Valerie Domínguez contraataca: Alega agresiones en caso AIS

Con el debido respeto que merece el Dr. Yesid Ramírez en su estrategia procesal, y reconociendo su amplia trayectoria como penalista, me suena a pura cortina de humo, a buscar el muerto río arriba. Suena rocambolesco que un Juez se coma el cuento de que la “sufrida” Valerie -quien personificó a una mujer maltratada en El último matrimonio feliz– fue afectada en su capacidad para reflexionar sobre qué firmaba mientras gozaba de una estancia en tierras catalanas.

Todavía fuera aqui mismo en Colombia y suena forzado el argumento. Si ella quiere desacreditar la declaración de Dávila, creo que el efecto procesal útil es lamentable, casi que insignificante. Creo que hasta las 10 excusas que alguna vez redactamos eran mas sólidas como estrategia.

Aportan como prueba una denuncia presentada por Domínguez contra Dávila en España, durante un viaje que realizó la pareja en 2009.

Ramírez argumentó que esta denuncia demuestra que Dávila “presionaba” a su entonces pareja sentimental con el fin de “demostrar los recursos que podía llegar a emplear el señor Juan Manuel Dávila Fernández de Soto para imponer sus decisiones u opiniones dentro de la relación que tenía con Valerie Domínguez Tarud”.

Para el defensor todo esto tiene como objetivo demostrar que su cliente desconocía por completo que estaba firmando documentos relacionados con la entrega de subsidios de Agro Ingreso Seguro, pues fue engañada.

[ElEspectador]