Arroz sin sal y pescado con agallas en Masterchef Colombia [Resumen]

masterchefUn nuevo ciclo comienza en Masterchef Colombia, y esta vez, los 16 participantes que continúan en competencia arrancan con otra prueba de Caja Misteriosa. Quien gane esta prueba definirá qué ingrediente principal usarán sus 15 rivales. Esta caja consistió en hacer una hamburguesa, pero no una común y corriente, sino una que los represente, con un acompañamiento.

Una prueba similar hemos visto hasta en Junior Masterchef de otros países. A la retroalimentación de este reto fueron llamados solo los tres mejores, y ellos fueron Valeria con su hamburguesa fresca de pescado, la del huerto hecha por Maria Luisa y la hamburguesa de Federico llamada La Calera, en honor a la MasterHouse, siendo este último el que ganó el reto de caja misteriosa.

Federico pudo elegir para el reto principal entre la panela, el chocolate o el tamarindo, y optó por el chocolate. Los 4 peores platos irían al reto de eliminación. Previo el conflicto por la crema chantilly entre Betty y Melanie, los 2 mejores platos fueron para María Luisa y Melanie, consolidando a la primera como la mejor repostera del reto.

Los 4 peores serían los plátanos en tempura de Esteban, la milanesa horrorosa de Ubeymar, que le obligaron a tragarse,  el plato desastroso de Betty y su falla con el chantilly y el catastrófico uso del chocolate de Samai, que se veía bonito, pero sabia mal.  Y el reto de eliminación seria con más repostería, cuyo jurado invitado seria Mark Rausch, en ausencia de Paco, quien tuvo que devolverse a Madrid a un evento de la guía Michelin.

La prueba volvería a ser inicialmente en grupos, que debían preparar 9 cupcakes de banano y chocolate y tres toppings distintos. Por el azar de la cuchara, Samai pudo elegir trabajar con Esteban, quedando el otro grupo armado por Ubeymar y Betty.  A ambos grupos se les vio muy lentos armando y decorando los cupcakes. Las críticas al de Ubeymar y Betty fue la falta de unidad de la decoración y en especial con las fresas, que presentan tallos, que a De Zubiria no le gustaron.  El grupo de Samai y Esteban les critican el no saber definir bien como se hace una crema pastelera. Al final ganaron su permanencia Samai y Esteban, enviando a la eliminación directa a Betty y Ubeymar

En la segunda fase de la eliminación, Betty y Ubeymar debían hacer un amasijo típico colombiano: media docena de buñuelos navideños crocantes, dorados, deliciosos y uniformes, junto con una salsa para ellos. solo tendrían 45 minutos. Al final, quien debe colgar su delantal es Ubeymar, siendo el tercer eliminado del concurso, básicamente porque sus buñuelos eran deformes y no muy crocantes, a pesar de la inexperiencia de Betty en hacer buñuelos.
Ya en la convivencia, algunos cuestionan la forma de ser del Cociñero, quien ya jura y rejura que los va a eliminar a todos (jajajaja, eso nunca ha funcionado en Masterchef). Y desde el final de este episodio, les anunciaron que debían cocinarle a mas de 100 personas, entre los cuales había una pareja que se iba a casar. El clásico servicio de catering de una boda, con una entrada y un plato fuerte.

Los equipos fueron conformados así: Equipo azul: Capitanía de María Luisa. Ella pudo optar entre espárragos o champiñones como entrada y salmón o res para el plato fuerte. María Luisa optó por champiñones y salmón. Ella eligió a Claudia, Federico, Juan David, Samai, Valeria y Evelyn. Este equipo iba bien lento, pero lograron servir sus champiñones primero, obteniendo buenas críticas. La papa del plato fuerte les salió cruda con la mesa principal, la de los novios, y para empeorar, el salmón parece que no les salió a tiempo.

Equipo rojo: Capitanía de Melanie. Tendría derecho a tener ocho integrantes, o sea, uno más que el azul. Ella eligió, en su orden, a Lucho, Wilmar, Esteban, Paulo, Diorlin, Betty y por descarte le quedó José Fernando. A los de este equipo se les oxidó la sopa, y se nota que no les iba a alcanzar, trataron de reforzarla y les exigieron probarla antes de sacarla. La salsa de la carne de Lucho fue bastante comentada, Diorlin fue el elemento conflictivo de este reto, y por ello la sacaron del servicio, pero Melanie le “suplicó” regresar.

Con el conteo de votos, en la entrada ganaron los azules por una aplastante 66-34, aunque en el plato fuerte ganaron los rojos por solo 10 votos de diferencia (45-55). Ello significa una segunda victoria del equipo azul, y envía al equipo rojo al reto de eliminación.

Ya en dicho reto de presión, las frutas serían las protagonistas, tras la retroalimentación del retro pasado. Y en la primera fase, solo uno de los ocho se salvaría, mientras los peores de las tres etapas irían a usar el delantal negro. La cata a ciegas, una de las pruebas clásicas de Masterchef, tendría 11 frutas, quienes menos acierten, irían a la eliminación.

En este orden de ideas, con escasos 2 aciertos cada una, Melanie y Betty cayeron al reto de eliminación. Quien más acertó fue Wilmar, con 6, o sea, escasamente la mitad. Los seis restantes debían hacer una salsa para un lomito de cerdo con 2 de las frutas que ya habían probado. Las tres peores salsas, que debían hacer en tan solo 20 minutos, irían a la tercera fase de la eliminación. Esta fase le dio la salvación provisional a Lucho, Esteban y el Cociñero; y envió al reto de eliminación a New Cholanda y Wilmar (y sus salsas-sopas), Paulo y su salsa nada arriesgada y de poco sabor.

La tercera fase era hacer una tarta de frutas en 45 minutos, y ello puso a llorar a Lucho, quien pensaba que le iban a dar receta. Hasta Paco le tuvo que dar un empujoncito, pero le quedó cruda y se fue a la eliminación. A  Esteban se le iba medio quemando la tartaleta y el Cociñero sigue subiéndose el ego él solito con su insistencia con el kiwi, aun así, pasó. Así las cosas, el viernes veríamos quien saldría de las cocinas de Masterchef.

Ya en la convivencia, mucho se especula sobre quienes tienen más méritos para quedarse en la MasterHouse. Pero ya en las cocinas, les informan que en este reto solo competirían seis de los siete. Los salvados elegirían quien se salvaba, pero los que optaban por salvarse empezaron a despotricar de Claudia, la concursante. Los  salvados le dieron el rescate a Lucho, ahorrándonos algunos litros de lágrimas en el reto.  Y el reto consistía en preparar mojarra frita con patacones y arroz con coco, un plato que demostró que más de uno no tiene ni idea de cómo prepararlo, y eso que tuvieron 75 minutos.
Paulo recibió críticas mixtas por su fusión chino-colombiana.

A Esteban le vuelven a hacer críticas Jorge Rausch. New Cholanda hizo un guacamole regulimbis y el patacón medio crudo. A Melanie le pidieron que no ponga en el plato tanto adorno y que le faltaba sal en el arroz. Wilmar sigue insistiendo en que lo dejaron muy solo. Su “naranja caramelizada” era ininteligible en el plato. Le puso el cucayo al arroz. Betty hizo un pescado cauchoso al que le faltó temperatura, le dejó las agallas –algo imperdonable- y los patacones estaban fatales. Llamaron a subir al balcón, en su orden, a Esteban, Wilmar y Paulo.

Finalmente, entre las tres mujeres, la que debió abandonar la competencia fue Betty. Se le acabó la cuerda a la que esperaba hacer un restaurante inteligente. Dos retos consecutivos en el Bottom le costaron el puesto. Así, quedan 14 jugadores en competencia.