Lo bueno, lo malo y lo feo de El Laberinto

Caracol comienza su temporada de lanzamientos de 2012 con El laberinto, uno de sus proyectos mas arriesgados y secuela de la exitosa y laureada La mujer del presidente. Esta serie es la invitada al habitual análisis de “Lo bueno, lo malo y lo feo”.

Lo bueno: El cabezote, sobrio, bien logrado.

Se logró un buen flashback con las escenas que rodearon la muerte y sepultura de Susana de Acero en la pesadilla de la primera escena. Las cámaras en las primeras escenas daban la impresión de que alguien espía la vida de Carlos Alberto Buendía, junto a una apropiada musicalización. Sandra Reyes y Robinson Díaz parecen haber recuperado cada uno sus papeles de la serie original. Manejar dos fuentes de conflicto en el primer episodio ( las amenazas de “Susana” y el accidente de Verónica) logra cautivar la atención de los televidentes. Buenas escenografías y calidad de imágen. Un giro de tuerca de la historia es el nombramiento de Buendía como presidente, para hacer de Adriana la nueva “Mujer del presidente”, añadiendo fuentes al próximo episodio.

Lo malo: La emisión diaria

Someter una exitosa serie de emisión semanal al formato y ritmos narrativos de una telenovela de lunes a viernes no siempre es la mejor idea, salvo que se traicione por completo la idea original. Fue algo floja la historia del robo del celular de Adriana y se adivinó muy fácil que la “Susana de Acero” que llamó a amenazar NO es Susana de Acero, sino la ¿pareja? del socio de Adriana, cuya escena de cama era inconexa con el resto del episodio. El horario de la novela es un arma de doble filo, mas si se tiene en cuenta el horario en que fue transmitida la primera parte, a finales de los noventas. ¿George Slebi es un extra con parlamento?

Lo feo: La escena del carro bomba

La sentí mal planeada y mal ejecutada en la historia aun con lo bien filmada que estuvo. Adelaida López no me convenció en su papel, tampoco me cuadra su edad con la historia. ¿De donde salió el segundo carro con que Carlos Alberto y Adriana fueron a buscar a su hija, si el de ellos explotó? ¿O tendremos que asumir que cada uno tiene un carro? Fueron frías y pobres las escenas en el hospital. Y cuando se esperaba que los padres de Verónica fueran a quedarse toda la noche en el hospital, se fueron a su casa. Tampoco me pareció acertada la escena del “chisme de recorte de personal” donde quedaba cesante Carlos Alberto Buendía. Era innecesaria para este episodio. ¿Una chimenea encendida de día?

Pronóstico de El laberinto

Los que vimos la serie original esperamos que se respete la esencia y el suspenso de ésta, muy a pesar de que sabemos que es una labor muy complicada superar a la original. Si no logra entrar al Top 3 en su primera noche, o al menos ganarle a su directa competencia, creo que pasará sin pena ni gloria, como buena parte del prime time de Caracol últimamente. Yo voto porque logre ser la propuesta impactante del 2012.