Primera semana de audiciones en Yo me llamo [Resumen]

Esta semana en Yo me llamo T2 vimos las audiciones de Cali, Ibagué, Medellín, Cúcuta, Quibdó, Villavicencio, Pereira, San Andrés, Pasto, Barranquilla y Leticia. Pasaron imitadores de Ricky Martin, Gilberto Santa Rosa (con eliminación via duelo), J Alvarez, Choquibtown (la cantante femenina era la “Cristina Aguilera” de la temporada anterior), Janette (donde hubo guerra de comentarios geriátricos de Amparito). Y el Hector Lavoe de la primera temporada volviá por su revancha, pero tuvo que cederle el paso a otro Hector. Pasó casi raspando un Gustavo Cerati, mientras Beto Cuevas erizó a los tres jurados. Con dudas pasó Camilo Sesto por Medellín, pero se me encendió el erizómetro con Adele y con Paloma San Basilio.

Tras revisarlo, pasó otro Luis Miguel (esta vez sin necesidad de peluca), un Willie Colón, un Romeo algo tembloroso y solo una de las dos Miryam Hernández del duelo paisa (aunque la no admitida no quedó muy contenta que digamos). A Amparito Grisales se le encendió el erizómetro con Joan Manuel Serrat. Y tras varios actos pésimos, hubo un Alejandro Fernández paisa, un Reik. No me quedó claro el pase de Soda Stereo, y encima les piden tijera (son muchos en el escenario). Claro me pareció, en cambio, el paso de Alci Acosta.

Medellín nos dio otro Rodolfo Aycardi, y nos trajo un Nicola Di Bari, que cantó en castellano. Pereira nos trajo una Totó La Momposina, un Raphael y un Julio Jaramillo con una larga historia detrás. El viernes, tras botar una grasienta peluca, pasó un Sandro, y luego un Magic Juan. La polémica quedó servida con la llegada de un José José , quien dice ser hijo del original cantante mexicano. Y, a pesar de los resultados de ADN, que dijo que salieron negativos, obtuvo unos tres votos positivos. Yo hasta pediría revisión de esos resultados de ADN…

Barranquilla nos trajo una esperada Laura Pausini, duelo mediante. Ruegos de Jairo Martinez con Amparo Grisales mediante, pasó una Rocío Durcal por Barranquilla y sin convencerme del todo, pasó una Adriana Lucía a la que mandaron a hacer dieta. Con dudas pasó un Pipe Pelaez, que esperamos tenga mejor suerte que su antecesor en la temporada pasada. Curramba la Bella nos quedó debiendo otra Shakira, pero nos dio una Anna Netrebko que me erizó, no solo por su calidad vocal, sino por su madurez como intérprete

En remojo quedaron Belinda (a mi no me parece que se llame), José José, Paulina Rubio, Ricardo Montaner, Andy Caicedo (¿se llama?), Reinaldo Armas, Jean Carlos Centeno, Selena, Un Bob Marley sanandresano que no me convencía, a diferencia del Joan Manuel Serrat, que le veo mas posibilidades, que me queda debiendo el Maelo Ruiz de la capital amazónica. Y si, preocupémonos: OTRO Jorge Celedón. Todos ellos se disputarán su paso en Cartagena.

Tambien vimos actos muy malos como un Michael Jackson con buen baile, pero una voz de pena, y es que apelar a la lágrima no vale la pena. Eso mejor pa’l caldero del otro canal. Incluyamos entre lo bochornoso actos como el inglés de Bob Marley (que le permitió a Amparito demostrar mas inglés que cierta presentadorcita). O una Laura Pausini caleña que mas bien se llamaba Laura… Acuña en la peluquería, tras recibir el rechazo. O un Frank Sinatra con problemas de voz (y eso que debería ser “La Voz”).

Un Mark Anthony que no se parecía ni por error (además ya suficiente es con el original en Q’viva). O una Alba del Castillo que hacía cucú… en su cabeza. O un Daddy Yankee al que parecían haberle dado mas de un susto en Cartagena (tanto en Cali como en Medellin los tuvimos). Y un René de Calle 13 “censurado”. Y ni hablemos del “parentesco físico” -sic- del grupo Aventura (no me aguanto a los originales, imagínense a los imitadores) o a Tego Calderón… sinceramente, no mas reguetoñeros… y no todo gay es un buen Juan Gabriel: Sobreactuar no es la salida. Lo mismo va para la Shakira del casting de Cali o la de Medellín -que estaba para mandarla a callar- o a los Juanes de los castings paisas ( solo uno pasó, pero a mi no me parecía que se llamara). O la Cristina Rosenvinge que dejó petrificada a Amparito.

En Medellín volvimos a ver otro Michael Jackson, pero se la cantaron plena: Hacer solo los gemidos o bailar no es suficiente. Y ni hablemos de la Britney de baratillo que me daba ganas de mandarla a callar, con todo y lo retadora que trató de ser contra Amparito. Un Andrés Calamaro aburridísimo, o un Pastor López que sirvió para que Amparito dijera ser experta en “pollo asado” -¿con resultados sexuales?-. O un hombre imitando a Thalia… pero ahogada en crack. Tampoco convencieron los Carlos Gardel, Miguel Bosé, Bob Marley, Raphael, Sandro o la Raffaella Carrá paisas, y ni hablar de los Wisin y Yandel, que mas bien eran Guisin y Chandel.

El Diomedes Díaz paisa no se lo creía ni él mismo, y lo mismo pensamos de Chayanne, o del Vicente Fernandez que hablo de la “circulación sanguina”-sic- o una Gloria Trevi que parecía haberse tragado un McDonalds entero o una Lady Gaga, que mas bien era Lady Caca… esos parecían mandados por el canal rival. Lastimosamente , las Celias Cruz que participaron eran mas parodias que imitacionesvy ni qué decir de la “Madonna” Pereirana, que parecía haber aprendido inglés con Yeris Paola Sepúlveda y era tan sensual como Teresa Gutiérrez… despues de fallecida. O el hombre que decía imitar a Amanda Miguel.

El viernes nos tocó ver un Chayanne desacompasado, un Wisin que habló tonterías sobre el recorrido de Amparito, una Patricia Teherán que se deshizo en excusas fútiles y no convenció su voz. Y ni hablemos de uno que creía que físicamente se parecía a Ricky Martin, pero que Luz Amparo lo comparó con Terminator.

Y en Barranquilla pasaron su bochorno el que decia ser Richie Ray y Bobby Cruz, un Michel El Buenon fatal, con todo y maniquí, un Carlos Vives flojísimo, un Daddy Yankee gritón y flojo. La María Conchita Alonso era tan mala cantante, que creí que se llamaba Sara Corrales, o un Cristian Castro peor que el original, y ni hablemos de un Elvis Crespo sobreactuadísimo, que regó escarcha a borbotones. Y un Miliki perturbador, que permitió un varillazo de Amparito a Jairo.

No estuve de acuerdo con el no pase de El General o del Residente de Sincelejo, a ambos les ví maneras. Del resto, lo habitual: Puyas entre Amparito y Jairo (asuntos capilares tambien), alguno que otro con Luz Amparo; una que otra pluma de Calzadilla -si ya empezó-. Y oh sorpresa, ahora que ya el canal de la manteca no tiene una dizque novela sobre el Joe Arroyo (q.e.p.d.), vemos, “casualmente” varios imitadores de éste.

En una semana Yo me llamo ya lleva 11 ciudades y ha sido trending topic todas las noches, en cambio CTT nos aburre con una sola y no logra colarse en el top. #epicfail