Yo me llamo [Las 20 de 2011]

3. Yo me llamo: Mención aparte merecía el único programa de Caracol que logró liderar  el rating en 2011. Fue un oasis de éxito en medio del desierto de fracasos que tuvo Caracol este año- merecidos o no-. Con una premisa muy sencilla, encontrar el mejor imitador de Colombia, vivimos en Caracol una fórmula que ya sabemos que funcionaba, pero en la competencia: Las audiciones, llenas de gente con nada de talento y verguenza propia, las revelaciones, las polémicas entre jurados, la selección de los que finalmente llegarían a las galas, pero… en algún punto la historia tomó rumbos rocambolescos: gastamos dos semanas en elegir quienes reingresaban a la competencia, y los mismos no pasaron ni el mes dentro de ella.

Se vivieron polémicas eliminaciones, algunas con dosis de sobreactuación entre los jurados y el mismo presentador (“Pirulino” Calzadilla). No le faltó la parodia de Sábados felices. Tampoco faltaron los movimientos desesperados de la competencia por rañarle algún punto de rating. Y el destino es inexorable: Habrá segunda temporada, a mi juicio, mas temprano de lo que debería ser, y repetiremos la fórmula de un hiperventilado presentador que bota mas plumas que el taller de Alfredo Barraza en temporada de reinados, unos jurados que escasamente se soportan entre ellos, concursantes que apelarán a la lágrima fácil o despertarán los odios de medio país, otros que atraerán las simpatías para hacerse con el cheque  millonario respectivo.

Ay, Caracol, lo malo de que un reality te funcione, es que nos saturarás de él. Que lo diga El desafío…. Personajes como “Helenita Vargas”, “Ricardo Arjona”, “Michael Jackson”, pasando por una “Alejandra Guzmán” que debe estar que busca un sexto piso por la bajísima votación obtenida, y sin dudarlo, los tres finalistas, se robaron el show de esta temporada. Y ello les garantiza la medalla de bronce de este conteo.