Ser Dania sí paga [opinión]

Con un contrato para firmar un libro con Random House para contar toda la historia de su vida, a Dania Suárez Londoño, ahora la escort mas famosa del mundo, según CNN, le cambió la vida el escándalo con los Agentes del Servicio Secreto. Gracias a lo que pasó en el Hotel Caribe con sus “amigos” gringos, a esta desparpajada  mujer, por un lado vilipendiada por el escándalo, y por otro lado, ganando millones y en su cuarto de hora, demuestra que en Colombia, a la hora de adquirir celebridad, no se necesita estudiar ni mucho menos esforzarse: toca ser bello y avión para conseguir lo que se desea en la vida.

Claro, acompañemos esto con una opinión pública y unos medios, tanto  colombianos como gringos, que desde que han tenido uso de razón (¿lo tienen?), siempre han perdido todo sentido de las proporciones, y personas como Dania han llegado hasta la cima mediática por razones absurdas. No esperen seriedad de lo que hace o dice  Estados Unidos con nuestra nueva celebridad de exportación : ellos casi despiden a Clinton por lo de Mónica Lewinsky, pero no condenaron a Bush por mandar a morir miles de soldados en Irak y por nada.

Para resumir, a ellos siempre les ha importado mas la ropa interior de sus políticos, que lo que realmente pueda pasar en el mundo. Algo parecido sucede aquí, donde nos importa mas que Amparo Grisales se jale de las mechas con Jairo Martínez  que lo que pueda acarrearnos el TLC, o la Ley Lleras.

Con todo esto, no es de extrañar que, como Dania Londoño Suarez, figuras similares tengan su vida resuelta, o por lo menos, sepan aprovechar lo que el escándalo brinda. Sin ningún talento, pero a punta de lagartear, o de poner a hablar por días o por semanas a un país ávido de morbo para olvidar su gris cotidianidad, o por lo menos, a punta de belleza para conseguir palanca, muchos y muchas se garantizan una vida cómoda, o la vida que siempre han querido. Así sea de papel, así sea de verdad, ¿qué importa, cuando todos hablan de uno, y le pagan a uno por hacer comerciales o firmar libros para contar lo que ya todo el mundo sabe? Igual, eso siempre vende, porque acá en este país todo se compra. Y de todo se opina, y de todo nos burlamos.

Ublime, Karen Gamba, Pachito el Electrocutador, Laura Uña, y ahora Dania Londoño Suárez, son prueba de que nos importa mas lo que podamos y puedan decir de nosotros, y también de lo que somos. Nunca dejaremos de aparentar así estemos sin cinco, nunca dejaremos de gastar la plata y la energía en pendejadas, nunca dejaremos de ignorar, cada día, nuestros problemas, porque ver a Carito  y el trago nos hacen felices y por eso éramos el país mas feliz del mundo.

Y  por supuesto, como decía un forista de la página, pero en mejores palabras, en este país ser  como Dania o Andrea, la prepago de Soho, si paga, porque ya no ocultamos que tanto a ellas como a nosotros siempre nos ha gustado la plata, que siempre nos ha gustado vivir bien, y que hay que hacer lo que sea para tener estas dos cosas.  Y que por supuesto, todo lo que tenga que ver con cosas prohibidas nos encanta, a pesar de que digamos que no. Sarmiento Angulo y María Cano ya quedaron en el pasado. Dania, te damos gracias porque nos has mostrado una vez mas que el esfuerzo es para los bobos. Amén.

[Más información en Semana]