Isabel, Edward y Giorgio Di feo, primeros nominados en Mundos Opuestos

Sara Corrales nos sigue demostrando que, como presnetadora, es la peor pifia del programa y , a renglón seguido, sexy ángulo de Giorgio Di Feo haciendo ejercicio, y es la hora de descubrir la tela de la pared medianera entre los dos mundos, lo cual permite que el italiano se despache en groserías en itañol. Como temían algunos lectores, se ve libreteado y forzado el debate entre DiFeo y Zapata, el entrenador del pasado, y del otro lado del vidrio, Pipe Calderón y algunas de las mujeres lo critican  (#alertapártetegalleta).

Omar Murillo cree que verlo en calzoncillos es agradable ¡Qué horror!. Otra que critica es Sandra Muñoz, mientras Hernando se viene con ínfulas de recreacionista de vereda. Los Infinito están bajoneados, sobre todo Farina, a la que le cae una piedra de las que tenía que picar en el pie; mientras Pipe y Sofía conversan sobre la situación de su madre ( la de ella) y luego él imita el acento de DiFeo.

Y es que los Infinito discuten hasta por la comida que el despreciable de Tambien caerás cocinó, solo porque a Sandra Muñoz le parece que solo van a “jartar”, y ello despierta comentarios malucos entre Edward y Víctor en contra del actor italiano. Mientras en el futuro, oh, sorpresa, repiten el libreto chileno al pleno con “sushi”, oh qué “futurista” ( sarcasmo: ON ). Farina y algunas de sus compañeras de equipo critican al sudafricano ( el del nombre de puesto de comidas rápidas).

Y para que el formato maneje conceptos que parecen traídos de Desafío o Gran Hermano, tendremos prueba de inmunidad para que quien gane no sea nominado. Saldrán dos Protegidos de todos los tiempos, un hombre y una mujer; pudiendo pasarse de tiempo a tiempo libremente por ese ciclo. Los que queden en último lugar serán los dos primeros nominados de la semana.

La prueba es armar un tablero estando esposados de pies  y manos, debiendo colocar todas las figuras del tamaño correcto, igualito al Desafío. La prueba fue ganada por Sofía Jaramillo – de Eternidad- entre las mujeres y por Víctor Torres (el pimpinero de Infinito) entre los hombres, y los dos primeros nominados son Isabel Gómez y Edward Carrillo, ambos del equipo Infinito. Eso le da derecho a Víctor de pasar del pasado al futuro, en medio de ese traje tan mal confeccionado.

En el Concejo de mujeres – si, ellos lo usan con C, no con S- , pésimamente presentado por Sara Corrales, tratando de ser un remedo de Margarita Rosa + Andrea Serna, y hubo una acusación de que hubo fichas que no cuadraban, pero Sara Corrales le pide a las participantes que dijeran si alguna de ellas vio que Sofía tomó una ficha de mas, y Ana María dijo que no le cuadraban las matemáticas para que la hermana de la Dra. De la Calle ganara. En la votación, las participantes de Eternidad apoyaron a Sofía, mientras la de Infinito a las de Eternidad, quedando en un empate tan predecible como ridículo, que terminó ratificando a Sofía, qué payasada, una polémica muy infantil, que en nada resolvió las dudas que había.

Definitivamente la voz de Sebastián Martínez le servirá con Katty Sáenz, pero para presentar suena aniñada. Tan aniñada como lo es la actitud de Sandra Muñoz con la comida en su equipo. Y hablando de comida, la polémica del día siguiente fue la de que, Víctor incumplió la regla de no llevar comida del futuro al pasado, lo que motivó a que en el Concejo del pasado, con presencia de los otros integrantes, él perdiese los privilegios de ser protegido de todos los tiempos (mucho idiota), quedando a expensas de los votos, que tienen la misma mecánica que los Cara a Cara. En este sentido, así quedaron los votos (las razones me las ahorro, esta vaina aburre)

Giorgio: 7

Ana María: 2

Sandra Muñoz: 1

DiFeo, tercer nominado, sigue en su tónica de querer abandonar la competencia, ante su supuesta lesión en la pierna, mientras que Farina habla de “aprender” de la experiencia del Pasado, y a renglón seguido,  despotrica con Delmys de Ana María; mientras que Sofía tiene su nivel de hipocresía alto frente a Diana y complotea con Ana Lucía. Y en otro plano señores, la ropita prestada de la señora de Barraza le queda fatal a Sara Corrales, tanto como el maquillaje, en modo escopeta de Homero Simpson en callejera; tanto como no le sienta a Aristizábal y al de También Caerás eso de trovar ( donde no les rimaba ni por equivocación).

En nuestro próximo post, veremos quien abandonará la competencia.