Caracol y RCN: Destinos cruzados [Las 20 de 2011]

4.  Caracol/RCN: Destinos cruzados, un mismo objetivo:  Los canales privados, quienes mantuvieron su férrea oposición a que este año fuera el año del tercer canal (historia que, cada vez, pierde mas fuelle), se trazaron un solo objetivo: el rating. Por los lados de La floresta, la historia solo les sonrió de la mano del próximo ítem de este conteo. Y eso que intentaron de todo un poco: mas de las  historias “diferentes y divertidas”, así algunas les costaran demandas por plagio (La teacher de inglés), otras solo dependieran de otro producto para mantenerse (El secretario) y algunas, sencillamente, salen en esta temporada para quemarse cual muñeco de año viejo (Los canarios). Tambien apeló a historias de relativa buena factura, pero a las que el rating desfavoreció (La Bruja, Infiltrados, Amar y temer, Confidencial T2). Volvió a cometer el mismo error de apelar a las telenovelas chilenas, que ni gustan ni impactan (Primera Dama); recurrió a los realities y concursos para apalancar el prime time, sin mayor éxito (Parte final de La granja Tolima, Desafio 2011, Millones por montones, Un minuto para ganar), no faltó la producción de Tele(in)mundo por ahi (La reina del sur)  o la de Sony ( Los caballeros las prefieren brutas T2) hasta que les vino Yo me llamo para nivelar un poco las cargas. En materia de presentadores y formatos, por fin lanzaron la competencia directa de El lavadero (La red) y se fueron Ines María Zabaraín y Silvia Corzo rumbo al Canal Uno, y ellos dieron entrada a Juan Diego Alvira (proveniente de CityTV) y a Karen Acero. Cambiaron el set de noticias, estrenarán director de noticias en propiedad ( la fecha es un misterio) y Laserna dejó el canal.

En la fábrica de manteca que funciona en Las Américas, salvo el expediente creado con Yo me llamo -que se llevó por delante la única producción decente de este canal (Correo de inocentes)-, solo buenas cifras de rating, inversamente proporcionales a la calidad de la oferta televisiva. Una constante: el irrespeto al televidente con el trasteo de horarios cuando la competencia logra remontar. En 2011 Colombia vio los finales de La Pola, Chepe Fortuna, el debut y final de El Joe, la leyenda y de unas malogradas segundas temporada de El man(teco) es Germán y A corazón abierto, y siguen en competencia Tres milagros, la tercera de Germán. En materia de realities, apostaron por caballos poco ganadores: Le dieron una tercera oportunidad al descafeinado Factor Xs, y por lo visto, las convocatorias de su Colombia tiene talento no marchan con buen ritmo. No se sabe porqué Protagonistas de Nuestra Tele no entró en los planes, con lo bien que les fue en 2010. Ah, por cierto, seguimos esperando la super telenovela protagonizada por los ganadores de dicho programa. En materia de movimientos de presentadores, solo destacamos la salida de Claudia Grisati por boda y maternidad, los “intercambios” entre Jessica Cediel y Milena López  que pasaron de Muy buenos días a Estilo RCN y viceversa, a doña Graciela se le marcha Mabel Cartagena (reemplazada durante su embarazo por Kimberly Reyes).

En fin, cada uno de los canales tuvo lo suyo: uno logró liderar casi todo el año, el otro logró un triunfo solitario que le levantó la moral. Lástima que ninguno se esforzó por darle verdadera calidad al televidente. Es lo normal.