Verónica Orozco eligió un parto a la antigüita

La sexy y polémica verónica Orozco no se cansa de sorprendernos con sus decisiones.

Ahora resulta que en pleno Siglo XXI decidió tener a su creatura de la forma en la que probablemente las abuelas de nuestras abuelas tuvieron que traer al mundo a los

creaturos de la época. Es real, el parto se realizó en la intimidad de su casa, tal vez evitando que los medios tuvieran la primicia en sus manos del nacimiento de su bebe.

O será más bien que hay algo más en tanto misterio? No señores, no se esconde nada más que un pensamiento bastante New Age, de pureza y más conexión con la naturaleza real de maternidad…  Quien lo creyera, que una mujer tan extrovertida y dada a la rumba y a las costumbres contemporáneas, estuviera tan conectada con su parte ancestral y sinceramente maternal. Sin embargo, y sin quedarnos en lo que ella llama “una visión sesgada de la realidad manipulada por una sociedad patriarcal”,  la descripción de su parto se asemeja más a un viaje de algún tipo de mariguana bien cultivada donde el dolor no es una realidad y la alucinación es parte de un encanto natural del momento de la maternidad.

Por favor mujer, parece que hubieras viajado a la dimensión desconocida a tener a tu beba y hubieras vuelta a contar la experiencia de una manera un tanto adornada e imaginativa, realmente podrías hacer una buena película de ficción con todo ese material.

Pero dejando a un lado esta fantástica y tan relajada experiencia, te damos una calurosa bienvenida al mundo de la maternidad.