De Zapping: La fila de Caracol

la filaSi los gringos consideran la noche del viernes un TV death slot, ¿qué podemos pensar los colombianos con la programación sabatina vespertina?. Pues un poco más de lo mismo.  Caracol lanza este hibrido de extintos programas de medio pelo como La grúa, Sábado espectacular, Duro contra el mundo, También caerás, Todo por la plata, No me lo cambie o Un minuto para ganar (hoy reciclado por CityTv) con sketches que parecían rechazos de Sábados felices. Y eso es mucho decir…

¿Lo peor de este programa? Tal vez lidiar la insufrible presencia de Linda “me creo la Andrea Serna versión Caracol” Palma. Mario Espitia, ni rima ni gracia le pone a este formato, es un relleno más, casi un extra con parlamento. Está bien que Mundos opuestos haya sido un fracaso, pero ver a Sofía Jaramillo como un “angelito de la fortuna” me produce tanta pena ajena por ella… es prácticamente parte de la escenografía. #LoQueSeHaceParaTragar

Las pruebas o los “juegos pa´jugar” como dijo literalmente Espitia al finalizar la primera de ellas dan pena ajena. Sobre todo, porque casi todas eran imposibles de superar, con el escaso tiempo que dejaban para cumplirlas, tal vez para que todos hicieran el oso. Y la sección de “Colombianadas”… trillada y predecible.

Claro está, no se necesita hacer un programa muy sesudo que digamos para competir con las películas malas  o partidos infumables que pasa RCN en este mismo horario.  Pero que hagan la bromita del billete de $ 20.000 desde el primer programa es ofender nuestras inteligencias, Bueno, el target de estos programas no pide mucho. Es como tener una versión de weekend de El Precio es correcto. Es mera cuestión de tiempo para que los participantes salgancon fotos de sus familiares. Creo que en Nubeluz había visto mejores pruebas. Y eso que era un producto de la Perubólica y que allá competían niños… ¿Pa´ cuando el premio de alguna prueba esta bazofia es un carrito sanduchero? ¿Saldrá Omar Murillo despertando gente en los buses? Temo que pronto, porque con algo tendrán que rellenar las dos horas que dura esta mamarrachada al aire.