Si su vida es el drama, aspire a ser protagonista de nuestra tele.

Al parecer lo de hoy en el canal RCN es elegir a los concursantes más sufridos y más atropellados en su infancia para su laboratorio artístico y protagonistas de nuestra tele no podía quedarse

atrás.

Recuerde, si usted tiene problemas de dinero, de desequilibrios emocionales pero sobre todo si de pequeño sus compañeros le agredieron usted tiene grandes posibilidades de ser modelo, digo de ser un gran actor en un reality show.

Este es el caso de nuestra “marimar” colombiana, Manuela Gómez, a quien hasta las monjas en su niñez le hicieron la vida imposible.

Pero que esta señorita recuerde y su familia también que la vida pública está sujeta a condiciones y restricciones y al que no le guste que hablen que no se arriesgue.

Lo que más sorprende de esta historia es ver como al parecer tenemos un camaleón entre las listas de los protagonistas, una verdadera actriz, una que lleva engañando a su familia durante su vida o que sin duda está creando un nuevo personaje para llamar la atención nacional y hacerse acreedora de una victoria manchada por una reputación perdida y hasta manoseada, finalmente como abogado es muy buena mentirosa.

Pero se que no voy al extremo al decir que, atribuirle los cambios de personalidad repentinos, que según la madre de Manuela nunca había visto en ella, al maltrato que vivió una bebe de 9 meses, es exagerar y hasta excusar fallidamente a una niña mimada que, cómo la mayoría de concursantes de esa casa estudio, sólo buscan llamar la atención y para la muestra su archi enemigo, Oscar, que no se queda atrás con este tipo de actuaciones baratas de llanto y lamento, para persuadir a un público emocional y ávido de morbo protagónico.