Estreno: Bailando con las (cuasi)estrellas

bailando con las estrellas canal rcn colombia endry cardeño y natalia betancourtSi por Caracol llueve, por RCN, que tiene como misión recuperar el horario de las 8 p.m. que perdió desde el final del Masterchef (adultos), no escampa. Lo intenta reencauchando un formato que ya tuvo en sus pantallas en 2006. Bailando con las estrellas consiste en ver bailar y hacer el ridículo con diferentes ritmos a famosos y compañeros de baile, e ir eliminando uno a uno con base en sus puntaciones mas bajas y los mensajes SMS de la teleaudiencia (hay que entender a los de RCN, con ese valium de Factor XF no recaudaron ni para el tinte de Marbelle)

Concursantes de Bailando con las estrellas

  • Daniela Ospina: A.k.a. “La esposa de James Rodriguez“. Lo siento por Daniela, ella no es mala persona, pero ser “la esposa de…” no es ser estrella. Ni protagonizar un comercial de Vogue (si, leyendo la E del final). Creo que James y Salomé la necesitan más en España.

  • Mike Bahía: Interesante ver cómo RCN recicla ex participantes de realities de la competencia (este, en concreto, participó en La Voz Colombia 2013). Churro si es pero ¿le servirá para bailar? Lo dudo.

  • Orlando Duque: Creo que su parada en el Mundial de clavados en Cartagena y haberse lanzado a las aguas nada higiénicas de la Bahía ídem le han traído esta mala suerte de recalar en esta competencia tan trillada, predecible e indigna de un deportista de su talla

  • Flora Martínez: Otra que parece estar en el lugar equivocado, cual Davivienda. Pero, bueno, lo que se hace para tragar…

  • Natalia ParísHay que asumir que a sus cuarenta y algo, no se puede vivir toda la vida de la fama de “niña boba”, o de decir que “los mariscos le hinchan la cara” o que “el pollo es causante de la homosexualidad

  • Endry Cardeño: Aunque le reconozco su mérito actoral, hay que ver que conseguirle papeles es cada vez más difícil a esta actriz, pues los directores de casting suelen querer encasillarla en roles ridículos como el que hizo en Chepe Fortuna. Otro talento desperdiciado.

  • Mr. Black: Es que de “El serrucho” no se vive toda la vida, salvo que seas carpintero o congresista

  • Galy Galiano: ¿Podría mencionar usted de qué año data el último gran éxito de este cantante? o mejor aún ¿Recuerda su participación en el malogrado concurso “Se busca intérprete” en 2008?  Si alguna de sus respuestas es negativa, es hora de asumir que a este cantante hace años se le pasó su cuartico de hora.

  • Natalia Betancourt: Lo que da haber sido “famosa” por salir en las pantallas de Tv en el Mundial de Fútbol Brasil 2014. Yo salí en Señal Colombia en un programa que ganó un India Catalina y no me las pico…

  • Carlos Torres: Otro actor caribonito de mero reparto y poca sustancia.

  • Sebastián Villalobos: ¿Todavía siguen insistiendo en este sobrevalorado youtuber? Asúmanlo, no pegó en Gana con ganas, no va a pegar aquí tampoco

  • Jhon Frank Pinchao: No sabía que ser ex secuestrado de la guerrilla te vuelve “estrella”. Eso ni a Ingrid Betancourt…

  • Ana Pacheco: ¿Ser reinsertada y salir en SoHo te vuelve “estrella”? Como está de mal la peña…

  • Debi Nova: ¿Tan mal estamos de celebridades que tenemos que traerlas importadas de Costa Rica?

  • La Tigresa del Oriente: Me respondo a mi mismo la pregunta anterior: estamos tan mal de celebridades, que hasta de la antes vilipendiada Perubólica los tenemos que importar. ¿Qué viene después? ¿Wendy Sulca como Jurado de Factor X? ¿La Chola Chabuca en sábados felices? ¿Laura Bozzo en el prime time?

Bailando con las estrellas, episodio 1:

  • Su intro, por su lado, parecía una mala copia del de La Pista, y eso que es un formato de la competencia.

  • En el primer programa, Natalia París abrió el fuego de la competencia, logrando un puntaje comme ci, comme ça. No mereció más. ¿No había una canción menos caspeada que Happy de Pharrel Williams para abrir la competencia? Le siguieron en suerte Orlando Duque y luego Flora Martínez, que compartieron el liderato en puntajes de la primera noche. De los dos, me quedo con Flora, muy a pesar de mis prevenciones acerca de su participación en esta vaina. John Franck Pinchao tiene menos ritmo que yo y ya eso es mucho decir. Baila más mi abuela, y ella tiene 96 años y la operaron de la cadera. Cerró la noche la Tigresa del Oriente con una mala versión de Super freak, pero le hizo honor a la canción, nada mas frikeante que verla hacer el ridículo y, predeciblemente, llevarse la nota más baja de la noche. Es obvio que la van a dejar en riesgo, para que, por lástima, el público colombiano vote por ella. Lo que llamaríamos, la “estrategia Oscar Naranjo”. Su baile, con el patrocinio de Caltrate.

  • Me parecen fatales ambos presentadores. Ambos gritan como si esto se tratara de hacer TV a los alaridos. Patrick Delmas, sobreactuado a morir. Hizo comentarios como el “Wow, wow, wow” que se volvieron muletillas tan jartas como las de Alejandro Palacio en La Voz. A ella le asignaron darle comentarios “positivos” a todos los concursantes tras haber hecho el oso en la pista de baile, que mejor se los ahorre.

  • Las parejas de baile solo están diseñadas para resaltar al famosete de turno, el parejo del baile es casi mera utilería.

  • Los jurados repiten, casi a su manera, el esquema jurado blandengue-jurado exigente-jurado hablador de paja. Niina is the new Therese Leleux. La jurado que da puntajes realmente bajos. Montaño trata de ser casi como un remix entre Carlos Muñoz (QEPD) y Nerú, con sus mananeramientos, pero sin querer herir susceptibilidades. Beto Perez habló demasiada paja, para mi gusto. A nadie le interesaban comentarios como que quería conocer a Natalia Paris (¿Con resultados sexuales, a lo Lully Bossa?)

  • La presencia de Gloria Trevi, se anunció con tantos bombos y platillos, y pasó sin pena ni gloria.

  • A varias parejas se les nota a legua que no tiene nada de ritmo y ni se esfuerzan: París, Pinchao. Y me pinto desde ya el mega-oso de Galiano y Villalobos.

Por cierto, ¿nadie le pasó el memo a los de RCN de lo mal que se le da a Taliana Vargas ser presentadora? Que lo digan los de Desafío 2009. De Patrick Delmas, solo creo que hay gente más preparada que él para presentar Bailando con las estrellas. Y no, no me refiero a Carlos Calero…