Las famosas desmienten

Helga Diaz munoz vale por dosTras una versión de Graciela Torres según la cual Helga Diaz se presentó en un restaurante de Bogotá a hacerle un reclamo airado al modelo Rafael Santamaría, la actriz lamentó via Twitter que hay gente que quiere figurar a punta de mentiras. Santamaría aseguró que Diaz lo invitó a hacer parte de una película en Medellín la cual después resultó inexistente.

Emma Carolina Cruz por su parte criticó una versión radial según la cual Cruz se estaba quejando por el final de una supuesta relación con Caleb Casas (yo tampoco sé quien es). En la emisora habría concluido que Emma debía preocuparse por figurar por talento y no por relaciones inventadas. Emma Carolina aseguró que nunca ha tenido una relación con Casas y, por consiguiente, nunca se ha quejado por que se terminó.

Así mismo Bianca Arango en W Radio restó seriedad a la insinuasión de Sweet de que ella y Pirry asistieron a un evento de paracaidismo como pareja. Arango aclaró que es amiga de Pirry hace varios años y que asisten en calidad de amigos a eventos esporadicamente.

Por último Maria Adelaida Puerta se quejó con LaFiscalia.com por reproducir la información de Sweet según la cual ella había dado regalos al personal técnico de La mariposa al final de las grabaciones en desagravio por malos tratos. Oportunamente le explicamos a Puerta que la sección diaria de Sweet es una reseña completa de lo que se dice en el programa y que, teniendo en cuenta la intrascendencia de la información, no nos molestamos en contactarla porsteriormente para verificar. La actriz evidentemente considera que la información es falsa y le creemos. Probablemente hubieramos consultado si la informacion de Sweet realmente fuera una acusación grave o con alguna importancia.

El problema de las dos vacas sagradas del chisme farandulero, léase el mono y la negra, es la obligación de llenar un espacio diario con información nueva. Por supuesto que casi todo lo que dicen en sus programas es cierto. Pero quizásen contadas ocasiones la presión los lleva a cometer ligerezas en el momento de decir las cosas.