Lo bueno, lo malo y lo feo de ‘Colombia’s next top model’ 2. Ya tenemos las 15 participantes

cntm carolina cruzEl tan esperado proyecto que verá a Carolina Cruz consagrarse o hundirse en su cambio hacia las toldas de La Floresta ha llegado a nuestras pantallas. La segunda temporada de Colombia´s next top model es la primera producción en caer en las garras de nuestro renovado análisis de Lo bueno, lo malo, lo feo y lo tenebroso en este año 2014:

Lo bueno de Colombia´s Next Top Model T2:

Destaco positivamente que su entrada a la parrilla de TV se haga reemplazando un producto saliente – el oloroso a naftalina Festival Internacional del Humor– y no trastocando toda la franja prime time. Se abona que presentan a cada fotógrafo de cada photo shoot. Fue más acertada la escogencia del segundo photo shoot, con sus jueces ad hoc, entre ellos, El Mono Casas, conocido de autos por ser asesor en Yo Me Llamo

Lo malo de Colombia´s Next Top Model T2:

Dirán que me encarnizo con esto, pero en la comparación con el America´s Next Top Model con su homóloga criolla, salen perdiendo tanto los jurados como la presentadora.  Qué pereza verle la cara de bacterióloga a Catalina Aristizabal, cuyo cuartico de hora pasó hace como diez años, a Kika Rocha tratando de ser un remedo de Twiggy (porque a mi sacrosanta Janice Dickinson no llegas ni volviendo a nacer, honey) y ni hablar del playboy de Melgar de Mauricio “pipi gourmet” Vélez, que ni quita ni pone valor agregado frente a la salida de Raúl Higuera. Ninguno de los dos le llega todavía a los tobillos a todo un gentleman como Nigel Barker, lo siento.

¿Cuáles han sido las marcas importantes de las que ha sido imagen Carolina Cruz?. Porque hay mucha diferencia entre ser portada de Sports Illustrated o ser una de los ángeles de los desfiles de Victoria´s Secret a promocionar electrodomésticos Kalley o salsas Fruco.

El cabezote preliminar parecía más propio de Miss Universo que de un formato como este, y poco permitió conocer en profundidad a cada aspirante. La primera escena de las chicas en Medellín se la tiraron con esa musicalización tan fea. Que una de las concursantes considere a Carolina Cruz un “icono de la moda” me hace sentir pena ajena por ella y encender mi #AlertaPromasa. Realmente, esa culifalda de Cruz Osorio del comienzo es la antítesis del glamour,  parecía comprada en Bazurto o como para trabajar en La Piscina

Extraño el ver desvanecer la foto de las participantes eliminadas al final del episodio, algo que ya hizo carrera en las temporadas gringa, brasilera y mexicana.

Lo feo Colombia´s Next Top Model T2:

Contar todavía con la pasiva de Franklin Ramos, siendo la versión tercermundista de Miss J., pero con altas dosis de MANTECA que tragarán encantados de la vida las pelucas chafacoleras que sacan pecho de ratings vergonzantes de menos de dos dígitos. Por favor, alguien que lo amaestre, porque qué bestia pa´ no saberse expresar en su afectado italiano postizo ni vestir bien…

El premio siguió siendo el mismo, y los retos,  calcados de muchas de las temporadas gringas. Y preciso eligieron un primer photo shoot en ropa interior, que hará las delicias de cualquier pajero, aunque vi participantes muy “normalitas”, ninguna belleza despampanante.

Atosigaba la cortinilla del programa, era más que fastidiosa, incluido un sonido de un pajarito que no sabía de qué iba. Caracol no se mide apropiadamente con la musicalización de sus programas.

Ah, no faltó la participante que habló de sus historias tristes y patéticas de sus cicatrices de infancia o la que dice que la motiva su hijo o su familia para “echar pa´lante”

 Lo tenebroso de Colombia´s Next Top Model T2:

Inexorablemente vamos a graduar una nueva cohorte de wannabes que venderán lo poquito que tengan de dignidad por ser las nuevas Chicas Águila. Léase: las nuevas cuatro pendejas a las que se pasaran por las armas cuanto alto directivo tenga Bavaria, Mauricio Vélez y patrocinadores varios. Cuando Cruz Osorio decía que iba a ser como la “madrina” de todas las participantes, me imaginaba tanto aquellos pasajes del ilustre libro de mi estimada Consuelito García González, a sus padrinos mágicos

Seamos sinceros, hasta el ANTM es cuestionado en Estados Unidos porque en su veintena de temporadas, no ha sacado verdaderas Top Models. Y no lo digo yo, lo dijo Allure Magazine (bah, pa´ qué cito mi fuente, si aquí la mayoría de lectores de esta página no saben más allá de la TV y Novelas y la VEA) Además, extraño ese sentido de veneno y destrucción que daban en las primeras temporadas gringas, aquí Caracol es demasiado ñoño y mojigato para esos menesteres (y no, no creo que RCN habría cambiado mucho la ecuación).

En otras noticias

Laura y Annie fueron de las primeras en quedar mal en el primer photo shoot, corriendo sin alcanzar el lote principal apropiadamente. Pero muchas tuvieron poses de actriz porno de vereda. Finalmente, fueron nominadas Tuti, la misma Laura, Mayra ( y su cara imunda) y Annie. Precisamente, Laura y Annie fueron las primeras eliminadas del reality por su impuntualidad. El mensaje de despedida de Carolina Cruz, “demasiado” cliché.

Para el segundo desfile, amé los duros comentarios de los jurados, odié visceralmente a Ramos y sus comentarios sobreactuados. Jessica, Carolina y Zahira se llevaron los perores comentarios de los jurados, y salió eliminada, por decisión de Casas,  Zahira.

Previo a la tercera prueba, les pidieron más actitud a las participantes,  prerrequisito para llegar a la Top House. Las vimos chupando… paleta (algo que harán bastante las cuatro finalistas). La prueba consistió en desfilar para el verdadero cabezote del programa frente a Felipe Dotheé. Muchas parecían dominatrices en decadencia. Camila, Johan y Juliana recibieron buenas críticas, pero el bottom 3 fue para Dayana, Juliana Ramírez y Mayra, siendo la tercera la eliminada de esta fase, por taparse la cara con unos audífonos. Así, ya el grupo se redujo a las 16 habitantes de la Top House:  María Margarita Tuti Vega, Camila Quintero, Carolina Calvo,  Cristina López, Dayana Delgado, Estefanía Infante, Jessica Mata, Johana Ríos, Juliana Moreno, Juliana Ramirez, Katherine Moscoso, Lilibeth Romero, Lina Cardona, Vanessa Ferraro, Vanessa Parra y Yurico Londoño

En el segundo episodio, las 16 participantes llegan a la Top House, pero les corresponden dos de las pruebas clásicas (léase: repetidas) de la temporada: Cortarse el cabello al capricho de Franklin Ramos y luego, posar con serpientes y bichos. Sigo insistiendo en que con ese cabezote, parecen catálogo de rechazos de Madame Rochy.  Todas dicen soñar con salir en el afiche como Chicas Aguila. Ya en la Top House, Miss Franklin Manteco Ramos las recibe, y afiches de Gomelina Cruz se ven en algunas paredes… con el patrocinio de Sedal ®, Jessica descubre que solo hay 15 camas, momento de avisarles que dos de ellas deben dormir juntas  #AlertaPromasaON, y  que les tocan más pruebas y que se quiten las máscaras…oh, qué predecible.

Reciben cada una de ellas 3 millones de pesos por haber llegado a la Top House. Bueno, con un diíta de “actividades orales” con “padrinos mágicos” habrían hecho más platica. Descubriendo la alacena, más de una empieza a tragar cual cerda, y más si les llevan un chef para hacerles el almuerzo.

Con la llegada de Cruz Osorio se les anuncia el cambio de look.  Así que, señoritas, las extensiones  por las que tanto pagaron (o prepaguiaron), adiós… Para mi criterio, esta es una de las formas veladas en que producción va diciendo a quien sacar, peluqueándolas como por el enemigo ¿Cierto Conchita?. Johana mejoró del cielo a la tierra. Una de las Julianas dijo que las chicas rubias eran medio zorritas. A Cristina le gustó “demasiado” su cambio de look.

Y en el photo shooting, con Carlos Gaviria, (no, no es el ex magistrado), ellas se visten para usar un nuevo accesorio. Serpientes y bichos. Señora Ramos, no sea tan ignorante, las serpientes constrictoras NO tienen veneno. Tuti sintió que sus ratones le defecaron el  pelo. Camila echó un indirectazo con las serpientes. En criterio de Gaviria, las mejores fueron Yuriko, Katherine, Dayana y Johana;  siendo esta la primera ganadora del photoshoot, garantizándole su permanencia en este ciclo. Por cierto, esa foto de Carolina Cruz estilo Andy Warhol, predecible y poco acertada, y el set de eliminación parecía una adaptación de La Red.  Les anunciaron que ellas mismas decidirían quien sería la quinta eliminada. Un vulgar remedo de un cara a cara, con el manido recurso de “no te has integrado”, “”Eres con quien menos he compartido”, “te siento insegura” y demás bla bla bla. Finalmente, con siete votos, Vanessa Parra fue eliminada por sus compañeras, con lo que se reduce el elenco de participantes a solo 15, pero Lilibeth quedó bastante resentida por varios comentarios de las 5 que votaron por ella.

Bueno, no se pierdan el cubrimiento que el suscrito hará de los restantes 18 episodios de este reality mal embutido en episodios de lunes a viernes, cuando su versión original es semanal. ¿Para cuándo tendremos la primera mechoneada? ¡Queremos que corra sangre!