario triple A, caen a cifras poco menos que penosas. RCN lo ha intentado de todo en tiempo reciente en estos horarios: Magacines de diversa catadura

(Nuestra semana nuestra tele, En Exclusiva, Cancheros, Gana con ganas, Cuatro caminos, Descárate sin evadir, etc.) y pocas han logrado sobrevivir. Ahora plantea en las tardes sabatinas transmitir el game show gringo Guerrero Ninja Americano; en las noches de sábado pasará Me caigo de la risa y para el domingo nos trae el reality show Sueño futbol

Del programa extranjero poco voy a decir. Formatos como estos son de buena factura, pero nada que nos descreste. Es más, me entretiene mas Wipeout (que emite BBC Entertainment). Igual, Caracol pasó en ese mismo horario, y sin despeinarse, El Paseo 3, lo que demuestra lo poco que los trasnocha RCN con su flamante estreno.

Me caigo de la risa es otro esfuerzo del canal de las tres letras, pero ya sabemos que ni siquiera un set iluminado y lleno de purpurina convence. Por una parte, el humor de improvisación ya fracasó en nuestras pantallas nacionales años atrás ¿Se acuerdan de Se le tiene (en RCN) o de Los Impredecibles (que era de Caracol)? Si su respuesta es negativa, es porque a nadie pareció importarle ninguna de las dos apuestas, y algo similar bien puede pasar con el programa presentado por Jorge Enrique Abello, un hombre cuyo carisma es similar al de un director de la DIAN. Pobrecito, nunca se despega del papel de Don Armando, ni improvisando. Parecía una larga clase de PDNT revuelta con Duro contra el mundo.

Todas y cada una de las secciones de Me caigo de la risa pueden hacerlas completicas en Muy buenos días o cualquier magacín de sofá de esos y a ustedes les seguirá pareciendo tan ridículas que, mejor Me caigo de la pena ajena. Se nota que personajes con carreras estancadas como la de Lina Tejeiro están en Me caigo de la risa porque algo hay que hacer para tragar. Yo siendo Abello o Tejeiro, no incluiría Me caigo en mi curriculum vitae. Sobre todo, después de ver a Abello vestido de palenquera. El logo del programa hace alusión a una tapa de alcantarilla, y es que realmente, por el retrete se fue la creatividad para este programa tan malo

En definitiva, si esta es una de las alternativas de RCN para tratar de recuperar franjas muertas como lo son los fines de semana, creo que la propuesta no merece buenas críticas. El primero es un enlatado más y el segundo, algo menos divertido que un trámite en Colpensiones.