Lo bueno, lo malo y lo feo de Millones por montones

Nuevo estreno en Caracol, y esta vez no es una telenovela, ni un reality show. Llega el turno de Millones por montones, que marca el retorno de María José Barraza a la TV colombiana.

Lo bueno de Millones por montones

El vestuario de María José, sobrio y apropiado para esta gala. Parece que ella se asesoró muy bien de su actual cuñada, con la que, probablemente, pueda competir en unas semanas. Las reglas de juego quedaron muy claras, y las categorías son muy acertadas. Ella les ayudó un poco al principio, dándoles confianza a los jugadores, esencial en este tipo de programas para que los concursantes entren en confianza y tentarlos para que arriesguen un poco mas en rondas ulteriores.

Los primeros jugadores del primer episodio (los hermanos bumangueses) fueron una mezcla interesante entre conocimiento, agudeza y algo de picardía que ayudó al programa, pues lograron mantenerse invictos hasta la sexta pregunta, dándole un toque de dramatismo a la escena de la primera pérdida de dinero, que se agravaría al verlos perderlo todo en la séptima y penúltima pregunta. Poco a poco, supieron manejarle el tono de suspenso al juego, aun con el cruel destino que les esperó; la tele tiene que ser cruel a veces.

Lo malo de Millones por montones

Le dieron una presentación estilo Desafìo que, la verdad, me parecía algo ridículo. Barraza, a veces, grita mucho. El set es mas de lo mismo de muchos otros game-shows de Caracol. El tiempo es algo corto para desplazar todo el dinero, sin embargo plantearon la fórmula de tiempo extra, pero muy limitada (condicionamientos del formato original)

Lo feo de Millones por montones

Le dieron la penosa  y no siempre muy bien ponderada tarea de abrir la franja post-noticiero, en perjuicio de La Bruja, y siempre se le criticará a Caracol este “bailoteo” de horarios contra esta producción

Pronóstico: Podrá no ser el super programa que derrote el liderazgo de RCN en la franja prime time, pero es una apuesta diferente  y divertida…que esperemos que no termine igual o peor que otras. A Caracol, los programas de concurso le dan resultados relativamente buenos. El formato es fluido.