Avenida Brasil: ¿un golpe a la industria televisiva colombiana?

AvdaBrasilPor: El Que Analiza. Llegó, gustó y se quedó, tanto así que en dos días de su estreno es el producto estrella del Canal RCN y promete ir por el liderato absoluto de la audiencia en Colombia. Hablo de Avenida Brasil, una telenovela clásica que hace historia en todo el mundoy claro, Colombia no podía ser la excepción.

Avenida Brasil es en esencia, una telenovela sádica, pero familiar, la típica historia de amor, odio y venganza que atrapa al público femenino, pero con un ingrediente adicional ¡el futbol!, el cual la hace atractiva también para el público masculino. Si a estos dos ingredientes le sumamos que Brasil está de moda por las vísperas del mundial de fútbol 2014 y el morbo que genera para el colombiano ver un producto internacional en el horario estrella de la televisión colombiana, tenemos como resultado un producto imbatible.

Y es que Avenida Brasil logró lo que hasta ahora RCN Televisión veía imposible, recuperar la audiencia del horario más importante, el de las 8 p.m., pues desde hace un par de años, ha sido de domino absoluto del Canal Caracol. Producciones nacionales como Colombia tiene talento, Protagonistas de Nuestra Tele, Los Graduados, El Día de la Suerte y Mamá También, corrieron por éste horario sin pena ni gloria. Situación que creo un pánico en el Canal RCN y a su vez un estado de confort en el Canal Caracol, a tal punto, que comenzaron a cometer errores inadmisibles: estrenar una serie que nunca debió ver la luz, me refiero a Bazurto, Bailando con el Enemigo, Made in Cartagena o El Golpe, como quieran llamarle, a este remedo de serie de acción gringa realizada por CMO Producciones y quemar una novela clásica precedida de un gran éxito internacional en el horario de las 11 pm, La Patrona, una historia que hasta ahora, donde se emite ha triunfado, algo similar a lo que sucede con la producción de TV Globo de Brasil que a modo de experimento de RCN, fue estrenada en el horario estelar y que veremos durante 140 capítulos que tiene la versión internacional de esta historia.

Ahora bien, ¿cuál es la lección que nos deja a la industria televisiva colombiana éste fenómeno mundial? Sencillo: la telenovela clásica no ha muerto, es la que manda, la que domina, la que enamora, la dueña de la audiencia a nivel mundial. Sin duda, éste fenómeno, hará que los canales privados y productoras nacionales, en especial esas que se han encasillado en producir sólo series de temática de narcotráfico, conflicto armado o prostitución, reevalúen sus conceptos, y comiencen a producir historias que de verdad puedan significar un suceso internacional, como lo están haciendo Avenida Brasil de Globo, La Patrona de Telemundo y Lo que la vida me robó de Televisa, las producciones que según la audiencia que han tenido en diferentes países, se pueden denominar éxitos televisivos internacionales.

Y es que el tema asusta, o mejor dicho espanta.

Claro, actores, libretistas, directores, productores, ven mal venido el éxito de Avenida Brasil porque significa un golpe al ego de todos ellos; es demostrarle que todo lo que están haciendo, o han hecho hasta ahora, no sirve, o simplemente no convence y que una producción llena de actores desconocidos para la audiencia en Colombia y mal doblada a un español con un sonsonete algo extraño para nuestro oídos, logró lo que sus “superproducciones” no lograron: devolverle la tranquilidad al Canal RCN que hoy día celebra, y con justa causa, el éxito de la telenovela brasileña producida desde 2012, y que dos años después, sigue estando vigente y es ahora una joya de oro para Fernando Gaitán y el grupo de directivos de las Américas.

En tema de cifras, y para ser objetivos, Avenida Brasil no logra aún ser un éxito arrollador en Colombia, no podemos hablar de eso, porque aunque en su segundo día al aire, superó toda la programación de RCN y venció a su competidor Colombia’s Next Top Model, la telenovela mantiene en número un rating normal, pero con tendencia al alza. Recordemos que producciones como Pablo Escobar: el patrón del mal, A Corazón Abierto y La Pola superaron los 20 puntos de rating mientras que la telenovela brasilera actualmente se mantiene en los 10 puntos.

Momento para que Caracol Televisión, RCN Televisión y las otras 12 productoras colombianas, tomen decisiones importantes sobre lo que están haciendo, porque si La Ronca de Oro no hace bien su trabajo y Avenida Brasil llega a ser líder absoluta de la televisión colombiana, podría significar el principio del fin de por lo menos más de una productora en nuestro país. Al fin de cuentas, sale más barato comprar una lata rezada como Avenida Brasil, que producir en Colombia una narconovela que antes de su estreno ya está salada.