Desafío África: eliminado Hassam de Celebridades

Gerly Hassam

El trigésimo quinto episodio de Desafío África arranca ya con 14 participantes, que hoy se disputarán sus territorios. Entre los Verdes se habla de desconfianzas, de retaliaciones por cuenta de algunos votos. La Estúpida Crespa, sinceramente, es la Manuela de este reality, moviendo los hilos de los votos, de aquí para allá.

En medio de ello, Stephanie regresa. Pero si por la Tribu llueve, por Hotel Safari, el clima de desconfianza hacia los azules originarios por parte de las celebridades no escampa, aun con las labores de peluquería de Castillo, que contrastan con la cuasimechoneada verbal que hubo entre Stephanie y Barney Gómez. Con una apuesta de 20 millones, la prueba territorial fue la sempiterna prueba de rodar la bola de palos por la pista de obstáculos. ¿Ven? Lo advertí desde antes del primer episodio…  Fabian y Castillo descansaron por sorteo, y creo que eso perjudicó a su equipo, pues los retadores, de lejos, se llevaron la prueba.

 

Para el episodio 36, se analiza la situación de los azules en el territorio de los otros equipos, que da recelos entre los verdes por la comunicación entre Castillo y Martín, que tampoco es de buen recibo hasta por el mismo Fabián. Prescindiendo de la palabrería barata de Jaime, los verdes se van de rally por África hacia el lago Rosa… en las escenas de relleno, junto con la polémica tonta entre los naranjas por lo de tomar el sol, algo que no es bien visto en la Tribu. Y ya en el terreno de juego, volvió la arenga entre los verdes (eso es lo que los tiene salados). La prueba consistió en pescar por relevos unas llaves, tras pasar una pista de obstáculos, con lo cual liberarán a un jugador de cada equipo, quien deberá atravesar la pista y levantar la bandera. Descansaron Hassam y María Luisa. Y en un cerrado cabeza a cabeza, los verdes liberaron primero a Stephanie Carrillo, y ello les permitió ganar el Desafío de Salvación.

En el 37, tras las aburridas escenas con peluquería de Bigote’e brocha a la Estúpida Crespa incluida #AyAmiga, y la estrategia de Jaime para ver cómo siguen reduciendo a los azules bajo la “tesis del espejo”, y los comentarios huevones de Fabián Mendoza y su diente partido, la prueba individual para los naranjas consistió en transportar unos balones en un poste por OTRA pista de obstáculos de equilibrio, y luego hacer encestar tres de esos balones en las canastas con sus nombres al final de la pista, haciéndolo rebotar primero en una superficie. Ganó la prueba Juan David Agudelo, lo cual debe poner en aprietos las cuentas de los azules en territorio ajeno.

La eliminación del episodio 38 se marca la misma estrategia de Martín y sus azules engatusando a los verdes originarios, pero la Crespa no resultó tan estúpida como creemos, lástima que permite este escenario una de las “profundas reflexiones” de Jaime. Igual, decidieron rescatar a Carolina, quien no recibió voto alguno

En la votación de los naranjas/azules, las cosas quedaron así:

Castillo: 4

Hassam: 3 (los tres votos azules)

Fabián: 1

La prueba que definió la ya previsible eliminación del prospecto de humorista de pueblo, que por muy dárselas de valiente no podía negar que estaba con ciertas lesiones, consistió en traer varias fichas que deben llevar a una estructura final, tras otra pista de obstáculos generar un efecto dominó que libere una bandera. Como solo pueden llevar de a 5 fichas por trayecto y son 25 en total, la clave consistirá en armar mejor la estructura. Ello fue lo que le dio el triunfo a Hallem Castillo, quein con solo el primer intento ganó el Desafío a Muerte. Indudablemente, las celebridades acaban así de perder a su mejor estratega en competencia, y eso ya es mucho decir.

Fabián Mendoza, aun sin saber el resultado, lloró cual Magdalena. Los de La Tribu ya hacían campaña por Castillo. La raza llama, indudablemente.