Lo bueno, lo malo y lo feo de Mundos opuestos: a Sebastián Martínez le falta pelo pa’ moña

RCN lanza su contraataque de telerrealidad ante el estreno de La voz Colombia, y esta vez lo hace de la mano del formato chileno Mundos Opuestos, cuyo seguimiento semanal arranca desde hoy con su respectivo análisis de Lo bueno, lo malo y lo feo.

 

Lo bueno de Mundos opuestos

El cabezote inicial proponía una historia, narraba de forma muy concreta quienes eran los elegidos. La escenografía de pasado y futuro estuvo relativamente bien lograda. Los nombres de los equipos fue el apropiado (creo que así se llamaban en Chile). Fue apropiado revolver famosos con no famosos en cada equipo. La explicación de las pruebas fue mejor lograda que en Desafío, sin las arandelas absurdas del formato de Caracol, se nota que aquí si saben editar, ir al grano con lo relevante en las pruebas (la primera de ella ganada por Eternidad).

 

Lo malo de Mundos opuestos

Farina: demuestra lo fracasada que eres al entrar en un reality tras salir de otro. A mas de un “famoso” solo lo conocen por sus casas (Ana Lucía Silva te etsoy hablando), o por las razones inapropiadas (cofcofBola8cofcofSandraMuñozcofcofPaolaTovarcofcof). En materia de presentadores están fatales, a Sebastian Martínez porque se le nota a leguas que le falta pelo (literalmente) pa´moña. ¿Se pensó en 18 participantes y metieron 20?…esto va pa´ largo. Innecesario era verlos en ropa interior vistiéndose, y casuamente, ¿todos con ropa intima del mismo color?.

 

Lo feo de Mundos opuestos

Mientras en CityTV llegan todos los participantes de Gran Hermano en Chevrolet Sail, ¿los “aventureros” de Mundos Opuestos llegan de pasajeros de mototaxis?. Se notaba el nivel marginal de personajes como Víctor, el pimpinero (a quien mostraron chupando una manguera con gasolina). Sofía Jaramillo ¿y esa joya en la frente que, mijita, se cree con corona?. ¿Quien peinó a Sara Corrales, Adriana Arango? Y mijita, esa voz de intriga ya no le queda bien ni a la que vive obsesionada con tener en sus manos el sobre. De entrada ya le van a ordeñar dinero a los televidentes a punta de “apoyos”… ¡que no se le note el hambre a RCN, por favor!.

Se notaron muy ficticias las ratas, cucarachas y arañas que vieron los de Infinito. Si cada equipo eligió unos capitanes ¿qué pitos tocan los “asesores” como Laura Acuña y el otro señor?. Era obvio que LG tendría el vitrinazo comercial en el futuro. Los vestuarios me parecieron mal confeccionados. Se nota de Daniel Calderón nos va a embutir sus dizque canciones en este programa, cantando a cada rato. la actividad que hizo Laura Acuña con los ganadores del futuro estuvo muy infantil, yo pensé que les iba a enseñar a hacer pegas o a repartirle codo a los compañeros, que en eso tiene un Ph. D.. Parecía eterna la gruta hasta el final de la zona del pasado.

 

Lo interesante de Mundos opuestos

Que Caracol, que estrenó La voz Colombia un lunes, programe una de sus galas un ¿domingo?, te hace pensar que el pulsito entre canales va a ser duro, pero RCN no sabe en la que se metió. ¿seguirá la mala racha de las adaptaciones de programas chilenos? Creo que si. Yo no quedé nada convencido de  meter bajo un mismo techo Playa Alta y Playa Baja… y hasta esta última es y se ve mas natural en la competencia que lo que mostraron en el pasado. Es interesante ver a Athenea, una persona virtual con acento español, como la de cierta marca de antivirus, al menos parece mas cordial que la señora de Kling.

 

Pronóstico

Va demasiado rápido y no de buena forma el nuevo formato de RCN. Esperemos que no esté Analía Michelengueli detrás de este tambien, con todo lo que ello significa; y como medida cautelar, a este debut se le asigna una nota de -1/10 (lean bien, uno negativo sobre diez), y eso, solo por saber editar la prueba a lo indispensable. Como diría uno de mis lectores, este formato merece ser enviado a otra dimension.