El Joe, la herencia, episodio 16: Dardos del Checo e impugnación

Ante el fallo que declaró improcedente la tutela interpuesta por la última esposa de Joe Arroyo, Jaqueline Ramón, contra el periodista Mauricio Silva, por la publicación del libro ‘¿Quién mato al Joe?’, el Juzgado 18 penal municipal de Barranquilla concedió la (predecible) impugnación promovida por la señora Ramòn,  lo que se traduce en que el comunicador tendría que enviar el cuaderno original  para que sea revisado por un Juzgado de segunda instancia, en este caso, uno Penal del Circuito de Barranquilla.Para los que no recuerdan, en el episodio anterior, Ramón pedía que se ordenara retirar los libros de todas las librerías en las que se comercializa, debido a que, según ella, se tocaban detalles de su intimidad al abordar el tema de la supuesta paternidad del cantante Diomedes Díaz de uno de sus hijos, Christopher Carrillo. También aducía imprecisiones como que en su casa nunca hubo reja y en uno de los capítulos Silva habla de una que impedía que Joe Arroyo se viera con sus hijos.

Mauricio Silva, autor del libro, frente a la acción interpuesta, antes de que fallaran a su favor argumentó y respondió al juez que “(…) con esta acción, desvía los temas de profundidad de mi investigación”. La editorial Random House Mondadori, que sacó el libro a la venta, argumenta que la censura contra éste no puede existir soportada en el artículo 20 de la Carta Política que dispone: “Se garantiza a toda persona la libertad de expresión y difundir su pensamiento y opiniones, la de informar y recibir información  veraz e imparcial, y la de fundar medios masivos de comunicación. Estos son libres y tienen responsabilidad social. Se garantiza el derecho a la rectificación en condiciones de equidad. No habrá censura”.

Censura, tal vez no, pero la que nada debe, nada teme….¿cierto señora Ramón?

En otro sector de la noticia, una dura carta fue dada por el Checo Acosta a Luis Ojeda, que fuera el manager del finado Joe, y vinculado a los escàndalos del libro en comento. Entre otras frase, el cantante afirmó: “(…) Hoy quiero referirme a una mujer, de la que muchos solo conocen una o dos facetas, pero que yo, por fortuna, creo conocer perfectamente. Me refiero a Mary Luz Alonso, la mamá de Eykol y Nayalibe Arroyo. Esos nombres ustedes los han escuchado muchas veces, pues son el de la segunda esposa de Álvaro José Arroyo, el gran Joe, la famosa «Mary», a la cual le hizo una bella canción, y el de sus dos hijas conocidas porque siempre las nombraba en sus canciones: la Tatico y la Peloti. (…) Indignación y tristeza son las sensaciones que quedan en cualquier persona, luego de leer el artículo escrito por el señor Luis Ojeda, y publicado en EL HERALDO, el pasado 22 de abril (…) Lo que se pretendía en este caso era aclarar en el artículo cosas, situaciones que están en entredicho y tratar de mejorar la mala imagen que en el público ha dejado este señor, que por años acompañó al Joe.

Se esperaba que de forma sabia e inteligente buscara el apoyo de gente que pudiera testimoniar que él siempre cuidó y quiso proteger a nuestro gran Joe. Hacer una defensa con altura y demostrar que de su parte se hizo lo posible para lograr mantenerlo sano, y así convencernos a todos de su buen propósito. Pero el famoso espacio que se le dio para defenderse, para aclarar las cosas, lo utilizó para ultrajar, ofender, despotricar de una mujer a la que conozco hace más de 25 años. Muy decepcionante, ultrajante, y sobre todo poco varonil, fue lo que escribió el señor Ojeda.(…) Yo conozco todas o casi todas las facetas de Mary: la excepcional madre, la amorosa esposa, la hábil empresaria, la inteligente negociadora, la gran relacionista de Joe, la noble y emprendedora mujer, el ser humano con gran sentido de responsabilidad y superación.

La mujer que, como todos, cometió y comete errores, pero que con la valentía y la gallardía de reconocerlos, si es necesario públicamente, por pequeños o grandes que ellos sean.(…) Muchos de quienes conocen a Ojeda dicen que de su parte siempre hubo arribismo al lado del Joe, fuera quien fuera su pareja. Siempre quiso aparecer como el más fiel ante las compañeras de su jefe. Y eso –a estas alturas del partido– ni mal lo veo yo, pero la pregunta que muchos nos hacemos es ¿por qué si sabía tantas cosas, si quería tanto a Joe, por qué las ventila ahora y no lo hizo en su momento?. (…) Sus mejores momentos como cantante, como compositor, como artista, como padre, como persona, su realce internacional, sus triunfos fueron al lado de Mary, una mujer que le brindó calor de hogar y le dio sus dos más grandes regalos, sus hijas: Tato y Pelo.(…) Invito a los lectores a que revisen cómo fue la vida del Joe en su adolescencia, su vida al lado de Adela Martelo (su primera esposa), y sus hijas, Tania y Adelita. Invito a los lectores a que revisen también cómo fue la vida de Joe al lado de Mary y sus hijas Eykol y Nayalibe, y completen el análisis revisando cómo fue la vida al lado de su última mujer(…)”.

“Poco varonil”, “arribismo”…Ummm, estas declaraciones son una bomba…¿será que vendrá otra tutela en ciernes?. Abelardito, yo que tu iba armando maletas para Barranquilla de nuevo… ¿que nos esperará en el episodio 17?

[ElTiempo]