Locos x la Tele, los dueños del alarido

locos por la tele caracolLa sexagenaria televisión colombiana ha tenido varios pretendidos homenajes en este 2014, unos con más mérito que otros. Dentro de los que merecen ser condenados al ostracismo está Locos x la tele, el enésimo concurso vespertino de Caracol presentado por Iván Lalinde, nuevo rey de la televisión a los alaridos.

El primer programa de este concurso nos mostró a dos de los bandos televisivos más infumables pero representativos de Caracol: el trio de presentadores principales de ese ladrillazo llamado Día a día contra algunos presentadores de Mary Mendez’s Drag Race La Red. Los dos equipos luchan por alcanzar el cielo (completar diversos retos acertadamente, hasta alcanzar la casilla 20) y llevarse el control de oro, que les permite continuar en competencia (al menos esto sucede cuando compitan familias comunes y corrientes… sobre todo lo corrientes, como las del segundo programa).

Lógicamente, casi todos los juegos (El álbum, La hoja de vida, Complete la escena, Póngalas en orden, Emparejados, Canaleando, Sin decir ni mu, Grandes Momentos, Banda sonora, Dígalo pintando, El duelo, A quien se le parece, Qué dice ahí, Identifique el personaje, Forme el título) son un refrito de otros concursos ya vistos como La factura millonaria, Quiere cacao o Concéntrese, al que le agregan la opción de “comer” al equipo oponente, como si fuera un parqués virtual; y en su mayoría rondan alrededor de productos del mismo Canal Caracol.

Aunque con Taliana Vargas mencionaron uno que otro producto de RCN –porque no había de otra–, y  en otros juegos mencionaron a Pobre Pablo o El inútil,  o a enlatados, películas o programas, digamos, “neutrales” como Sangre de lobos, El tesoro del saber, La Tele, Don Chinche, Naturalia o la ya citada Concéntrese;  si la idea es embutirnos bodriazos del canal como La selección, las películas pecuecas de Dago García o a los remedos de actores de las producciones del canal del molusco, prefiero cuidar mis tímpanos y retinas frente a tanta payasada, gritería, sobreactuaciones y colorinche, que parecen más dignos de la Perubólica.

Unas preguntas sueltas: ¿Cuánto falta para que Katherine Moscoso – la azafata del programa, prácticamente sin mayor parlamento- sea reemplazada por los trillizos? ¿La prepagada a la que está inscrito Lalinde le cubre la afonía? ¿También en este programa los concursantes van a llevar las fotos de sus familiares?

Dios mío, en tus manos colocamos esta guisada que ya pasó y los bodrios que llegan. Que nos perdonen el General Rojas Pinilla, Fernando Gómez Agudelo, Pacheco o doña Gloria Valencia de Castaño; los Locos x la tele no saben lo que hacen. Igual, con la bazofia de competencia que tienen…