De The Face Colombia podría salir primera Chica Heineken local

the faceLa Organización Ardila Lülle ha anunciado que vuelve por el apetecido mercado de las cervezas, como lo intentara 18 años atrás con la malograda Cerveza Leona, pero esta vez de la mano de la cerveza Heineken, una cerveza de origen holandés reconocida mundialmente. Sin embargo sólo hasta 2017 los colombianos podrían tomar Heineken producida en el país.

El negocio contempla un plan de inversiones -para los próximos cuatro años de 400 millones de dólares incluyendo la construcción de una planta cervecera en Sesquilé (Cundinamarca).

Ahora, recordamos que en meses pasados dimos a conocer que RCN había negociado la franquicia del reality de modelos The Face, el cual internacionalmente cuenta con jurados como la top model Naomi Campbell. Pues bien, aunque aun no se han cerrado negociaciones para las modelos-coaches de cada equipo, desde ya se anuncia que uno de los premios para la nueva figura del modelaje que surja de este reality, que iniciaría a grabarse en 2015, sería el de ser la imagen exclusiva de Heineken en Colombia, lo cual incluye una activa promoción en diferentes medios.

Aunque actualmente Heineken se consigue importada en el mercado, se espera que Central Cervecera de Colombia le dé un fuerte impulso. Como anunciaron las partes la semana pasada, en la primera fase esta nueva compañía importará y distribuirá Heineken a través de los más de 490.000 clientes de Postobón para así potenciar la presencia comercial de la marca. Curiosamente, al contrario de lo que algunos piensan, el consumo de cerveza en el país todavía es muy bajo. Se estima en 44 litros per cápita, menos de lo que toman los consumidores de algunos países de la región.

Por lo visto, la empresa de Ardila Lülle decidió meterse en el negocio cervecero con nuevos bríos, en aras de competirle de tú a tú al Grupo Bavaria, que ha dominado el mercado de la cerveza en el país por un siglo. Recordemos que, a finales de los noventas, la marca Leona no duró mucho en el mercado a pesar de que introdujo nuevos conceptos, como el envase twist-off o destapa fácil, contó con una potente red de distribución con más de 3.000 camiones repartidores propios y llegó a representar el 60 por ciento de los impuestos de Boyacá (aunque a nivel nacional no pasó del 20 por ciento).

En 2000 Ardila desistió de su apuesta y vendió Leona a su competidor Bavaria, a través de un intercambio accionario y de efectivo. La jugada fue estratégica porque le dio recursos a la organización y le permitió a Postobón, empresa eje de este grupo, respirar más tranquila, pues había llegado a un alto nivel de endeudamiento. En 2005, cuando SABMiller se fusionó con Bavaria, Ardila vendió sus acciones.
Para los conocedores del sector cervecero, con la entrada de un nuevo jugador de talla mundial es de esperarse que el mercado se dinamice.

Dado que la Central Cervecera de Colombia queda con la licencia exclusiva para producir y distribuir Heineken en el país, Club Colombia sentirá primero la competencia, pues son dos categorías similares. Pero se da por hecho que la nueva compañía, más adelante, producirá marcas propias que entrarán a competir en otros segmentos.
Es decir, Ardila podría obtener una tajada del consumo incremental, más una parte de la torta que hoy tiene Bavaria. Y en el terreno de la telerrealidad, competir de igual a igual con la franquicia Colombia’s Next Top Model, que arranca en breve convocatorias y grabaciones.

Seguro que Bavaria y Caracol no se quedarán con los brazos cruzados. Representantes de la primera ya dijeron que la compañía avanza en el propósito de incrementar a 4,8 millones de hectolitros la capacidad de producción de la Cervecería de Barranquilla y elaborar Miller Lite, una de las principales marcas internacionales de SABMiller. Pero también tienen otras marcas globales para competir como Miller Genuine Draft (MGD) y Peroni.

Aunque internacionalmente Heineken no tiene un grupo único a las que denomine sus ‘chicas’, es muy frecuente la utilización de bellas mujeres de diferentes nacionalidades y estilos en los eventos a los que asisten o que patrocinan, y que llevan uniformadas con sus colores para que sirvan de imagen a su reconocida marca de cerveza de botella verde.