Retadores, a Playa Alta otra vez [Desafío]

La llegada de “Paisaman” trastoca un poco las relaciones entre los ex rosados, hoy naranjas, sobre todo respecto a Diego; y no parece haber mucha empatía entre los paisas con Klein -previsible-. En Playa Baja, Arlex habla sobre la “hipocresía” que había en su equipo y él mismo quiere ser quien le dé la “buena suerte” a su gente.

La primera prueba territorial, tras la extinción de las “cuevas del exilio” nos traen el debut de los tres colores habituales del Desafío, y la primera medida de aceite para los “Repitentes” en sus equipos. Y ella consiste en arrastrar una canoa por una pista de obstáculos, desenterrando unos troncos de madera y el que logre subir la canoa en primer lugar a una plataforma,  gana Playa Alta y así sucesivamente se definirán las playas.

Con mucha disciplina, los jugadores naranjas tomaron la delantera desde el comienzo, seguidos por los verdes, mientras a los azules parecía pesarles mucho la canoa. Y esta tendencia se mantuvo durante toda la prueba, por lo que los naranjas conservan las llaves de Playa Alta, mientras los verdes suben a Playa Media, relegando a los paisas a Playa Baja, marcando un descenso pronunciado del equipo azul, que pasaron de Playa Alta en sus comienzos a una fase intermedia en la media y ahora caen en la Baja, para las quejas de las mujeres paisas, por la enorme cantidad de roca.

Esa semana se les va a hacer muy laaaaaaarga. Por su parte, los siete naranjas festejan por lo alto, hasta con guerra de almohadas y a los verdes, cualquier cosa es cariño.

Insisto en que este “Carrusel” de presentadores no me gusta, hace perder identidad a la prueba. Pero, bueno, veremos cómo avanza todo. Nuestro próximo post será sobre el primer Desafío de Salvación.