Crónica de un reality que no despegó

protagonistas-de-nuestra-teleLuego de casi tres meses de estar al aire, el programa Protagonistas de Nuestra Tele, se encuentra en su recta final, o por lo menos eso se supone por el hecho de que sólo quedan 7 participantes de los 16 elegidos (incluyendo el alargue de reingresos y demás), también es época de análisis sobre qué nos deja esta temporada que, esperemos sea la última.

Seguramente muchos se irán en contra de este post y su autora diciendo que el reality tiene un rating ‘rescatable’, que por lo menos a veces llega hasta los 10 puntos, pero no me importa, porque lo cierto aquí es que lo que pasó con el programa de telerealidad de RCN es la crónica de lo que el año pasado, el que fue el programa estrella de las tres letras, anunció: el público no iba a aguantar la repetición de una misma fórmula, sobretodo en un programa que al parecer en el 2012 llegó a su límite.

Mirando desde sus inicios, con Protagonistas de Novela (2002) el éxito fue total, el formato era nuevo y a la gente le gustó, de hecho de ahí salieron algunos que hoy figuran en la televisión nacional Ana Karina Soto, Pedro Palacios, Tiberio Cruz y en el extranjero como Daniel Arenas o la ganadora de la temporada Ximena Córdoba.

En 2003 el programa volvió a pegar, esta vez con una marcada tendencia a los conflictos y dejó una actriz, cantante, empresaria, modelo con ganas de comerse el mundo: Sara Corrales; la presentadora de telepromter Cristina Hurtado y a ella, su esposo Josse Narváez, todavía vigentes en la pantalla chica. Por su parte los elegidos como Protagonistas de esa época pasaron al anonimato de manera pronta, hablo de Shirly Gómez y Nicolás Reyes.

En 2004 la decadencia comenzó a notarse, la ganadora Ana Rivera, sólo sonó últimamente por ser acusada de quitamaridos en México, Alejandro Estrada en Tu voz Estéreo, Carina Cruz quien sonó tanto como el éxito de Primera Dama, novela que protagonizó, y por último Valentina Lizcano, entre otros que brillaron como actores de reparto en algunas producciones. Desde esta edición el público descansó y creyó que no volvería…

Pero como en Colombia todo puede pasar, más en asuntos de televisión, rating y creatividad, el famoso programa volvió renovando imagen, casa y nombre, pensando que así llamaría más talento… pero creo que en este punto con decir que ganaron Cristian ‘Camandulita’ Suárez y ‘Miss Cocadas’ es bastante… qué fracaso de historias y de actores, todos perdidos en el anonimato, excepto Ingrid Lobo que actualmente es reportera en Nuestra semana nuestra tele (¿eso si es gran cosa?).

No contentos con eso en 2012 lanzan la más famosa y escandalosa versión por aquello de los maltratos, peleas y mechoneadas que a la fuerza conquistó la audiencia y logró bajar del trono la violencia del pasado – Escobar el patrón del mal -, para traer la del presente, la de quien se humilla hasta lo más vil por conseguir un puestico que al final ni siquiera llega, sino que lo diga Oscar, Elianis o cualquiera de los que sirvieron para animar el circo que RCN y Miss Analía le trajeron a Colombia… la misma que afortunadamente hoy le dice ‘no más’ con los números que marca en rating.

Por eso en esta ocasión el triunfo resultó esquivo, la competencia se dio gusto al patear retaguardia y golear con unas pelucas de no mucha calidad pero sí entretenidas, la decadencia llegó por exceso de telepornomiseria, falta de talento, pedidera de plata a punta de votos y de ver al final una cantidad de personas malgastando sus días y años tras sueños que no se cumplirán simplemente porque para que un actor o artista de verdad se haga se debe tener mucho pelo pa’ moña y de eso, los actuales protagonistas no tienen ni cinco.