5 razones para evadir Descárate sin evadir

eva_reyDescárate sin evadir: Un magazín de sofá, pero en las noches de los domingos. No es un halago. Los magazines de entrevistas en nuestra televisión han tenido dos variantes: la entrevista estructurada, que busca que el interlocutor deje muy claras sus posiciones respecto a un tema central, y las más coloquiales, que buscan conocer facetas del entrevistado al margen de las propias de su cargo. Entre las primeras, recordemos a Margarita Vidal en Al banquillo con Margarita; y de las segundas, geniales programas como Cante aunque no cante  y Charlas con Pacheco, de los desaparecidos Jimmy Salcedo y Fernando González Pacheco.

1.Azcárate. Descárate sin evadir, como propuesta, parte de unir los estilos de Alejandra Azcárate y Eva Rey como conductoras, donde llevarían a un personaje del mundillo político y otro de la farándula nacional. El set de entrevistas asemeja un loft. Bien saben cuáles son mis enormes prevenciones con la señora Azcárate, quien ni me parece graciosa, ni irreverente, y mucho menos asertiva… no es ni chicha ni limoná, como diría el primer invitado que tuvieron, Horacio Serpa.

2. Rey. De Eva Rey, siempre he sentido que la tienen subvalorada en RCN, en roles de suplente o de corista de otro, en este caso, de la ex Comediante de la noche. A Azcárate si la dejaría en la banca y hasta habría preferido que la conductora fuera su otra invitada del primer programa, Endry Cardeño.

3. Malos invitados. Me pregunto ¿qué tenía en especial qué contar Serpa como representante del sector político para un programa inaugural? Lo más reciente que supe de él fue cuando se dio el debate en la Corte Constitucional sobre adopción igualitaria, en donde brevemente lo entrevistaron en Noticias RCN como contrapunto con su colega de partido, Viviane Morales. Del resto, su trayectoria política presente y lo que contó en el programa dista mucho de ser tan polémico como en las épocas del proceso 8.000. Es decir, no es un personaje de vibrante actualidad.

4. Malas preguntas. Cardeño, por otro lado, venía de ser parte del elenco de una producción del canal rival, dijo admirar a una conocida ex reina de belleza que también hoy es jurado en un programa del canal rival, y al final del programa, le hicieron preguntas tan estúpidas, que me parecían más propias de revista de quinceañeras o de magazín de sofá.

5. Formato. Sí, a eso se redujo Descárate sin evadir, como un Muy buenos días, solo que en el primetime dominical y con la Azcárate en lugar del señor aquel que se pone pelucas los viernes o de la presentadora santandereana cuyo nombre no debe ser pronunciado…

Necesita mucho más RCN para consolidar una franja dominical que supere el nivel de copia barata que destilaba Crónicas RCN con Cetina o el amarillismo trasnochado de Especiales Pirry. Mientras tanto, en La Floresta podrán descansar tranquilos, esta asociación Azcárate-Rey no despeinará sus cifras de audiencia, por más hashtags que ofendidos grupos lleguen a crear contra el periodismo carroñero de Séptimo día.