La salida de Jota Mario Valencia no se logra con videos, se logra con plata [opinión]

En un pais serio Jota Mario Valencia no tendría a su disposición 4 horas diarias de televisión cinco veces por semana en uno de los canales más vistos. Pero como no estamos en un pais serio eso es lo que tenemos. Jota Mario Valencia debería salir de la televisión. No por lo que dijo sobre Jéssica Cediel. No por haberse burlado de unos payasos muertos. O mejor, si debería salir por esas cosas, pero no solamente por esas cosas.

Jota Mario Valencia debió salir de la televisión colombiana hace muchos años por su manera mediocre de hacer televisión: Muy buenos días no educa, no informa y no entretetiene, es simplemente un medio para promocionar programas de RCN y darle espacio al oscuro personaje para hacer sus barbaridades via pésimas entrevistas, malos chistes y en general contenido de la menor calidad posible.

Lastimosamente la campaña que busca la salida de Jota Mario Valencia, aunque ha tenido amplia figuración, tiene muy pocas posibilidades de éxito. El videomensaje de Gregorio Pernía, abanderado de esta noble iniciativa, para que el presentador de Muy buenos días dé un paso al costado tiene una argumentación muy pobre.

Para emperorar las cosas, el actor ha publicado un segundo video en el que insiste en su propósito y con llanto acepta que él también ha maltratado mujeres. El discurso es muy similar al del primer video, es decir errático, débil y cantinflesco, y llama de frente a Valencia para que “demuestre al país que puede ser generador de paz”.

La campaña de Pernía tal como está concebida no será respondida ni por Jota Mario Valencia ni mucho menos por RCN por dos razones. La primera es que no tiene la fuerza necesaria y la segunda es que Muy buenos días es y seguirá siendo un producto rentable.

¿Qué debería hacer Pernía si realmente aspira a tener éxito?

Intentar que Muy buenos días no siga siendo rentable. Cambiar el llamado a Jota Mario por un llamado a los anunciantes a que retiren su pauta en Muy buenos días. Exponer a los anunciantes de Muy buenos días, por nombre propio uno por uno, como promotores indirectos de la violencia contra la mujer por apoyar el programa de Valencia. Hacer un llamado al público y en especial a las mujeres a que dejen de adquirir los productos de dichos anunciantes. Exponer igualmente a Laura Acuña y a Milena López por trabajar allí.

En el momento en que se empiecen a retirar anunciantes, la campaña puede dar algún fruto. Antes de eso no sucederá.

Ahora, no es muy factible que Pernía cambie su estrategia. El problema es que a él como actor le queda difícil irse de frente de esa manera contra los ingresos de RCN porque le puede significar un veto para futuras producciones del Canal.

En conclusión, aqui no pasará nada.

[colaboración El Fiscal]