Padre Chucho en problemas por usar el espacio público sin autorización

jesus chucho padreDesde su aparición en televisión el sacerdote Jesús Orjuela, más conocido como ‘el padre chucho’ alcanzó el reconocimiento de muchos ciudadanos que ven en él un ejemplo y una oportunidad para seguir la religión católica, toda vez que además del discurso, al cura también le asignan poderes curativos, lo cual ha hecho que la celebración de la eucaristía en la parroquia Jesús Amor Misericordioso pasara de ser un momento solemne a un verdadero infierno para los vecinos de barrio Castilla pues con las aglomeraciones también llegaron el ruido, los vendedores ambulantes y la inseguridad.

Sobre este tema el padre a quien también llaman ‘el milagroso’ se refirió en Noticias Uno, donde lanzó una respuesta retadora a las administraciones locales y hasta nacionales, diciendo “Que venga el alcalde que lo estoy esperando, a ver si me va a sacar, que venga, que primero lo saco yo a él…yo no voy a pedir permiso, yo solo le pido permiso a Dios”.

Estas palabras desataron toda una polémica pues además de ser arbitrarias son un claro irrespeto a las jerarquías establecidas en la sociedad y puede incitar a los feligreces a erradas actuaciones contra la Alcaldía; sobretodo teniendo en cuenta que Orjuela efectivamente celebra sus misas una zona verde pública y al parecer no cumple con los protocolos de riesgo y salud pública.

Pero el excompañero de Judas, es decir Laura Acuña y Jota Mario, se contradice. En entrevista con Semana afirmó que él tiene los permisos desde el 7 de febrero, que él respeta la ley del Estado y de Dios, a las instituciones y no reta a nadie, añadió también, “Les vuelvo a decir: No les pido permiso a Petro ni al presidente Santos, a quienes respeto, para celebrar la eucaristía. El presidente no me pidió permiso para los diálogos de la Habana, ni Petro para el POT. Pero para el espacio sí pido permiso a las autoridades locales”.

El padre finaliza pidiendo perdón. ¿Será que usted lo absuelve? Por lo pronto el alcalde de la localidad de Kennedy, Luis Fernando Escobar, emprendió una investigación preliminar para determinar si ‘Chucho’ cumple o no las normas.