Ordinariez: lo bueno, lo malo y lo feo de El dia de la suerte

dia de la suerteEl siguiente estreno en la plataforma del canal de Las Américas busca recuperar el terreno que ni el mismísimo PDNT ha sido capaz de lograr, y por ello, justo un día antes del último martes 13 de este año 2013, RCN lanza El día de la suerte que ahora, en un extraño giro del destino, ellos catalogan de “historia diferente  divertida” (¿será por eso que Carolina Cruz suena para irse a trabajar a Caracol?).

A continuación el análisis:

Lo bueno de El dia de la suerte

¿Yo mismo pensé que no escribiría algo distinto a que suenan los grillos, pasa la planta rodadora, alguien tose. Bueno, si, que aquí al menos no tiene un papel Julián Román… o ver el cameo de Dinkol Arroyo y Juan Carlos Coronell. O el savoir faire del personaje de Judy Henriquez, cuya muerte en el primer episodio es núcleo central de la trama, junto con algunos de los flashbacks del primer episodio, o algunas de las locaciones.

Lo malo de El dia de la suerte

Pobres que se vuelven ricos por un giro del destino ¿Dónde hemos visto esto antes?. Ah, si, hace casi 20 años lo mostró Televisa  con El premio mayor, el mismo RCN lo adaptó de Telefe de Argentina (ya ni en eso somos originales) con Los Roldan (aquí llamados Los Reyes) y hasta Caracol tuvo lo suyo con Vecinos. ¿Debo entender que Mauricio Mejía es el nuevo Oscar (Robinson Díaz) y Kimberly Reyes la nueva Dra. Tatiana (Flora Martínez)? Pues les falta mucho pelo pa’ moña.

Hablando de pelos, como televidente crítico, consideraría que una caracterización de maquillaje debería ayudar a crear un personaje y definirlo de una manera que le permita hacerlo creíble. Pero hay que saber limitarse en los accesorios. ¿Quién fue el de la “genial” idea de la peluca para el personaje de Mejía, que vendría siento unremix entre Leonel Alvarez y Huicho Domínguez? ¿También se la reciclaron al sainete de las pelucas de Caracol? Más es lo que resta que lo que aporta este bisoñé. Y no fue el único caso, el vestuario de la mayoría del elenco parecía sacado de armarios tenebrosos y lobos como el de Marbelle, Manuel Teodoro o Alejandra Azcárate.

Lo feo de El dia de la suerte

¿Familias paisa, rola y costeñas en la trama? ¿Esto que es, el Desafío a quien sobreactúa más? El cabezote brillaba por el amarillo…, amarillo grasa claramente. Menos mal que casi nunca los volvemos a ver. Los letreros con la lora (vil copia de lo hecho en  Caracol con Cinco Viudas sueltas, por ejemplo) se me hicieron tan de mal gusto. La linea argumental de Gladys pensando que su marido le es fiel, mientras él la engañaba con la grilla de turno, o la del taxista dándole las gracias a la Virgen del Carmen se me hicieron más predecibles que drama coreano.

¿El “actor” que personifica a Fredy Rincón actúa en pantaloncillos en esta novela como amante de la amante del esposo de Gladys?  Puro efecto yo-con-yo. Y si, debo decirlo, se perdió ya la noción de que la novela que entre en la franja prime time reemplace a una saliente. Poco nos duró la dicha.

Los cambios de familias y de ciudades mareaban más que las que vimos en las audiciones de PDNT. Y ni hablemos del inquilinato donde viven Ramiro Meneses y su familia, que parece sacado de Amor a la plancha o de El secretario.

Lo peor del episodio es ver a Ramsés Ramos, otro que ya sale en otra producción actual de RCN (Allá te espero) como un travestí mas sobreactuado y vestido como por el enemigo. Mejor haber contratado a Oscar Naranjo… ¿como él mismo?. Esta idea me la dio Ak47TheLegend.  Irritante era ver el hablado de imbécil de Ramiro Meneses con su señora, parecía sacado de Vuelo secreto.  Ni haciendo dos personajes lo salvo de la quema.

La audiencia de alimentos y la laboral (¿?) eran de lo más ofensivo que he podido ver en cuanto a representar el punto de vista legal de las audiencias. Parecía hecha por los libretistas de Laura en América. Ni en los pueblos se ven audiencias tan ridículas. Y parece que la actriz que hace de jueza es la misma que hace de psicóloga enAmo de casa y fue fiscal en El Secretario o en Allá te espero. Encasillamiento, que le dicen.

Lo interesante El dia de la suerte

Ver en el elenco de esta producción gente con amplias tablas escénicas como Judy Henriquez; Bárbara Perea, Margalida Castro, Bruno Díaz o Gustavo Angarita, no sé si me llama a preocuparme más por sus tristes presentes, o a pensar en lo positivo que es que sigan o regresen a la pantalla.

Recapitulación: Como diría mi amigo y colega blogger JuanCarBez, en su reciente post,

“(…)Uno puede tomar malas decisiones en la vida, pero no todas al mismo tiempo. El Canal RCN se hunde en el fango tras ocho meses de bandazos que no la hacen mella a su directo contrincante (…) ¿de veras es la solución recurrir a la relamida fama de los pobres que quieren ser ricos y los ricos que caen en desgracia?(…).

Y agregó

¿Puede RCN superar algún día el estereotipo del surbogotano pobre pero “honrado, echao pa’lante y camellador”? Qué vá, para qué lo pregunto, si ellos siempre apelan a la misma formulita barata: lanzamiento de novela o programa con tarimas donde tocan tres pelagatos que ni en su casa los conocen.

Esta serie parece compactar, como si de basura habláramos,  lo peor, lo ordinario y lo ramplón de estas y demás producciones criollas y latinoamericanas que han exprimido hasta la saciedad la lucha de clases donde la dicotomía es pobre es igual a mal gusto y rico es igual a gente esnob y estirada que cae en desgracia.

Mas me inquieta pensar que productos que sobre el papel tienen mejor calidad, como Doctor Matta siguen anaquelados con el efecto Vostok encima, y otros como Allá te espero siguen sufriendo las inclemencias de una pésima política de programación del canal de las tres letras, aun cuando su recta final se anuncia.

Está bien que la competencia ha logrado liderar con productos de pésima calidad actoral y argumental como Rafael Orozco, el ídolo o La Selecc10n, pero ya está bueno de ver la enésima barrionovela, donde la gritería y  la sobreactuación es la regla general. ¿RCN no aprendió del fracaso de Pobres Rico?

¿Qué hemos hecho para merecer esta tragicomedia que no da ni risa ni lástima? Otra televisión, una más respetuosa de la inteligencia del televidente, y que no nos haga ver como sirvientas, choferes o gente inmunda, es posible.

Señores lectores, lo que suceda en materia de rating con este despropósito, me tiene sin cuidado, vean lo que les dé la reverenda gana. Si fracasa o no este producto, ello no va a hacer que llegue o no el pan a la mesa de mi hogar. En esta oportunidad, y de ahora en adelante en todos los BMFs dejen en el espacio de comentarios sus puntajes en una escala del cero al diez. Hooligans furibundos de canales, favor abstenerse.