Telmex vs Dimayor… ¿quién pierde más si no hay arreglo?

Ante la posibilidad muy real de que la División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor) y Une, Telefónica y Telmex no lleguen a un acuerdo para la transmisión de partidos del torneo profesional que inicia este fin de semana, es oportuno analizar quién está más expuesto y tiene la razón en esta disputa, la liga o los operadores de cable.

Desde el punto de vista de las empresas, Dimayor subió el precio exageradamente en comparación con el contrato que rigió los derechos de transmisión hasta finales de 2011. Desde el punto de vista de la Dimayor, ahora el cobro se hace proporcionalmente a la base de suscriptores de cada operador.

Ambos argumentos son válidos.

El problema es que existiendo de por medio una negociación exitosa con DirecTV por USD30 millones bajo la nueva fórmula de cálculo, a la Dimayor le queda difícil —¿imposible?— negociar de una manera diferente con Telmex, Une y Telefónica.

¿Quién pierde más con este fracaso?

Al cerrar la puerta a una negociación con los cableoperadores más grandes, la Dimayor dejaría de percibir por lo menos USD70 millones que, finalmente, son para unos equipos que tienen graves problemas económicos. Ramón Jessurum ha salido en los medios con su cara de póker tratando de hacernos creer que la Dimayor está muy satisfecha con la plata que pagará DirecTV porque —según él— representa un significativo aumento en los ingresos en comparación con 2011.

¡Basura! Pregunto yo: ¿Qué importa si los ingresos para Dimayor subieron de 10 ó 15 a 30 millones de dólares, si sobre la mesa se quedaron 70? Treinta millones jamás serán mejores que 70.

Esta situación es un estrepitoso fracaso de la Dimayor. Por lógica, la negociación con los operadores más grandes debió tener lugar antes que la negociación con DirecTV. No se puede poner en juego así su relación comercial con sus 3 clientes más importantes. La Dimayor lo hizo y puede salir perdiendo.

Por otro lado, no veo que se genere un éxodo masivo de usuarios de Telmex a DirecTV y la razón es simple: Futbolmanía de RCN. Los fanáticos del fútbol colombiano pueden ver dos partidos por RCN cada fin de semana. Los goles, todos los goles, se pueden ver más tarde en los noticieros.

Supongamos que unos cuantos miles de usuarios efectivamente se retiran de Telmex, Une o Telefónica en favor de la empresa satelital gringa. Dificilmente serán tantos usuarios como para representarle a los 3 cableoperadores USD70 millones en ingresos perdidos. En cambio Dimayor y los equipos, de entrada, ya perdieron USD70 millones.

¿Quién pierde más con la situación de hoy? Claramente usted y su equipo favorito. ¡Gracias Ramón!