Los años maravillosos de la televisión colombiana: Pacheco, Gloria Valencia, Punch y RTI (1961-1969)

televisionUn ejemplo de una gran personalidades radiales que entraron e hicieron historia en la televisión fue el caso de la finada Gloria Valencia de Castaño, que venía de la HJCK y fue la primera conductora del que podría llamarse, el primer programa de televisión comercial del país: El lápiz magico, patrocinado por el Banco Popular. Presentó también el espacio Conozca los autores, cuya primera emisión la realizó con el maestro León de Greiff. Desde ese entonces comenzó a consagrarse así como la primera figura femenina de la televisión colombiana. En 1957 comenzó a trabajar con las programadoras privadas, en primera instancia con la hoy extinta PUNCH, la pionera, con el programa Por los caminos de la patria.

Luego, desde 1963 trabajo con RTI, que se fundó ese año, y en la cual estaba también Gómez Agudelo, con programas como El precio es correcto, Estudio Uno y Cumpleaños Ramo. Posteriormente trabajo con Caracol, Cenpro y en 1979 comenzó a laborar con RCN. En el caso de Fernando González Pacheco, éste llegó a la televisión en 1957 gracias al empresario Alberto Peñaranda, el dueño de la programadora Punch. En esa época todos los programas se hacían en directo con lo cual el ingenio del presentador era más importante que su apariencia física.

Pacheco representa el espíritu de los pioneros de la televisión, quienes podían actuar en teleteatros e igualmente leer noticias o presentar musicales. Presentó el programa Operación Ja-Ja que fue la cuna de humoristas como el fallecido Jaime Agudelo y Hugo Patiño. Este programa fue la semilla que generó la existencia de Sábados felices, que nacería en 1972. La mayoría de chistes que se cuentan en el programa son sobre la píldora anticonceptiva, gran novedad científica, liberadora de la sexualidad femenina. Luego, en diciembre del mismo año, comienza El club de la televisión, dirigido y presentado por Carlos Pinzón.

Para el 20 Diciembre de 1963 se crea el Instituto Nacional de Radio y Televisión, la hoy extinta INRAVISIÓN. El organismo dependía entonces del Ministerio de Comunicaciones, que tendría autonomía patrimonial, administrativa y jurídica. El primer director de INRAVISIÖN sería Cesar Simmods Pardo. Ya para ese entonces existirían las primeras programadoras privadas, que por la vía de la concesión de espacios y con algunos estudios habilitados para ello, ya iniciaban sus labores con dramatizados y programas de concurso.

En 1963, En nombre del amor y El 0597 está ocupado, de Punch, figuran como las dos primeras telenovelas. Pero es la segunda la que más recordación tiene. Dirigida por Eduardo Gutiérrez, producida por Manuel Medina Mesa y protagonizada por Raquel Ércole y Elisa Montojo, es la historia de un hombre que por equivocación llama a una cárcel de mujeres, una de ellas contesta y así comienzan un romance telefónico. Pero los descubren y descuelgan el teléfono para que él siempre lo encuentre ocupado. Cuando ella sale de la cárcel se casan.

En 1966 la licitación de televisión fue ganada por Consuelo Salgar de Montejo, mujer de la vida política nacional quien crea el Canal 9 conocido como Teletigre. A la licitación se presentaron también Caracol TV, RTI, Punch. En 1967 comienza a transmitir a nivel local en Bogotá. En 1970 pasa a ser Canal 9. Paralelamente la estación rastreadora portátil que se instalada en los predios de INRAVISION, trasmitió el XXXIX Congreso Eucarístico Internacional en 1968, presidido por el entonces Papa Pablo VI desde la capital Colombiana. Era la primera vez que un Sumo Pontífice visitaba el país y también la primera vez que se transmitían imágenes originadas desde Colombia al mundo.

En 1969, nuevamente gracias a los esfuerzos de Fernando Gómez Agudelo, esta vez apoyado por Leopoldo, Germán y Carlos Pinzón se instalan televisores y pantallas en las plazas de los pueblos y ciudades del país, desde donde se va las transmisión de la llegada del hombre a la luna en simultánea con el resto del mundo. La señal fue recibida en Colombia por satélite desde Houston, en Estados Unidos, señal que recibía Venezuela y fue encadenada con nuestro sistema de televisión desde la retransmisora ubicada en el Norte de Santander.

[Wikipedia, Colombia Aprende]