Reflexiones del debate con Rafael Santamaría [Gran hermano]

Tras la lectura hecha por Gran hermano de las nominaciones, Juan Sebastian teme que se unan los que apoyan a Dayana y Alejandro y vayan contra él. Cree que por cantarles la tabla a los gorgojos quedó en riesgo. Dulce y Diana lo consuelan, y los gorgojos hacen lo propio con los de su bando, pero Diana estalla en llanto y la misma Dulce parece ser su apoyo moral, y luego Juan.

La modelo paisa dice querer irse, pero ya el asunto es muy claro: Los gorgojos están afectando psicológicamente: la paisa estaba bajoneada porque se sentía culpable de la nominación que había realizado (nominó a Camila y Farid por descarte): “Yo te hubiera podido ayudar nominando a otros”, le confesó a Juan Sebastián quien había salido a consolarla. Además, no se siente cómoda con sus compañeras de cuarto y dice que constantemente le tiran indirectas como: “Durmiendo con el enemigo” (esta se la dijo Aura, que ya destapa su faceta mas oscura). Esto, sumado a las razones anteriores, desencadenó la pequeña crisis que tuvo. Aparte de ello, el sábado quedaron a un solo error de perder el reto. Y el viernes en la noche, jugaron con dados sexuales, con actividades como “soplar cola” o “morder cachete” o “besar panza” y vi hasta algo nerviosa a Dulce…

Y el sábado nos enteramos que los 13 habitantes de la casa pasaron raspando el reto, con escasamente un error por cometer, lo que les dio como recompensa 4 minutos 26 segundos para mercar, el mayor tiempo que han tenido en estas cuatro semanas. Alejandro será el encargado de hacer la compra ¿se repetirá en él el maleficio de hacer mercado?. Y luego, entregaron los regalos del amigo secreto, donde destacaron los calzoncillos que Camilo le regaló a Alejandro #AlertaPárteteGalleta, algo que fue muuuuuy comentado por Dulce y Camila; y un regalo sorpresa, que fueron 13 camisetas diseñadas por Sebastian, segundo eliminado del programa, con unos diseños excelentes. Luego, Alejo arrasó con la fuente de chocolate y Aura recibió una carta de Rafael, en la que le profesaba su amor por ella con cosas como: “tu eres mi dueña…eres mi sol y mi ángel…” – pfff, qué palabrería barata, casi me daba un coma diabético-. La animó a continuar y que él iba a estar afuera esperándola (si, sobre todo si se gana los 106 millones).

El ilustre concejal animó la fiesta con sus característico rol de presentador wannabe y sus bailes con las mujeres (el único que lo hace, porque el resto nada de nada, aun con cerveza sin alcohol, y eso que Juan Sebastian le dijo que las acciones que él estaba haciendo en la casa no le servirían políticamente. Para destacar del domingo, Juan Sebastian ( que ya había llorado por su novia) comparte cama con Diana… no sabemos si surjan “resultados sexuales”, y de surgir, esperamos que duren más que con cierto ex participante… pero mientras Camilo nos echa sus historias tristes de su vida en el cuarto, no creo que esta interesante pareja pase a primera base. Luego, hablaron sobre marihuana y experiencias homosexuales en el ejército… Dayana conversó su intención de irse antes que salga Alejandro.

El lunes, cuando todo parecía estar listo para que el ilustre señor Concejal de Anapoima mercara; el haber entrado al mini mercado antes de tiempo, antes de ser autorizado y por su mismo acelere, hizo merecedores a los demás habitantes de una sanción de cuatro horas de retraso en la labor de abastecerse de víveres (que Alejandro luego se encargará de devorar, claro está). Alejandro quedó vetado por lo sucedido, y aunque se pensó que fuera Camilo el encargado de dicha labor, finalmente Farid sería el que la realizaría, y parece haberlo hecho muy bien pero ¿se le transmitirá el maleficio de ser nominado?. Y comparto lo que dijo Yilber: No todo puede ser recocha en esta casa. Y Diana cumplió con el beso a Helver, lo cual lo debe tener muy contento.

Pero el plato fuerte de la noche es el careo entre Derly Baena y Rafael Santamaría, ex participante del formato. En lo personal, hubiese dado mas peso a la versión si Baena hubiese estado en el estudio, frente a frente. Santamaría desmiente haber sido novio de ella, pero a ella la noté algo libreteada, como recitando. Ella lo consideró celoso, posesivo y dice haber estado enamorada de él. Él la dejó como un zapato diciendo que entró a su apartamento y la encontró en el apartamento con otro hombre “de 50 años”. Para él, parecía un juego de echarse agua sucia mutuamente, con ella diciéndole que es un gamín pero ¿orque tiene uno llaves de un apartamento de alguien que no es pareja ni nada de uno? Fue una excelente pregunta retórica que la misma Derly esgrimió, ahi si la explicación brindada por él no me la creí.

Pero, en contraposición, frente a las agresiones fisicas, creo que a ella le faltó mas respaldo, uno no se deja golpear sin irse siquiera a una Medicina Legal, y mas si le rompen el tabique. Él la acusa de buscar protagonismo, sobre todo por que ella afirmó haberse presentado tambien al casting del reality, pero siguen en debates sobre qué fue primero, la agresión o las grabaciones, no fue ella muy clara o contundente en definir las circunstancias de tiempo, modo y lugar.

Innecesaria consideré la presencia de Andrés Pineda, el “asesor de imagen” de Derly, pues, frente a la agresión “lo duda demasiado”, para mi es un simple testigo de oidas, un dime que te diré que sacó el debate de su puesto, parecía un debate estilo “chepito”. Eso si, la doctora Londoño, la invitada a este debate, estaba bastante sulfurada, prefería mas a la Dra. Albornoz. Y la participación del manager de Baena tampoco fue muy acertada, las palabras no fueron las apropiadas, tratándolo de “delincuente” y de tener “antecedentes penales”, y apelando lo que medio salió en otros medios…pero sin mostrar las evidencias. Y terminamos con Tatiana Ramos, quien comentó haber sido verbalmente por él y haber tenido líos de dinero en la mitad del camino y dice ser testigo del conflicto con “una actriz famosa” y luego Jennica Bolívar, alguien que afirma que su esposo le invirtió una suma de dinero en un título valor y con quien le han salido con “excusas tontas”. Fue toda una lavandería de chiros sucios; pero ¿vale la pena todo esto por alguien tan irrelevante como Rafael?…mejor que de eso se encarguen las autoridades, porque, a veces, estas polémicas las maduran como a los aguacates, a punta de periódico. Por ahora, a mi me toca aplicar el in dubio pro reo, qué quieren que os diga…