Katherine Porto quiere hacer un programa como el de Pirry

Katherine Porto sigue dando de que hablar, esta vez por su poco pudorosa participación en la cinta colombiana El jefe. En entrevista concedida a El Espectador, Katherine Porto ofreció detalles de su papel en esta película y además habla de su fracturado sueño de ser cantante, afirmó que le gustaría hacer un dueto con Joaquín Sabina o Jorge Dexler (jajaja ¿nada más?), habló de lo que significa para ella ser mamá y declaró que le gusta el sexo… con amor. A continuación las declaraciones de Porto:

¿Cómo fue interpretar a Ángela en ‘El jefe’?

No fue fácil meterme en su piel. Es una mujer sin escrúpulos a quien no le importa engañar a su mejor amiga.

¿Por qué le interesó trabajar en esta película?

El guión es extraño y divertido, sus personajes son muy reales, el lenguaje es escueto y eso me gusta, además tiene un excelente elenco.

¿En qué se parece usted a Ángela?

En absolutamente nada, yo soy una mujer muy calmada.

¿Sintió pudor durante el rodaje de las escenas de sexo?

Mucho. Hay un montón de gente a tu alrededor y tienes que recrear estas escenas, pero descansas cuando te metes en el cuento de que sólo es un personaje.

¿Y ahora qué piensa cuando ve la película terminada?

Estaba muy nerviosa antes de verla, pero me morí de la risa, es una película con un humor sin clichés.

Para Ángela el sexo es muy importante. ¿Y para usted?

A diferencia de ella, me gusta el sexo con amor.

¿Qué piensa de la infidelidad?

Mientras esté a gusto no tiene por qué estar con nadie más. Defiendo la honestidad.

¿Alguna vez ha tenido una relación con el jefe?

Nunca, y no existe la menor posibilidad de que ocurra.

¿Qué le gusta del cine colombiano de hoy?

Que le está apostando a temas diferentes. Hoy se encuentran personajes que se pueden parecer a alguien que conoces, además me gusta que los espectadores estén asistiendo a ver más cine colombiano.

Usted quiso ser cantante, ¿a qué le canta hoy?

Al amor, así sea en el karaoke de mi casa.

¿Con quién haría un dúo?

Con Joaquín Sabina o Jorge Drexler.

¿Cómo una comunicadora terminó siendo actriz?

El destino lo quiso. Después de presentar La isla de los famosos me llamaron para trabajar como antagonista de La viuda de la mafia y cuando comencé con la primera escena todo fluyó.

Si se hubiera dedicado a la comunicación, ¿en dónde quisiera trabajar?

Presentando noticias o haciendo un programa como el de Pirry.

¿Por qué como el de Pirry?

Me encanta, él se atreve a hablar de cosas que muchos prefieren callar.

¿Por qué no le gustan los gimnasios?

Soy perezosa para el ejercicio, prefiero reemplazarlo con masajes y una buena alimentación.

[ElEspectador.com]