Piernas y rabadillas en Masterchef [Resumen]

valeria_masterchefEsta semana, en lugar de un habitual reto por equipos en campo, la caja misteriosa les obligaba a los participantes a usar productos rojos. El mejor plato tendría como ventaja asistir a una clase especial sobre el reto individual, premio que podía compartir con otros concursantes. En esta primera fase, la sopa de pargo rojo de Valeria fue la ganadora, y ella eligió a Paulo y al Cociñero para asistir a esa clase con Mark Rausch, quien les enseñaría que en el reto individual siguiente deberían hacer una torta de cuatro capas. La verdad, en la cocina casi todo fue un desastre. Eso hizo que ni la misma Valeria se salvara de ir a prueba de presión, en la cual la acompañaron Melanie, Evelyn ( a.k.a Estúpida ronca) – quien ni siquiera presentó un postre, creyendo que con eso se salvaba del regaño- y Federico, entre quienes se disputarían el temible delantal negro. Por su parte, Juan David y Lucho obtuvieron críticas positivas y se irían a una prueba diferente, de inmunidad.

En el reto de presión, a los 4 concursantes en riesgo les correspondía hacer una cazuela de mariscos del Pacífico. Y en la de inmunidad, a Lucho y Juan David les tocaba replicar el plato del exclusivo restaurante N.N., cuyo chef ejecutivo es el churro de Nicolás De Zubiría. En este reto, el pin de inmunidad se lo llevó Lucho, a pesar de que su puré tuvo grumos y el pulpo estuvo mal de cocción, ya que tuvo problemas con la olla a Presión. En contraste, el reto de presión dejo a la Estúpida Ronca como ganadora, seguida de Federico y Melanie, y Valeria , quien se sintió mal durante la prueba, quedó con el indeseable delantal negro.

En el reto por equipos, los llevaron a una plaza de mercado, la de Paloquemao, y allá tendrían que cocinar. Debían cuidar mucho el presupuesto y cocinar para dos eventos: 40 trabajadores de la plaza y luego a 29 invitados especiales en la cocina Masterchef. El equipo con más punto será el ganador. En el reto de plaza, debían llevar a domicilio los platos a los locales de la plaza. En el de la cocina de Masterchef, lo que no alcanzarán a emplatar a tiempo no se servía, y habría 145 puntos en juego. Y los comensales serían nada más y nada menos que los aspirantes que recibieron cucharita de madera, eliminados antes del Top 18.

Lucho seria capitán del equipo rojo, allá irían Cociñero, Vilmar, María Luisa, Claudia y Valeria. Si su equipo gana el reto, tiene opción de salvarla. El cociñero tuvo sus roces por la elección de Claudia, a quien trata de bruja. Tuvieron demoras en sus platos por una extraña explosión en la cocina. Y encima, a un cliente no le trajeron su pedido. Obtuvieron 171 puntos en la plaza. Junto con lo obtenido en la cocina de Masterchef obtuvieron 279 puntos en total.

Juan David decidió que Federico lo seria del equipo azul, junto con Paulo, Esteban, Estúpida ronca y Melanie. Fueron los primeros en terminar. Los azules se llevaron la mínima diferencia con 172 puntos en la plaza y con los puntos en la cocina lograron un total de 238 puntos. Parecía que la paternidad azul sobre los rojos por fin se rompía.

Y en el reto de presión, los integrantes del equipo azul tendrían que adivinar los nombres a los 12 pescados que había en unas mesas. Quien más acierte, tendría ventajas en la siguiente fase de la prueba. Así fueron los puntajes:

 

Federico: 9 aciertos.

Melanie: 5 aciertos

Evelyn: 4 aciertos

Esteban: 4 aciertos

Paulo: 5 aciertos

Juan David: 8 aciertos

La ventaja era elegir qué pescado iba a filetear él y los demás, hasta lograr una porción de un determinado peso. Los 4 que primero lleven el filete y sea aprobado por el jurado pasarían a una nueva etapa, donde esa sería la proteína a usar. Los 2 que no lograran, irían directamente a la eliminación. Melanie fue la primera en pasar, seguida de Federico, Juan David (por los pelos) y Evelyn, relegando a Esteban y Paulo al delantal negro.

En la siguiente fase, debían preparar el pescado con dos guarniciones; una harina y una verdura, en solo 40 minutos. A Melanie le criticaron el plato y seguir demasiado los comentarios de María Luisa desde el balcón, a Federico le cuestionan que la salsa este separado del pescado, aunque gustó el punto del pescado. Evelyn se equivocó con un pescado muy crudo y demasiada guarnición con poco sabor. Juan David tenía el riesgo de un atún con una guarnición excesiva y un jengibre que no se entendía. Finalmente, solo se salvó Juan David, por lo que Evelyn, Federico y Melanie repiten reto en este ciclo.

Previa a la prueba de eliminación por etapas, Paulo hace las comparaciones de sus rivales con delantal negro con algunos animales. A Melanie la compara con una tortuga, a Federico con un caballo, a Evelyn con una serpiente, a Valeria como el cangrejo y a Esteban como un tigre, definiéndose él mismo como el fénix.

La prueba seria con pollo, debiendo trabajar diferentes estilos con pernil, pechuga, rabadilla y pollo entero. Pero antes, debían elegir a quien rescatar, pero el Cociñero, como siempre, con la nota discordante, abogó por Federico, que al final fue a quien rescataron. Me pareció de muy mal gusto con Valeria, a pesar de que viene en mala racha, pues ella hacía parte del equipo ganador. Huele a puñalada trapera (si, cuando la misma Valeria eligió al Cociñero para la clase de repostería)… And I liked it!

En la primera fase de la prueba, a Paulo se le olvidó el ingrediente principal, el pollo. Esteban se ofreció a compartir su pollo. Los jurados decidieron que fuera por el pollo al supermercado pero lo penalizaron 5 minutos sin poder trabajar. A Melanie le criticaron la cocción y usar salsa de tarro, y pullas sobre si ella hizo su plato o fue María Luisa. A Paulo le cuestionaron su salteado, por el escaso pollo que le quedó. A la Estúpida Ronca le criticaron el uso de romero en la salsa del pollo. Esteban tuvo críticas positivas, salvo con el pernil. Valeria no emplató el pernil y le cuestionaron que tenía un “problema de actitud”, lo cual dijeron que era inadmisible – y aparte, el pernil estaba crudo-, dependiendo de las demás piezas para salvarse. Rausch y Roncero le dieron harto palo. Sin duda, no ser rescatada le afectó.

Al balcón mandaron a subir a Paulo por las rabadillas, a pesar del poco tiempo que tuvo y que se lo criticaron de nuevo. A Esteban le rescataron el salteado y a Evelyn le dijeron que estaba en sus claros, como la “ganadora total” del reto (esta mosquita muerta se nos está trepando lentamente…). Con Melanie no dijeron nada, porque a Valeria le dijeron que no era aceptable terminar los platos que se piden y por ello, la costeña dejaba Masterchef. Me preocupa que pasó una semana entera de programa y solo tuvimos un solo eliminado ¿comenzó el alargue en Masterchef?