Las 8 fallas de Colombia’s Next Top Model

colombias-next-top-modelsPor: KarlexusLefay. Algunos comentarios sobre la realización del primer episodio de Colombia’s Next Top Model. Aunque como punto a favor se puede decir que la premisa del programa es dejar en ridículo al mundo de la moda y disfrazar el medio como una carrera de meritocracia y esfuerzo cuando en realidad es la rosca mas grande que existe. Si lo anterior no se cumple en los próximos episodios, no le veo sentido a perder una hora diaria para ver otro La voz colombia en donde todo es felicidad y todas son maravillosas y bellisimas y hacen todo bien.

Miremos algunos aspectos que destacaron en el episodio inaugural… negativamente:

1) Carolina Guerra viene siendo como el Sebastian Martinez de Colombia’s Next Top Model. Se ve improvisada y a eso súmele que ella cree que ya tiene la gran trayectoria en el ingrato mundo de la presentación. No la tiene.

2) Que va después del guisoRafael Orozco. Sabia que empezaba a las 9:00pm en punto pero para mi desgracia me cruce por unos instantes con los mazamorreros bigotes del cabo Payares.

3) La discriminación por la silicona y por las chaparritas. El biotipo de la mujer colombiana es asi… chaparrita y a veces pechugona.

4) Hasta ahora no tengo memorizado el nombre de cada alambresupermodelo. Además, ¿había necesidad de “boletiar” a una mujer en televisión nacional evidenciando que le llegó la menstruación y no tenia toallita? Que feo por el departamento de edición; a menos que la “urgencia” sea de caracter coprologico, ahi si le doy la razón a la alondra del Franklin. Que se aguante y puje pa’entro.

5) Cien millones y ser Chica Águila. Se nota que es un reality de paso. Cuando les anunciaron de cuanto era el monto, más de una hizo cara de “eso me lo hago yo en semana santa con ________ ” (espacio en blanco para otras actividades).

6) Más que un contra es una observación: ¿Catalina Aristizabal no tiene cara de señorona operada ya? La alta definición como desfavorece a esta venerable (yonkie?)… modelo. Aparenta más de la edad que tiene y eso que no sé cuanto kilometraje le marca la cedula. Cero y van dos: Andrea Serna perdió el brillo en la mirada y se le suma la otrora super mega top model Cata Aristizabal.

7) El escenario de “elección y coronación” (ver imagen que acompaña este post). Cuando lo vi, creí que estaba viendo un híbrido entre el futuro de Mundos opuestos y el Club 10. Hay un viejo dicho que dice “para ser, hay que parecer”. Si es un programa en donde están implícitas ideas como la moda, el diseño y el buen gusto, el escenario esta lejos de reflejar lo que el producto pretende vender… ser y parecer.

8) Por ultimo, la sobrevaloración del caballero a cargo del cabezote. Si Juan Camilo Pinzón es el chacho, si le ha ganado a Jesucristo en persona, ¿no debería haber hecho algo mas creativo? ¿Darle utileria del Canal sobre un fondo plano con una luz para que le haga sombrita y darle instrucciones a las muchachitas para que hagan idioteces? De vanguardia no le veo absolutamente nada; un consejo para este señor que se cree el gurú del audiovisual: que se baje de la nube de gokú y googulieé un parroquiano llamado Chris Cunningham, eso si es tener visión y creatividad en esta mugre vida.

Conclusión: va a durar lo que dura un merengue en la puerta de una escuela (distrital), caldo de ojo mas bien poco y pues ¿que enganche enfermizamente? Hasta ahora no; le doy una semana mas para ver mi interés mermado.