[Entrevista] Agmeth Escaf explica proceso contra Caracol por modalidad de contratación laboral

En comunicación con LaFiscalia.com Agmeth Escaff respondió algunos cuestionamientos a la campaña que viene adelantando via Twitter con la etiqueta #trabajodigno tras su salida de Caracol Televisión hace unos meses. La queja del presentador radica en que su exempleador no accedió a firmar un contrato de trabajo a término indefinido. Según Escaf más de la mitad de los trabajadores de Caracol están en condiciones similares pero se abstienen de protestar por miedo a represalias. El presentador anuncia que ya adelanta un proceso laboral en contra de Caracol.

Con el fin de aclarar todas las especulaciones que se han tejido sobre el tema, Escaf accedió a contestar las siguientes preguntas a LaFiscalia.com:

1. ¿Cuándo ingreso a Caracol y en qué condiciones contractuales? (Es decir, ¿qué tipo de contrato?)
31 de Julio de 2006 hasta 31 de Julio de 2012 con un contrato de prestación de servicios que se renovó anualmente en las mismas condiciones.

2. ¿Se sintió satisfecho con sus condiciones laborales en ese momento?
En el momento de firmar creí que un contrato así me daría tiempo de alternar la presentación con la actuación como lo venía haciendo en Bravíssimo, pero ello no ocurrió. Día a Día comenzó a acaparar todo mi tiempo, debía grabar de tarde, de noche, fines de semana, festivos; es decir, me convertí en Talento Caracol pero sin ser empleado de Caracol.

3. ¿En qué momento se empezó a sentir insatisfecho y por qué razón no exteriorizó su sentir en ese momento?
A partir del primer año. Es decir yo vengo pidiendo que me solucionen el problema hace años. Para explicar bien el problema te lo pongo así. Una empresa puede contratar mediante prestación de servicios siempre y cuando no sea para que el trabajador realice actividades permanentes relacionadas con la misión de la empresa y mucho menos, si dicho trabajador debe cumplir horarios, acatar órdenes, es decir, si dicho empleado es subordinado. En tal caso, dicho trabajador debe tener un contrato de trabajo, es decir, debe ser un empleado de la empresa, no un contratista. El grave problema acá es que al darme ese trato, Caracol dejó de pagarme prestaciones, pensión, salud, cesantías, vacaciones, bonificaciones, etc. Esto es un delito, la ley lo prohíbe y lo castiga pues con ello la empresa evade pagos que le corresponden como empleador.

4. ¿Qué tipo de contrato tienen sus excompañeros? (Ejemplo: Catalina Gómez, Maria Cecilia, etc)
Catalina Gómez y Mónica Rodríguez tienen contrato de trabajo, lo sé pues el carné de ellas es azul y lo dice, el mio era naranja y decía contratista. Yo no critico eso, ellas se lo merecen. Así debe ser. Lo que reclamo es la desigualdad laboral.

5. ¿Conoce ud las condiciones de contratación de actores en Caracol? ¿Cómo son?
Un actor es contratado como prestador de servicios pues su trabajo es temporal no permanente como sí era el mío.

6. ¿Conoce ud las condiciones de contratación de presentadores en RCN? ¿Cómo son?
No puedo asegurarlo, pero por lo que me han comentando tal parece que las prácticas de contratación de RCN son más justas.

7. Ud lidera via Twitter una campaña con el hashtag #trabajodigno. ¿Qué parte de su relación laboral con Caracol consideraba indigna?
El trabajador siempre será digno pues no le está robando nada a nadie, lo indigno son las condiciones laborales. Si usted es empleado, es decir, recibe salario, presta el servicio personalmente y lo hace de manera subordinada, usted debe tener un contrato de trabajo no uno de prestación de servicios.

8. Usted argumenta que Caracol prescindió de su servicios por reclamar sus derechos laborales. ¿A qué derechos se refiere, cómo estaba usted en desventaja con respecto a otros trabajadores?
Mi contrato se vencía el 31 de julio y yo pasé una carta informando que no lo renovaría a menos que me dieran un contrato de trabajo como exije la ley. Caracol prefirió dejarme ir antes que reconocer que yo sí era un empleado de ellos.

9. ¿Va usted a iniciar alguna acción legal en contra de Caracol?
Ya la inicié. Inclusive, estando aún en Caracol. El proceso administrativo ya se realizó en el Ministerio de Trabajo. Ahora inicia el proceso en un tribunal laboral donde un juez dictaminará la existencia de un contrato realidad entre Caracol y yo. Es decir, un contrato de trabajo que aunque no haya existido en el papel, sí existió en la realidad.

10. Concretamente, ¿qué busca con esta campaña: sentar un precedente, mejorar las condiciones laborales de los colombianos, un acuerdo económico con Caracol o todas las anteriores?
Mi caso es muy sencillo de ganar, es clarísimo como el agua, te lo puedo decir cualquier abogado laboralista. En realidad no lo hago por mi así muchos no me crean. Para mí sería más sencillo callar y no enfrentarme de esta manera con un grupo económico tan poderoso, sabiendo que es posible que no vuelva a trabajar en televisión en mi país por hacerlo. Yo lo que quiero es que otros que están como estuve yo se den cuenta que es hora de perder el miedo, que es hora de exigir lo que por derecho se ganaron.