Sandra Muñoz aceptó que sí es la del video, negó conocer a Madame Rochy [SoHo]

Sandra MunozEra verdad, como se dijo hace unos dias en este espacio Sandra Muñoz si posó para SoHo y de paso dió declaraciones sobre su controvertido pasado. La polémica actriz y modelo colombiana Sandra Muñoz discutió su pasado sentimental junto a varios reconocidos narcotraficantes y su ascenso de niña humilde de Manizales a actriz de Univisión en Miami. También discutió el presunto video en el que aparecería Sandra Muñoz junto a Jose Figueroa Agosto y la mención que hace de ella Madame Rochy en su libro ‘Las prepago’.

Para empezar negó que fuera vendededora de dulces cuando era más joven en Manizales; su madre tenía un puesto de revistas y sí eran pobres, “pero lo mejorcitos del barrio.. con televisor, nevera, plancha, radio”. Sobre su primer esposo, a quien conoció en un gimnasio en Cali y se fueron a vivir juntos a los 10 dias, dice que aun no está segura si él tenía relaciones con el narcotráfico, que simplemente ella lo veia como un ganadero.

Sobre la pérdida de su visa años después ya viviendo en Miami, dice que ocurrió porque no quiso dar información sobre su pareja en ese momento, cuyo nombre de abstuvo de mencionar. En general sobre sus parejas dice preferir que no le cuenten cosas que “no me interesan”. Traducción: andaba con un traqueto (ya el segundo en la entrevista) y cuando la DEA le dió la oportunidad de hablar ella se negó y por eso le quitaron la visa.

 

Sandra Muñoz se vió obligada a regresar a Manizales. Admite que alla volvió a relacionarse con personajes al margen de la Ley. Al respecto dice:

“… cuando empiezas a conocer a una persona, no se te presenta contando quién es. Ya en un par de meses, cuando te puedes dar cuenta, estás enamorada y jodida.”

Sobre las acusaciones de que se ha desempeñado como acompañante sexual, Muñoz se defiende muy elegantemente diciendo que

“Si ser prepago es acostarte con tu novio y que te dé plata, entonces lo soy. Pero, eso sí, todas tienen su precio […] mi precio es que me hagan feliz […] Porque a mí el dinero no me moja; me moja un hombre que me encante “

Aclara que es posible que de una u otra manera haya estado cerca del mundo de las acompañantes sexuales, la actriz colombiana niega enfaticamente conocer a Madame Rochy. Según ella, fue blanco de la conocida madama por su origen humilde. Cuando estalló el escándalo Madam Rochy, Muñoz se encontraba en República Dominicana pues para ese momento ya estaba casada con un hombre “humilde” en la isla.

Eso sí, admite sin tapujos que los años 90 los mafiosos la buscaban “como abejas al panal” a través de un conocido o el peluquero con regalos, relojes, joyas, flores, etc. Ante la pregunta de que si no le causaban curiosidad ese tipo de regalos y el origen de tanto lujo Sandra Muñoz se defiende diciendo que

“lo que pasa es que uno al principio no sabía quién era. Podía ser un político o un empresario, porque ellos también mandaban regalos, como Berlusconi.”

Es decir, ella se preocupaba (¿se preocupa?) por saber quien es su pareja después de recibir los ostentosos regalos. Muñoz admite que su primer novio, cuando tenía 17 años, fue Luis Murcia alias ‘Martelo’ (tercer pareja narcotraficante que menciona en la entrevista) quien le “prestó apartamento en Bogotá […] carro, estaba pendiente de mí y de mi familia”.

Sobre el video en el que aparece una mujer de contextura física similar a la de Muñoz al parecer con el narcotraficante dominicano José Figueroa Agosto dice

“Eso fue una relación que yo tuve con un personaje de la vida normal dominicana: papacito, joven, empresario, que no estaba escondido, que salía con mujeres hermosas… Pues resulta que tenía ese fetiche de grabar, y una vez en un allanamiento le encontraron mi video y los de otras niñas”

Bien, eso es un si y Figueroa Agosto es el cuarto narcotraficante-compañáero sentimental que menciona en la entrevista.

Muñoz concluye diciendo que quiere dejar el pasado atrás y que ahora es una mujer “un poco cuerda, un poco madura, un poco inteligente”. Me pregunto con quién anda actualmente Sandra Muñoz.