Las 9 causas del fracaso de La pista

carolina-gomez-la-pistaPor: PipeRuge. La pista fracasó. Eso queda en evidencia al ver que terminó con un promedio en ratings por debajo de los 10 puntos. Al ser un formato original de Caracol, sus expectativas estaban muy por encima de ese nivel. Además el programa ni suena ni truena: poco se discute en redes sociales y en la calle.

Tal vez el único punto positivo es que Endemol producira La pista en Europa pero lo que respecta a Colombia fue un fracaso Aunque empezó con un gran despliegue terminó sin pena ni gloria. No es difícil descifrar qué salió mal ya que, son mas las cosas malas que las buenas en este concurso. A continuación los 9 motivos que hicieron que La pista fracasara:

9. Las canciones

Uno de los mayores atractivos de esta propuesta eran la música ya que de ahí se derivan unas buenas coreografías. Caracol anunció las canciones mas famosas de todos los tiempos, pero, ¿dónde están esas canciones? La mayoría de las canciones son viejas y muchas sin emoción; sí fueron muy reconocidas hace muchos años, pero ¿y las generaciones de ahora? Las ultimas dos décadas también han generado canciones muy populares, de las cuales La pista incluyó si mucho 3. Muy mala selección de las canciones por parte de la producción.

8. Los cantantes

16 de los cantantes mas “reconocidos” del país como lideres, de los cuales realmente unos 5 se les puede decir famosos… ¿y el resto? ¿Carolina Sabino canta? ¿Quien carajos es Charlie Cardona? ¿Danny Marín, es enserio o un mal chiste? Si van a prometer 16 cantantes famosos uno se esperaría que fueran… famosos, no cantantes conocidos marginalmente. Aparte de eso la falta de preparación de estos es evidente; la mayoría (por no decir todos) ahogados al cantar, y su función es esa: cantar. Además, unas clases de baile antes del concurso hubieran sido perfectas, ya que es evidente su falta de preparación (si, me refiero a ti Sebastián Yepes).

7. La manipulación

Para nadie es un secreto que hay cierto grado de manipulación por parte de la producción en un reality show. Aquí es muy evidente demostrando en favoritismo por algunos en la asignación de canciones, en los implementos de escenografía, y en la votaciones “del publico”, mientras a unos les dan canciones decentes, a otros les dan unas latas que ni se sabe que hacer con ellas; aparte de que a algunos grupos se les da exceso de pantalla.

6. La simplicidad en coreografías

Es un concurso de baile pero este ni emociona ni se destaca, las coreografías son simples, planas, aburridas que de vez en cuando emocionan por una que otra maroma, pero si son los mejores grupos de baile del país estos no emocionan ni proponen o aportan nada nuevo, además que las canciones no ayudan mucho.

5. El jurado

Uno de los desaciertos fatales e imperdonables de La pista es su jurado: una actriz que baila, un cantante pasado de moda y un insípido representante artístico. ¿A quien se le ocurrió esta mezcla tan desabrida? El Puma solo se limita decir “me encanto, me fascino, se la compro…” y hasta ahí le llega la creatividad. El señor Fernan Burns Martínez se cree el malo del cuento y casi ni puede hablar; aveces me pregunto si el oxigeno estará por ahí cerca por si acaso.  Carolina Ramírez, la única que sabe de baile, aburrida en medio de esas dos momias, se sentirá como mosco en leche; los jurados se supone que están para instruir y corregir fallas, pero los señores se les nota que no tienen idea de baile, parece que estuvieran en un concurso de belleza porque solo dicen cosas vacías, coloridas y que no aportan nada.

4. La falta de emoción

Ver La pista aburre; uno como televidente espera ver un programa entretenido o interesante, pero la pista no tiene gracia. Ves un capitulo y ya lo has vistos todo, no hay ese factor sorpresa o ese algo que te haga sentir ganas de seguir el programa, y eso lo demuestran los mediocres ratings.

3. El escenario

Es horrible, pequeño, desabrido y sin gracia. Caracol no debería coger el Astor Plaza como patio trasero de su casa para hacer todos los concursos. Es importante porque el escenario influye directamente en que la coreografía se vea espectacular: más espacio, más libertad. Pero aquí los participantes y el publico se ven apretujados. Si Caracol va a lanzar una propuesta “original” debería invertirle al escenario.

2. La dirección

La pista tiene exactamente las misma dirección que La voz, Yo me llamo 1 y 2. ¿Lo malo? Que los mencionados programas son de canto y no de baile. Por tal motivo esta debería ser diferente, la dirección no es mala el problema es que no es adecuada para este formato; en esta el protagonismo se lo lleva el cantante y no los bailarines, aparte de que no se pueden ver y apreciar las coreografías como es debido por el terrible manejo de cámaras.

1. La saturación

En Colombia cuando algo tiene éxito lo exprimen al máximo y ambos canales nos tienen saturados de reality shows, en especial de canto, y ver La pista es casi lo mismo que ver La voz, Yo me llamo o Factor X; los cantantes se llevan toda la atención, tanto que  parece un concurso de cantantes con un buen cuerpo de baile, y los grupos pasan a segundo plano porque el favoritismo y atención se lo lleva el cantante… un error fatal.

Lo bueno: que Caracol se arriesgue a tratar de hacer nuevos formatos y no comprar y producir lo de afuera,explorar nuevos terrenos diferentes al canto o Desafíos, aunque la idea se ejecuto muy mal, el concepto del baile era bueno, y rescato a Carolina Gomez se ve fresca, natural, no forzada con libretos ridículos.

Si Caracol vuelve a hacer una nueva temporada de La pista que lo piense bien y no improvise otra vez, que invierta en el escenario, la escenografía, la dirección y las canciones, pero sobre todo que le de prioridad a los bailarines ya que supuestamente ellos son la razón de ser del concurso.

Los puntos de vista y opiniones expresados en este escrito son los de su autor y no necesariamente reflejan los de LaFiscalia.com, sus colaboradores, propietarios y anunciantes.