Sofía Vergara y Nick: lo que realmente sucedió en Miami la noche del 31

sofia-vergara-nick-loeb-2012Los medios, tanto colombianos como extranjeros, se han dado un festín hablando de la supuesta pelea entre Sofía Vergara y su novio Nick Loeb en Miami el 31 de diciembre pasado durante una celebración de año nuevo. Es un hecho que la actriz colombiana se cayó y que quedó al descubierto su seno izquierdo. Lo que hasta el momento no era claro es cómo se llegó a ese punto. Algunas versiones hablaban de una pelea con Nick Loeb, e incluso de que este le habría roto el vestido.

Esto es lo que realmente sucedió: a la pareja de la estrella de Modern Family y el multimillonario los invitaron a un establecimiento en Miami llamado Story (localizado en el W de South Beach) de propiedad de Chris Paciello, un viejo amigo de Vergara quien pagó 6 años de cárcel por estar involucrado en un asesinato y robo bancario.

Los Loevergara (si, me lo acabo de inventar) llegaron a Story y el personal de servicio los instaló en una mesa adicional que trajeron pues la que estaba reservada para ellos la había ocupado otro grupo. La nueva mesa estaba justo al lado de una ocupada por Fereidoun Khalialian, un iraní quien también ha tenido problemas serios con la Ley y fue socio de Paris Hilton en otros establecimientos nocturnos de Miami.

Khalialian contaba con un séquito de 5 guardaespaldas cuyo trabajo era asegurar que nadie molestara a su grupo durante la noche. Cuando uno de los acompañantes de Loeb y Vergara de buena fe dió un paso atrás e invadió el espacio que el grupo de Khalialian percibía como suyo, fue inmediatamente empujado de vuelta a la mesa de la actriz colombiana dando inicio a la tensión entre los dos grupos.

Minutos después Vergara, en un gesto de buena voluntad, tomó la iniciativa de dirigirse a la mesa del iraní para desearle un feliz año (o para pedir que los dejaran tranquilos, depende de a quién se le pregunte); lo hizo acompañada de Nick Loeb. Aunque los guardaespaldas de Khalialian dejaron pasar a Vergara, dos saltaron encima de Loeb hasta hacerlo caer al piso. Aunque el acuerpado novio de Sofía intentó defenderse, los grandulones eran demasiado para su fortaleza física, más aun teniendo en cuenta que Paciello, el dueño del establecimiento, se unió a la gresca en contra de Loeb.

Viendo a su pareja totalmente dominada, Vergara trató meterse en la pelea solo para verse literalmente tumbada por otros dos de los guardaespaldas del malandro. En ese momento su vestido se rasgó. La pareja abandonó el establecimiento con razguños menores.

Eso es lo que sucedió.