A Maria Luisa se le rompió la arepa en Masterchef [Resumen]

malu_masterchef_colombiaEn el quinto ciclo de Masterchef, el reto de caja misteriosa trae como principal ingrediente el arroz, debiendo hacer un arroz libre, pero original, que debían bautizar como para una carta de un restaurante. El invitado especial de este reto fue el chef español de tres estrellas Michelin, Quique DaCosta, quien les hablo de las principales familias de granos de arroz y la preparación de arroces caldosos y paellas.

DaCosta elegiría los tres mejores arroces que, en una hora, prepararán los ya 11 participantes. A Paulo le regañaron por ciertos “cambalaches” tras ir al supermercado. Quienes fueron llamados serían Esteban y su arroz, pese a su nivel de acidez; Claudia y su plato de Mar y montaña con gusto tradicional y finalmente Federico, que usó jamón serrano. Ganó el reto de caja misteriosa Esteban, y su premio consistió en elegir entre diversos tipos de quesos como la cuajada, el queso azul o el camembert. Podrá elegir 5 personas que cocinaran con queso dulce y otras con queso salado.  Esteban eligió usar el queso azul y seleccionar sus ingredientes.

Plato Dulce: Claudia, Wilmar, Melanie, Federico y Juan David

Plato de Sal: María Luisa, Estúpida Ronca, Lucho, Cociñero, Paulo y Esteban

Les regañaron por no subir todas las manos a tiempo.  Los tres platos que irían a pruebas de inmunidad serían los de Claudia, Melanie y Evelyn, de quien dijeron que era la clara ganadora del reto (que no se note que es la ex novia de Pirry…)

Los cuatro que irían a reto de presión serían Federico, cuyo postre fue muy criticado
Juan David y su plato dulce insípido y en los de sal, cayeron Maria Luisa y su mala cocción de la proteína, que les pareció mediocre y Lucho por estar cambiando tanto de ideas en solo 45 minutos y no hacer su propia cocina.

En el episodio de los restos de inmunidad y presión, a los segundos les correspondió limpiar un lomo de res y de ello hacer la clásica prueba de cocinar los filetes en cuatro puntos de cocción distintos (poco hecho, término medio, tres cuartos y bien asado).

No todos cocinarían al tiempo. Primero lo haría Lucho, luego Juan David, después Federico y por ultimo María Luisa. Lucho trajo tres de las cuatro carnes demasiado hechas y muy aplastadas, demasiado maltratadas. A Juan David le valoraron lo bien porcionadas, la azul estaba fría, lo mismo que la media. De Federico no convenció su azul, la media era un tres cuartos, y las demás… Poco destacadas. María Luisa tuvo críticas por las temperaturas de la carne, la media estaba más bien azul, la tres cuartos era mas media y la bien asada… Comme ci, comme ça. Avanzaron al balcón Federico por la limpieza del solomillo y acertar un punto. A Juan David le valoraron saberla porcionar, y finalmente se salvó María Luisa, no exenta de críticas. Lucho maltrató el producto y cayó con el temible delantal negro.

Las tres aspirantes al reto de inmunidad fueron a Criterion, el restaurante de Jorge Rausch, en el cual deberían replicar su plato insignia: medallón de foie-gras con unas frutas presentadas en cubos y diversas salsas. Ilan y Mark Rausch serían los jurados invitados. A Evelyn le dijeron que su presentación fue desordenada y nada uniforme, su salsa recibió críticas, lo mismo que el foie-Gras.  De Melanie dijeron que le falto delicadeza en el montaje y sobre cocinado el foie-Gras. La salvaron los cubos. Respecto de Claudia, la decoración del plato se acercaba a la exigida en el restaurante, la salsa un poco espesa, pero correcta. Finalmente ganó Evelyn (ojito, se nos está colando al top 10 la mosquita muerta…)

Y en una nueva prueba de campo, los 11 participantes llegan a Medellin a formar tres equipos, cuyas capitanas serían las tres jugadoras del reto de inmunidad, que tendrían primero que hacer un calentado paisa, para así definir quien tiene más integrantes del equipo o elegir qué preparar. A Melanie y a Claudia les criticaron el huevo del calentado, a Evelyn le quedó mejor presentado, pero el reto lo ganó Claudia, seguida de Evelyn y en tercer lugar Melanie, quien tendría menos integrantes. El reto grupal ya seria de hacer la mejor y más vendida comida callejera

·    Equipo amarillo: pollo frito con una guarnición. Le tocó a Melanie. Solo le quedaron Wilmar y Juan David. Eran pocos, pero entraron rápido en la puja por los clientes.
·    Equipo azul: chuzo de pollo: fue el plato de Evelyn, que ella misma pudo elegir. En él estaban María Luisa, Paulo y Esteban, se atrasaron y la gente empezó a hacer cola en su estación. Perdieron clientes por eso. Era un plato muy elaborado.
·    Equipo rojo: Tacos de pollo. Fue el de Claudia, quien eligió a Lucho, el Cociñero y Federico. Lucho fue crucial en la venta de su producto, aunque en un momento no estaba jugando muy limpio que digamos.

Ya en el parque de las Luces, debían cocinarle a la gente con moneda Masterchef, el que más las logre, antes de que se acabe el tiempo, se lleva el premio.  En el conteo de monedas, los amarillos obtuvieron 75 monedas, Los Azules, 58 monedas y los Rojos, 77 monedas. La estrategia de Lucho sirvió ¿Le servirá para salvarse del delantal negro?

Ahora en la cocina Masterchef, puyas fueron, puyas vinieron entre los equipos, sobre todo por la calidad de los platos y las estrategias de ventas de Lucho. Menos mal Evelyn tiene pin de inmunidad, y la felicitaron por soltarse en el habla.

En el reto de presión, la primera fase era haciendo Arepas. La duda era entre hacer más cantidad o mejor calidad. Pero aquí contarían ambas cosas, mayor calidad en mayor cantidad. Las Arepas en el horno de Juan David y el desorden de Paulo los mandaron derechito al delantal negro. En la segunda etapa, la protagonista seria la arepa de huevo. Las primeras tres mejores pasarían a la siguiente fase. Aquí, el delantal negro recayó en Esteban, y la última etapa se disputaría entre Wilmar, Melanie y María Luisa, haciendo la mejor arepa rellena.

A María Luisa se le rompió la arepa (la que cocinó), Melanie a última hora descartó usar la salchicha pero le quiso dar sabor a pizza. Wilmar la presentó “bifásica” con suero costeño. Eso le permitió a Él librarse del delantal negro.

En el episodio de eliminación, les anuncian a los portadores de los delantales negros que quienes decidirán la salvación serían las tres capitanas de este reto y no el equipo ganador. Claudia, Evelyn y Melanie decidieron, en una acalorada discusión, donde Melanie y Evelyn tuvieron fricciones con Claudia, quien quiso votar de última. Al final, quien se salvó fue Esteban, pero estallaron las acusaciones de hipocresía y resentimiento entre Melanie y Claudia. Por lo visto, Lucho perdió la virginidad definitivamente con el delantal negro.

El reto dependerá de la capacidad de creación con tres ingredientes claves de nuestra gastronomía: aguacate, tocino carnudo (panza de cerdo) y papa criolla. El tema del bicarbonato para los chicharrones sonó en un ambiente caldeado. A Juan David le preguntaron quién era el protagonista del plato, que tenía demasiadas cosas ahí. Paulo y su “resumen” como llamó a su plato obtuvo buenas críticas de Roncero, pero Rausch le comentó con ironía si encontrarían trazas de teflón. María Luisa dejó oxidar la papa. Lucho hizo un remix raro entre una bandeja paisa y un ajiaco, y Roncero le dice “Sin palabras”. A Melanie le preguntan si hay algo chistoso, le cuestionan la apariencia del plato.

Al final, subieron al Balcón, en su orden, Paulo, Lucho (con su buena dosis de nerviosismo de por medio, le piden que crea más en sí mismo), y sin fórmula de juicio, avanzaron María Luisa y Juan David, pues la eliminada fue Melanie. Indudablemente, la agarrada con Claudia la noqueó, graduando a la politóloga de Ipiales como la villana oficial del problema. Muy bruta ella de no pedir que la salvaran. Y así, hemos llegado al Top 10… Pero, ¡avisamos que se viene el reingreso!