Lo bueno, lo malo y lo feo de El Capo 2. Lo peor: la voz de Marlon Moreno [Estreno]

Arranca la polémica segunda temporada de El Capo retomando el final de la primera, y es el turno que pase por un análisis de “Lo bueno, lo malo y lo feo”. Desde hace varios días ha funcionado a todo vapor la máquina propagandística de Canal RCN con menciones y/o cuñas del estreno en todos sus programas. ¿Cómo es el producto? A continuación la respuesta:

Lo bueno de El capo 2

El cabezote se ve de muy buena calidad, distante de aquel que se hizo en la primera temporada, lo mismo podría decirse de las imágenes del monólogo inicial, que pusieron en contexto al televidente. Por calidad de imágen se ve bien. En materia de efectos especiales y locaciones se notaba la inversión, menos por la de la casa del Pedro Pablo Leon Jaramillo, la misma de los Umaña cuando huyeron a la Costa. Fue bien lograda las escenas en que El Capo y La Perrys se encuentran a salvo, se notó la tensión sexual.

Lo malo de El capo 2

El ingreso de esta producción altera el prime time, como por variar. Ya veníamos acostumbrados a Protagonistas (aunque está de un soporífero único), y ahora la lanzan, justo para competir inicialmente con el programa rival, en apariencia, más débil, ¿Donde carajos está Umaña? Y de Corazones blindados, Pobres Rico y La traicionera, muy bien, muchas gracias… al canal RCN le importa un pepino si usted se fidelizó con ellos, córranse que atrás hay puerta de salida.

Despues del monólogo, las siguientes escenas eran tan inverosímiles como las del primer capitulo de la temporada anterior, o sea, ¿de estar rodeado y a punto de ser ultimado, se salva?. Eso no hay quien se lo trague. Cristina Umaña, tristemente, debo decírtelo, con tu papel de Bruna parecías querer hacer Robin 2 o hasta una Reina del Sur, y no te la creí, sobre todo, porque tu papel parecía tener el don de la ubicuidad. Las escenas de combate parecía puestas ahi, como quien no quiere la cosa, como un relleno de fondo. Flojísimo papeles los de la ministra y el presidente, sin el dramatismo que la escena requería, y ni hablemos de Roberto Cano, que sobraba en todo el episodio, tan inexpresivo como siempre. El conato de escena de cama entre Moreno y Umaña fue predecible. El reencuentro entre la madre y la hija del capo me pareció prematuro, muy ingenuas para lo que les corría encima.

Lo feo de El capo 2

La impostada voz de Marlon Moreno es realmente insufrible, fingiendo un acento paisa que le queda de quinta, que para nada se iguala con su rival de patio. Lo mismo se podría decir de Katherine Vélez, porque de Natalia Jeréz, el acento le iba y venía. ¿Es acaso taaaaaaan dificil capturar a un personaje como estos, que supuestamente estaba lesionado, pero que baja escaleras como él solo, por parte de tanta gente que no escatimaba esfuerzo alguno? ¿Es El capo o Highlander, el inmortal?

Fingidísimo el acento mexicano de uno de los que coordinan el “rescate” del capo. La estrategia de dar/pedir en extradición a la esposa e hija del capo fue de las escenas mas infantiles posibles, tanto como la llegada al “refugio” en la noche, demasiado inocente para ser cierta. El despertar/recaída/huída del papel de Juan Carlos Vargas fueron otras escenas serruchadas y mal logradas. La voz del personaje de Oscar Borda es intolerable, tanto como el maquillaje del Capo, que parece hecho como con la escopeta de Homero Simpson. Pésima la captura de la esposa e hija del Capo, sobreactuada a morir.

Pronóstico de El capo 2

RCN sabe vender sus producciones, a veces hasta la exageración. A punta de los conciertos populacheros algunos les puede llamar la atención el programa, uno mas de la larga lista de traqueto-novelas que tenemos enquistadas en la televisión colombiana, pero, como diría cierta ex participante de un reality del canal de las tres letras, yo no copio de eso. Es inevitable sentir una mala espina por una segunda temporada de El capo, considerando los fracasos en que se han tornado A corazón abierto, El man es Germán (de la misma casa), El cartel y El laberinto (que son de Caracol TV). Fijo marcará bien al principio, pero si los libretos siguen tan rocambolescos como en la temporada inicial, creo que la gente preferirá seguir con un prime time consolidado como el de Caracol, que ha resistido el oscilante liderato entre Protagonistas y Escobar, el patrón del mal, con Desafío 2012 como tercero en discordia. A este debut le asigno solo 4/10.