Colombia’s Next Top Model debutó: pronóstico reservado [Caracol]

franklin ramos en colombiasnexttopmodelEn la primera escena se les informa a las concursantes de Colombia’s Next Top Model que en este capítulo serán excluidas de la competencia 5 modelos. El programa tiene ritmo, lo cual es muy positivo. La primera prueba es la del ascensor. Grupos de 3 modelos colombianas deben abordar un ascensor en el piso 1 y vestirse con lo que encuentran alli. El tiempo se acaba cuando llegan al piso 30 donde se encuentra el fotógrafo Raul Higuera quien hace una minisesión fotográfica con cada una de las aspirantes.

raul_higuera_colombiasnexttopmodel

casa_colombiasnexttopmodel

Después de conocer la lujosa casa donde residirán las aspirantes, se dirigen a un evento en el Jockey Club de Bogotá. Es una prueba contra reloj en la que deben lucir 3 vestidos diferentes. Entre vestido y vestido apenas tienen unos segundos para cambiarse. Franklin Ramos esta backstage enivando a la pasarela una por una de las modelos.

“Traje de gala todas fatal!” -Kika Rocha

“Déjate el pelo quieto que me vas a enloquecer” -Juan Camilo Pinzón

pasarela_colombiasnexttopmodel

El tercer reto es con Catalina Aritizabal; se trata de grabar unas imágenes para el cabezote del concurso bajo la dirección de Juan Camilo Pinzón. Pasan una por una o en grupos de dos.

cabezote_colombiasnexttopmodel

Finalmente les muestran el cabezote terminado. La instrucción es que las que no se vean en las imágenes deben abandonar la competencia. Las que no aparecieron en el video son: Tatiana García (Medellín), Naty Sánchez (Medellín), Natalia Ospina (Bogotá), Keidy Garcés (Cúcuta) y Juliana Vega (Medellín).

tatiana_eliminada

Las excluidas dan sus predecibles declaraciones de salida.

Conclusión

No conozco el producto original asi que no estoy en capacidad para compararlo con el colombiano. Las pruebas aunque con buen ritmo no son muy emocionantes. La presentación de Carolina Guerra es limitada, esporádica; es decir, ella no tiene mucha pantalla en el programa, unicamente para presentar el principio de una prueba o para decir “quedan dos cupos” durante la eliminación. Le falta algo de carisma.

Como punto a favor de la edición del capítulo es que entraron en competencia inmediatamente. Es decir, no se mostró el miserable proceso de casting y selección. Kika Rocha hizo algunos comentarios contundentes durante el desfile. Franklin Ramos fue más un lagarto que una presencia útil. Catalina Aristizabal… es Catalina Aristizabal, muy seria y profesional en el libreto… como en CM&.

Me parece medianamente entretenido el programa pero la realidad es que, para mi gusto, siempre habrá algo mejor para ver o hacer a esa hora; será uno de esos que bien si lo veo y bien si no lo veo. En los canales de cable hay programas que sobrepasan facilmente “medianamente entretenido”.

Por ahora (y creo que ya me formé una buena idea) no amo ni detesto a ninguno de los jurados ni, hasta el momento, a ninguna de las participantes. Después de casi una hora de programa creo que el televidente debería tener favoritas, pero no las tengo. No me importa ninguna. Los miembros del jurado, aunque probablemente muy competentes en sus respectivos campos, no me generan mayor emoción.

Como todo concurso de telerrealidad, Colombia’s Next Top Model necesitará su dosis de drama para tener éxito comercial. La realización es de buena calidad y entre las concursantes hay modelos colombianas con mucho futuro. El éxito dependerá del arrastre y del drama. Sobresale Kika Rocha como una fuerza importante en el jurado y opaca a sus compañeros. Sin embargo, para consolidar el programa se necesita quizás personalidades más definidas en el jurado. Por ahora pronóstico reservado.

Cuatro finalistas de Top Model serán Chicas Águila y recibirán un carro cero kilómetros. La ganadora recibirá cien millones de pesos. Hay más premios.

¡Alguien llame a Amparito Grisales para que salve esto!