En 2012 llega Desafío, el fin del mundo

Caracol ultima los detalles de la nueva versión de la franquicia Desafío, en esta oportunidad adornada con el mote “El fin del mundo” y presentada por Margarita Rosa De Francisco. No es claro si “El fin del mundo” tendrá la cacareada lucha regional o en reemplazo una de clases o de géneros. Es posible también que se trate de una mezcla regional con concursantes destacados de temporadas anteriores. [Actualización: se habla también de Carlos Vives para la conducción… probabilidad: muy baja]

Lo que sí es claro es que “El fin del mundo” necesariamente debe ser el fin del Desafío. Este formato, gracias a la frecuencia y duración en que lo transmite Caracol, está desgastado. Son meses y meses de interminables capítulos que reseñan cada minuto y cada detalle de la vida de los concursantes en algún paraje desolado.

Para empeorar las cosas, la producción incluye entrevista tras entrevista a estos desconocidos. No es mucho lo que se queda en el piso del cuarto de edición en La Floresta. Las declaraciones del santandereano X o la valluna Z no son más que balbuceos erráticos sin un lugar en el contexto del concurso. El episodio no perdería ninguna continuidad si retiraran el 80% de esas entrevistas. Lo mismo con la mayoría de momentos de realidad en los que el equipo se encuentra en su campamento.

Las pruebas ni hablar. Caracol transmite sin edición alguna cada instante de cada interminable prueba. Lo cierto es que un programa de esta naturaleza, llámese Desafío o no puede ser infinitamente más interesante en entregas semanales en vez de diarias. En una hora semanal hay tiempo para que la producción nos presente a los concursantes, plantee algunos conflictos y transmita las pruebas. Todo está en la edición.

Pero no: Caracol Televisión se demora un dia mostrando como los concursantes se bajaron del avión. Otro día completo como se instalaron en elcampamento. Otro dia completo preparando comida… en fin.

Esperemos que este sea el año en que Caracol apaga la llama de Desafío.

[gracias televidente, criticona]