Chabacana y predecible: lo bueno, lo malo y lo feo de Casa de reinas

En la noche de ayer la “miniserie” derivada de Chepe Fortuna llegó a las pantallas de RCN, tratando de restarle audiencia al actual liderato de Caracol, y es hora que sea sometida a nuestro tradicional análisis Bueno-Malo-Feo. A continuación los puntos claves de Casa de reinas:

Lo bueno de Casa de reinas

El inicio del programa fue hasta chistoso, parodiando los cuentos infantiles. La musicalización y escenografía fueron apenas correctas. La fotografía fue muy colorida. La única línea acertada de todo el episodio fue la crítica de Lucas de la Rosa (Rodrigo Candamil) sobre el reggaetton.

Lo malo de Casa de reinas

Las escenas lucían inconexas entre sí. ¿Cretina Hurtado?…..Foooooo….¿María Mónica Urbina?…refoooooo…¿Teo de Factor Xs 2011? …. ultrafooooooo. Demasiados flashbacks para un primer capítulo. Infantil y medio me pareció la escena de la estafa. Si el presunto estafador se fue con el cheque directo al aeropuerto ¿no era factible dar la orden de no pago? ¿Kimberly Reyes en esta producción y en DCEU? ¿Alguien se traga el cuento que unas reinas de un penal tengan unos trajes de fantasía más elaborados que los de las reinas del CNB?. Eso ni las del Buen Pastor. Las escenas de la llegada de la abogada reclamando la deuda de arrendamiento, la llegada a la verdadera casa hipotecada, la captura del “Bellaco” como vendedor ambulante o la del cuasi linchamiento del abogado y posterior encuentro con “La celosa”, hasta terminar en la pelea con “el Bellaco” no son nada creíbles. Todas parecen sacadas de episodios diferentes.

Lo feo de Casa de reinas

Las predecibles sobreactuaciones del elenco (incluidos hasta los extras con parlamentos), denigran, entre otros, del colectivo LGBTI, ridiculizándolo en pleno horario familiar; o del gremio de abogados, a los que nos dejan como unos “marrulleros”, espetando artículos incorrectos o inexistentes. El amotinamiento tras la coronación de Venezuela fue una de las escenas peor hechas y más inverosímiles en la historia de la TV colombiana. ¿De dónde sacaron tanto vestuario hortera, del armario de Alejandra Azcárate? ¿del de doña Grasienta Torres, La Negra Manteca? ¿O el de Mantequelle?. Los libretos dan ganas de físicamente vomitar. Y la duración del primer episodio lo hacía insufrible.

Lo interesante de Casa de reinas

Que enfrenten una serie (o miniserie) como estas frente a la aparentemente indestronable La Voz Colombia, cuya luna de miel parece tornarse en hiel. ¿La Gorda Fabiola en RCN?….Neeeext, please!. De milagro quien leyó el resultado del reinado del penal fue Rodrigo Castro y no Andrea Serna.

Pronóstico

Con el habitual mal gusto del televidente Colombiano, no me extrañaría que hasta llegara a liderar en el rating con este humor chabacano y predecible. Es más, hasta La Voz Colombia merece esa movidita de tapete, a ver si dejan esa melosería asfixiante en medio de galas sosas, donde les hacen creer la mentira a los participantes de que son los super cantantes, cuando escasamente tres o cinco de ellos valen la pena de ver y escuchar. Pero, siendo sinceros, creo que la cura termina peor que la enfermedad. Mi calificación, es un más que justo -10 (diez negativo). Esta descarga industrial de MANTECA y RAMPLONERÍA nunca mereció salir a la luz, más cuando otros proyectos del canal de las tres letras con mejor potencial siguen con temperaturas antárticas.