Canal Uno podría ser tercer canal privado de televisión

canaluno_colombiaLa adjudicación del tercer canal es un tema que se viene discutiendo desde 2008. Empezó 2015 y el asunto continúa sin definirse pese a las recientes pero no reveladoras declaraciones del Gobierno Nacional al respecto. Desde la Casa de Nariño ha surgido una estrategia para cumplir una de las promesas de campaña del actual presidente Juan Manuel Santos: adelantar una nueva adjudicación del Canal Uno, lo cual permitiría participación de nuevos oferentes.

Si bien actualmente los espacios de la programación del Uno están en manos de varios concesionarios, el Ejecutivo espera ofrecerles que renuncien a la prorroga firmada en 2013 y a la que aún le restan más de dos años, para que puedan participar del nuevo proceso. Sin embargo existe un impedimento que hoy hace inviable adjudicar toda la programación del Canal a un solo concesionario: el artículo 13 de la Ley 335 de 1996 señala que “no se podrá otorgar a los concesionarios de espacios de televisión más del veinticinco por ciento ni menos del siete punto cinco por ciento del total de horas dadas en concesión de la cadena”.

Ante dicho escenario el Ministerio de las TIC planea incluir un proyecto de ley en el Plan Nacional de Desarrollo que el Congreso empezará a discutir en las próximas semanas. Dicha propuesta permitiría modificar la Ley 335 para que pueda ser adjudicado a un único concesionario la totalidad de la programación del Canal Uno. Desde aquí esperamos que no sea a don Jorge Barón…

Luego de surtir dicho paso en el Legislativo, el Gobierno adelantaría el proceso de adjudicación que, de acuerdo con la viceministra TIC, Maria Carolina Hoyos Turbay, está en proceso de análisis “y será transparente y garantizará que todos los interesados puedan participar” (la próxima semana, más cuentachistes).

La viceministra Hoyos Turbay confirmó en diálogo con W Radio que el proceso para la adjudicación del tercer canal ya está en marcha. Sin embargo, se abstuvo de entregar detalles frente a las características de la adjudicación, su plazo o los recursos que podría recibir la Nación como parte de dicho proceso.
Recordemos que en el espinoso proceso del tercer canal fue el llamado de atención que el año pasado el Consejo de Estado le hizo a la Autoridad Nacional de Televisión (ANTV) para que se “abstenga de adelantar licitaciones para la concesión de nuevos canales de operación privada, mientras no se expidan las normas que regulen el acceso al mercado y la prestación del servicio en condiciones de libre competencia y de igualdad”.

Mientras que la búsqueda de las vías jurídicas se pone en marcha se están llevando a cabo proyectos como el apagón analógico, el cubrimiento de la televisión digital para llegar a todo el territorio nacional y otras piezas del rompecabezas.

Dudo mucho que, con la mediocre calidad actual de la programación del canal Uno, que no es más que una vil colcha de retazos de programas pasados de moda, alguno de los actuales oferentes pueda ser la alternativa audiovisual interesante a Chafacol y a Radio Cachifa Nacional. Y menos mientras Néstor Humberto Martínez, apoderado de ambos canales, se encuentre en las huestes del gobierno Nacional actual.

Ver:
[LaRepública] [ElTiempo]